Azazel.  Este nombre aparece únicamente en Levítico 16.  Se ha pretendido compararlo con Cristo, pero esto va contra el contexto y contra los conceptos que tenían los Judíos sobre este personaje.  El texto dice que el macho cabrío era “enviado a Azazel”; o sea, él no es Azazel.  Podemos entenderse que Azazel habita en el desierto, lugar que se asocia a Satanás.  Veamos esta cita del  libro pseudoepigráfico de 1 de Enoc, capítulo 54 y versos 4 y 5:  “¿Para quién son preparadas estas cadenas de prisión?  Y él me dijo:  Estas están preparadas para los ejércitos de Azazel, para que sean tomados y echados en el abismo de completa condenación, como lo ha ordenado el Señor de los Espíritus…”  The Old Testament Pseudoepigrapha, volume one, edited by James H. Charlesworth, Duke University. Doubleday & Company, Inc., Garden City, New York.  (Traducido del inglés.)

Autoridades Judías dicen que, en el día de las expiaciones, el macho cabrío escogido para Azazel “era enviado al desierto y lanzado a un precipicio.  En fuentes apócrifas y midráshicas,… es variadamente representado como un ángel caído, o un archidemonio, la personificación de la impureza.”  The Standard Jewish Encyclopedia,  Garden City, New York.  Doubleday & Company, Inc.  (Traducido del inglés.)

Vuelve al tema