La teoría futurista. Según esta teoría, a partir del cap. 4 el Apocalipsis se ocupa de los acontecimientos que se producirán al final de los tiempos. No se relaciona con la época en que vivió el profeta, ni con acontecimientos históricos posteriores, sino con lo que ocurrirá en la segunda venida de Cristo. Este enfoque toma en serio el elemento predictivo del libro (Apoc 1:19; 4:1. Tiene a su favor el hecho de que indudablemente el Apocalipsis nos lleva al establecimiento final del gobierno de Dios, de modo que parte de su contenido debe referirse a los días finales. La objeción principal es que este punto de vista tiende a separar completamente el libro de su fondo histórico. No resulta fácil ver qué significado podría haber tenido para sus primeros lectores si es esta la forma en que debemos entenderlo.

Regresa a la pagina principal