APOCALIPSIS 9:13-21: LA SEXTA TROMPETA

Apocalipsis 8:13 dice que las tres últimas trompetas serían tocadas y anuncias por tres ayes, el primero de los cuáles ya pasó (Ap 9:12).  Decíamos también que el ay de Apocalipsis 12:12, está relacionado con Apocalipsis 9:1.  En ambos pasajes se anuncia un período de tiempo.  En uno se nos dice que Satanás tiene "poco tiempo" y en el otro, se le ha dado poder para atormentar a los que no tiene el sello de Dios por cinco meses. El verso 12 del capítulo nueve es un pasaje intermedio como lo es Apocalipsis 8:13.  Este anuncia el fin del primer ay, el fin de los cinco meses y al mismo tiempo anuncia los otros dos ayes que están por venir. Sin lugar a dudas los otros dos ayes son más angustiosos que el primero.  Veamos entonces lo que tiene que decirnos la sexta trompeta.

Y OI UNA VOZ QUE SALIA DE LOS CUATRO CUERNOS (v. 13)“Y oí una voz de entre los cuatro cuernos”.  La orden de tocar la sexta trompeta sale de entre los cuernos del altar de oro.  No debemos olvidar que toda la acción del libro de Apocalipsis se desarrolla en el Santuario Celestial en donde Jesús está llevando acabo una de sus últimas etapas del plan de la salvación, que es el juicio de cada ser humano.  Él está purificando, limpiando el Santuario Celestial, examinando los libros de cada persona que alguna vez profesó seguirle y decidir si esta persona ha de ser salva o no. En este pasaje se nos habla del "altar de oro.  En Apocalipsis 8:3-5 hay más referencias de este altar.  Se le menciona como el altar del incienso, el cual tenía cuatro  cuernos. Según Éxodo 30:1-10 era el lugar de donde ascendían las oraciones de los santos y de donde Dios daba respuestas a sus oraciones por medio del sonido de 7 trompetas.  En Apocalipsis estas peticiones son hechas por los mártires del quinto sello (Ap 6:9).

SUELTA A LOS CUATRO ANGELES (v. 14a)“Desata a los cuatro ángeles”.  Este pasaje tiene relación con Apocalipsis 7:1-3 en donde aparecen también cuatro ángeles. Ya hemos dicho que el número 4 representa universalidad, por eso se les manda a retener a los 4 vientos de la tierra, estando estos de pie sobre los cuatro ángulos del planeta. En Apocalipsis 7:1-3, a estos 4 ángeles se les ordena retener a los cuatro vientos de la tierra.  Ya sabemos que vientos representan en la profecía conflictos y luchas.  Ellos deben retener los vientos para que se pueda llevar a cabo el sellamiento de los hijos de Dios.  Cuando el mensaje final del tercer ángel sea proclamado y cada ser humano halla decidido a favor o en contra de la verdad al oír el cuarto ángel de Apocapisis 18, entonces, terminado el sellamiento de los vivos, los cuatro ángeles pueden soltar los cuatro vientos para que comience el segundo ay (Ap 9:12). La orden que se encuentra en Apocalipsis 9:14 entenderíamos que pone fin al sellamiento y al tiempo de la gracia, como también a la obra de intercesión de Jesús en el lugar santísimo del Santuario Celestial, para dar lugar al derramamiento de las 7 postreras plagas que son las que anuncian a los mortales de la tierra que los cuatro ángeles han soltado los cuatro vientos.  Anuncian además que los cinco meses dados a Satanás han terminado sin haber podido evitar la evangelización de los tres ángeles.  Porque así como después de los 1260 años quedó un remanente, de igual manera después de los cinco meses ese remanente será aumentado a una gran multitud de toda raza, nación y lengua, representada simbólicamente por el número 144.000 sellados que Satanás no podrá destruir. Repasando diríamos que la quinta trompeta abarca el comienzo del sellamiento, la predicación de los mensajes de los tres ángeles que abarca los cinco meses en los cuales a Satanás se le ha dado el poder de atormentar y terminaría al finalizar el período de la gracia, cuando a los cuatro ángeles se les ordena desatar a los cuatro vientos.

QUE ESTAN ATADOS EN EL RIO EUFRATES (v. 14b)  “En el río Eufrates”.  En el capítulo 7 y el verso 1 dice que los cuatro ángeles están de pie sobre los cuatro ángulos de la tierra.  En Apocalipsis 9:14 los encontramos atados en el río Eufrates. El río Eufrates es un símbolo de naciones que como Babilonia se han opuesto a Dios y a su gobierno.  De hecho en Apocalipsis 16:12-16, el Eufrates representa el apoyo que los reyes de la tierra le darán a la bestia en su afán de pelear su última batalla en contra de Dios. Cuando los cuatro ángeles reciban la orden de desatar los vientos, así como Dios por medio de los tres ángeles ha estado reuniendo a su pueblo que dará una cosecha de 144.000 sellados al cierre de la gracia, de igual manera Satanás, según Apocalipsis 16:12, tendrá reunido a su ejército compuesto por tres poderosos poderes que lo apoyan.  Los ángeles que por tanto tiempo han retenido a esas fuerzas demoníacas, las soltarán para que tomen el control de los habitantes de la tierra que no están sellados por el sello de Dios.

Y FUERON SOLTADOS LOS CUATRO ANGELES (v. 15a)“Y fueron desatados los cuatro ángeles”.  El verso 15 no dice por cuanto tiempo serán soltados estos cuatro ángeles”, lo que sí dice, es que lo harán en un momento determinado, eso incluye el año, el mes, el día y la hora.  Soltados los vientos entran en acción estas fuerzas demoníacas a las cuales se les había detenido de actuar (Ap 7:1-3), al mismo tiempo los ángeles de Dios se preparan para herir a la tierra y al mar por medio de las 7 plagas. " Cuatro ángeles poderosos siguen reteniendo los cuatro vientos de la tierra. Así se impide que se desate la terrible destrucción en su plenitud...Los vientos serán el levantamiento de las naciones para librar una guerra mortal.  Mientras tanto los ángeles retienen los cuatro vientos impidiendo que el tremendo poder de Satanás se desate en todo su furor, hasta que los siervos de Dios sean sellados en sus frentes". "Mientras los ángeles retienen los cuatro vientos, los poderes de la tierra reúnen sus fuerzas para la batalla final. Precisamente antes de entrar en el tiempo de angustia, todos recibimos el sello de Dios vivo.  Entonces vi que los cuatro ángeles dejaban de retener los cuatro vientos”. "Los ángeles están hoy reteniendo los vientos de contienda hasta que el mundo sea advertido acerca de su eminente destrucción; pero se está preparando una tormenta, que se va a desencadenar sobre la tierra, y cuando Dios ordene a sus ángeles que suelten los vientos, habrá una escena tal de lucha que ninguna pluma puede describir". "Al Jesús abandonar el Santuario Celestial tinieblas envolverán la tierra, Satanás domina por completo a los impenitentes de la tierra.  La ira de Satanás crece a medida que se va acercando el fin, y su obra de engaño y de destrucción culminará durante el tiempo de angustia” (CS 672, 681). El sellamiento demora muy poco tiempo .  Una vez entonces que los vientos sean desatados, las langostas entran en acción para matar (Ap 9:15), por otro lado, los ángeles de Dios se preparan para derramar las siete últimas plagas sobre los no sellados (Ap 7:1-3). Es agradable saber que los hijos de Dios estaremos protegidos del poder de Satanás durante el tiempo de angustia (Ap 9:4).

 

Continua en la proxima pagina

Pagina principal