La teoría Preterista. Según esta teoría, el Apocalipsis describe hechos pasados. Ella considera que las visiones surgen de las condiciones reinantes en el imperio romano en el siglo I d. C. El vidente estaba aterrado ante las posibilidades para el accionar del mal en el imperio romano, y usó imágenes simbólicas para protestar contra este estado de cosas y registrar su convicción de que Dios intervendría para imponer su voluntad. En general, los eruditos liberales apoyan este punto de vista. Les permite entender la obra sin dar demasiado lugar a la profecía predictiva, y al mismo tiempo ver en el Apocalipsis una reafirmación, sumamente necesaria, de la doctrina del gobierno moral de Dios en el mundo. Esta teoría ubica el libro en las circunstancias que prevalecían en la época del propio autor, lo que indudablemente está bien. Pero pierde de vista el hecho de que el libro mismo sé autodenomina "profecía" (Apoc 1:3), y que algunas de sus predicciones, al menos, se refieren a lo que todavía pertenece al futuro.

Favor de regresar a la pagina principal