Mensaje a Tiatira

Apoc.2:18-28."Escribe al ángel de la iglesia de Tiatira: "El Hijo de Dios, que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice: "Conozco tus obras: tu amor, tu fidelidad, tu servicio, y tu paciencia, y tus obras últimas, más numerosas que las primeras. "Pero tengo contra ti que toleras a esa mujer Jezabel, que dice ser profetisa, y seduce a mis siervos y les enseña a fornicar y a comer cosas ofrecidas a los ídolos. "Le di tiempo para que se arrepienta de la fornicación, y no quiere arrepentirse. "Así, a ella la arrojaré en el lecho del dolor. Y a los que adulteran con ella, los arrojaré en gran tribulación, si no se arrepienten de sus obras."Y a sus hijos heriré de muerte. Así todas las iglesias sabrán que Yo Soy el que sondeo la mente y el corazón. Y daré a cada uno según sus obras."Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a todo el que no tiene esa doctrina, y no ha conocido lo que ellos llaman los profundos secretos de Satanás, os digo: No os impondré otra carga. "Pero la que tenéis, retenedla hasta que yo venga.

"Al que venza. y guarde mis obras hasta el fin, le daré autoridad sobre las naciones. "Las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de arcilla, así como yo recibí autoridad de mi Padre.*"Y le daré también la Estrella de la mañana.*

Tiatira. Para ubicar el año 538 como fecha del comienzo del período de Tiatira, ver lo dicho en cuanto a "Pérgamo". El período de Tiatira se caracteriza como la era de la supremacía papal. La importancia del período de los 1.260 años en la profecía bíblica (ver Apoc. 12:6) sugiere que 1798 bien podría escogerse como fecha final para Tiatira; pero en vista de la importancia de la Reforma en el quebrantamiento de la supremacía papal, 1517 sería también una fecha final apropiada . Algunos podrían sostener que la pérdida de los Estados Pontificios en 1870 y el consiguiente enclaustramiento que se autoimpuso el papa como "prisionero del Vaticano", también harían que dicha fecha fuese digna de consideración. Sin embargo, el año 1870 parece ser un poco tardío para encajar ya sea con los 1.260 años de la profecía o con los siguientes períodos de la historia de la iglesia que se esbozan en Apoc. 2 y 3.

Tiatira.

El origen y significado de este nombre son inciertos. Algunos han sugerido que Tiatira significa "dulce sabor de trabajo", tal vez teniendo en cuenta las "obras" de la iglesia expuestas en el vers. 19. Aunque menos notable que las otras seis ciudades mencionadas, sin embargo la antigua Tiatira se distinguía por el número y la variedad de las artes y los oficios que allí florecían. Entre ellos evidentemente se destacaba el teñido de telas ( Hech. 16:14). Los cristianos de Tiatira sin duda se ocupaban principalmente en los oficios de su ciudad.

El mensaje a Tiatira, aplicado a la historia cristiana, corresponde particularmente con lo que experimentó la iglesia durante la oscura Edad Media. Esa edad oscura resultó ser un tiempo de máxima dificultad para los que verdaderamente amaban y servían a Dios, y el período de la historia de la iglesia que corresponde a Tiatira bien puede llamarse la edad de la adversidad. Debido a la persecución, la llama de la verdad vaciló y casi se apagó.

Algunas tendencias que comenzaron en períodos anteriores llegaron a predominar durante esa edad oscura. Como las Escrituras no estaban al alcance de todos los cristianos, en su lugar se ensalzó la tradición. Se llegó a considerar las obras como un medio para alcanzar la salvación. Un falso sacerdocio humano oscureció el verdadero sacerdocio divino de Jesucristo.

La Reforma consistió esencialmente en un reavivamiento y una restauración de las grandes verdades del Evangelio. La Reforma proclamaba que los hombres sólo se salvan por la fe en Cristo, que su única norma de fe y práctica es la Escritura, y que toda persona puede presentarse por sí misma delante del gran Sumo Sacerdote, Jesucristo, sin un intercesor humano.

Hijo de Dios.

Algunos han llegado a la conclusión de que el título "Hijo de Dios" le fue aplicado a Jesús por primera vez en la encarnación. Otros han pensado que este título describe la relación existente entre Cristo y el Padre antes de la encarnación. Y hay quienes consideran que dicho título se refiere adecuadamente a Cristo antes de que se encarnara, dándole un sentido de anticipación, o sea en relación con su papel en el plan de la salvación.  Por lo tanto, hablar en forma dogmática acerca de este asunto sería ir más allá de lo que la Inspiración ha revelado. Aquí el silencio es oro. Los numerosos nombres y títulos que se le aplican a Cristo en las Escrituras, tienen el propósito de ayudarnos a comprender la relación que tiene él con nosotros en los diversos aspectos de su obra en favor de nuestra salvación. Hay quienes aplican sin vacilar nombres y títulos descriptivos de la obra de Cristo como Salvador de este mundo, a sus relaciones absolutas y eternas con los seres sin pecado del universo. Hacer esto podría llevar a la falacia de aceptar el lenguaje humano como completamente adecuado para expresar los misterios divinos. Este título, como los que introducen los mensajes a las otras iglesias, deriva de la descripción del Cristo glorificado de Apoc. 1: 13 (cap. 2: 1). Aquí se usa el artículo definido para identificar específicamente al Autor del mensaje con la segunda persona de la Deidad .

Amor.

Gr. agápe, "amor" . La evidencia textual establece  la secuencia: "amor, y fe, y servicio, y tu paciencia". Es una enumeración de las "obras" de la iglesia de Tiatíra, entre las cuales el amor y la fe son la base interna de la manifestación externa de servicio y paciencia.

Fe.

Gr. pístis . El verbo griego pistéuÇ significa tanto "creer" como "confiar" o "ser fiel". El sustantivo pístis se traduce "fe", "creencia" y "confianza". El verbo opistéo es lo contrario de pistéuÇ: significa tanto "no creer" como "ser infiel".

Servicio.

Gr. diakonía, "servicio" o "ministerio". Esta palabra se usa con frecuencia en el NT en un sentido general, para incluir toda ministración y todo cargo en la iglesia cristiana (ver Hech. 1: 17, 25; 20: 24; 21: 19; Rom. 11: 13; 1 Cor. 12: 5; 2 Cor. 3: 8-9; 4: 1; 5: 18; 6: 3; 11: 8; Efe. 4: 12; 1 Tim. 1: 12; 2 Tim. 4: 5, 11).,

Postreras.

El mensaje para Tiatira es el único de los siete que reconoce que ha habido un mejoramiento. A pesar de las dificultades en Tiatira, esa iglesia creció espiritualmente. Establézcase un contraste con el caso opuesto de Efeso ,

Unas pocas cosas.

Aunque algunos dicen "tengo mucho contra ti" y otros dicen "tengo poco contra ti", la evidencia textual establece el texto "tengo contra ti que toleras" .

Toleras.

Gr. afi'mi, "permitir", "dejar operar". La iglesia estaba mal no sólo porque muchos abiertamente apostataban, sino también porque no se hacía un esfuerzo diligente para reprimir el avance del mal.

Jezabel.

Ver en 1 Rey 16:31; 18:13; 19:1-2; 21:5-16, 23-25; 2 Rey 9:30-37 el relato acerca de la conducta de Jezabel. Parece que así como Jezabel fomentó el culto a Baal en Israel (1 Rey 21:25), también en los días de Juan alguna falsa profetisa procuraba desviar a la iglesia de Tiatira. El mensaje indica que en Tiatira se extendía más que en Pérgamo (Apoc. 2:14) la apostasía. Cuando se aplica el período de la historia cristiana que corresponde a Tiatira, la figura de Jezabel representa al poder que produjo la gran apostasía de la Edad Media ;  Apoc. 2: 18;  Apoc. 17).

A fornicar... comer cosas sacrificadas.

2 Rey 9:22. Esta conducta sin duda tuvo primero una aplicación local en la iglesia de Tiatira. Aplicado al período histórico de la iglesia representado por Tiatira, representaría una mezcla de paganismo con cristianismo . Este proceso se aceleró al máximo en los días de Constantino y sus sucesores. Hablando en términos generales, el cristianismo medieval fue más pagano que cristiano en su forma y espíritu.

Tiempo.

El ofrecimiento de perdón le fue extendido a la impenitente profetisa durante un tiempo considerable.

No quiere arrepentirse.

No se trataba de un caso de simple ignorancia, ni aun de ignorancia voluntaria, sino de rebelión insistente y desafiante.

La arrojo en cama.

La forma del castigo que le sería aplicado a la falsa profetisa correspondería con su crimen. Esta expresión parece ser de origen semítico, y se usa para describir al que cae enfermo (Exo. 21:18; Judit 8:3,; Mat. 9:2, literalmente "un paralítico arrojado sobre una cama").

Los que con ella adulteran.

No se identifica a esas personas.  cap. 17:1-2.

Si no se arrepienten.

La puerta de la misericordia aún no se había cerrado del todo. Dios nunca se separa de los pecadores; son éstos los que se separan de él.

Las obras de ella.

Desde el punto de vista de Dios que habla a su iglesia, los pecados de Jezabel y sus amantes son esencialmente los pecados de ella porque es ella quien, como profetisa, aspira a dirigir la iglesia.

Hijos.

La fornicación de esta Jezabel era habitual y de larga duración porque tenía hijos. En sentido figurado quizá esto daría a entender que había ganado discípulos fieles. Los castigos caerían no sólo sobre la madre sino también sobre los hijos porque estaban contaminados por su impío carácter. Compárese con la destrucción de los hijos de Acab (2 Rey. 10:7).

Muerte.

Juan puede haber tenido en mente Eze. 33:27 , donde dice muy significativamente: "y a los que están en las cuevas mataré con muerte". En vez de "muerte" el hebreo dice "pestilencia" o "plaga". Posiblemente éste es el significado de "muerte" en este pasaje de Apocalipsis.

Mente.

Literalmente "los riñones" . Antiguamente se creía que en los riñones estaba la sede de la voluntad y los afectos ( com. Sal. 7:9).

Corazón.

Es decir la mente, con el significado de intelecto. Cristo se posesiona tanto de los pensamientos como de las emociones. El juicio de Cristo es justo porque ve y toma en consideración los secretos del corazón. Ver Sal. 7:9; Jer. 11:20.

Los demás.

Es decir, los creyentes leales de Tiatira. Históricamente se refiere a pequeños grupos que a través de la Edad Media procuraron permanecer fieles al cristianismo apostólico. Tales movimientos estuvieron dentro y fuera de la estructura de la Iglesia Católica. Particularmente importantes fueron los grupos de los valdenses en la Europa continental y los seguidores de Wyclef en Inglaterra. Ninguno de esos grupos alcanzó la medida de la verdad evangélica que fue proclamada más tarde por la Reforma Protestante, pero el mensaje "a los demás que están en Tiatira" era apropiado para ellos. Dios no les impuso otra carga sino la de ser fieles a la luz que tenían.

Esa doctrina.

Es decir, las enseñanzas de Jezabel .

Profundidades.

"Cosas profundas". Cristo toma las palabras que los apóstatas orgullosamente aplican a sus propias enseñanzas "lo que ellos llaman" y las aniquila llamándolas llamándolas profundidades de Satanás". Los gnósticos pretendían ser los únicos que conocían "las cosas profundas".

No os impondré otra carga.

Bastaba que fueran fieles a la luz que tenían.

Hasta que yo venga.

La "esperanza bienaventurada" (Tito 2: 13) de la pronta venida de Cristo siempre ha sido el sostén de los cristianos en la aflicción. Cristo no dice necesariamente que vendría durante la vida de los miembros de la iglesia literal de Tiatira, ni tampoco durante el período de la historia de la iglesia correspondiente a Tiatira. 

Al que venciere.

La victoria es un tema que se repite en el Apocalipsis. Las promesas del Apocalipsis han sido especialmente preciosas para los perseguidos hijos de Dios de todos los siglos.

Mis obras.

Es decir, obras que reflejan el carácter de Cristo. Estas obras se hallan en agudo contraste con las "obras" de los que se alían con Jezabel .

Autoridad sobre las naciones.

Regirá.

Gr. poimáinÇ, literalmente "pastorear", y por lo tanto "gobernar" . El pasaje se cita de Sal. 2:9. En cuanto al tiempo, las circunstancias y la naturaleza de la forma en que Cristo quebrantará a las naciones con "vara de hierro"  Apoc. 19: 15. Que los judíos consideraban el pasaje de Sal. 2:9 como una predicción mesiánica, es evidente por los Salmos de Salomón 17:23-24, obra seudoepigráfica, que contiene una plegaria para que Dios suscite al hijo de David "para echar a los pecadores de la heredad, destruir la arrogancia del pecador como vaso de alfarero" y "hacer pedazos toda su sustancia con una vara de hierro". Como los redimidos vivirán y reinarán con Cristo, se los representa aquí compartiendo la obra de Cristo (Apoc. 12:5; 20:4).

Vara.

La palabra que aquí se usa representa al shébet hebreo de Sal. 2:9, que puede corresponder con una vara o cayado de un pastor (Sal. 23:4), un cetro (Sal. 45:6), o una vara de castigo (Sal. 125:3). El contexto de Apoc. 2:27 sugiere que la "vara" aquí es símbolo de gobierno e instrumento de castigo.

Quebradas.

Este dominio o reinado causará la destrucción de los impíos. En cuanto a la naturaleza de ese reino, ver cap. 20:4.

Vaso de alfarero.

 Jer. 19. 1, 10-11.

Como yo también la he recibido.

Ver Mat. 11.27; 28:18; Juan 3:35; 5:22, 27; Hech. 17:31.

La estrella de la mañana.

Es decir, Cristo mismo (Apoc. 22:16;  2 Ped. 1: 19).

Tiene oído.

Es decir, preste atención a los consejos que se han dado (ver com. cap.1: 3). Esta misma declaración acompaña la promesa para cada una de las siete iglesias.

Las 7 Iglesias "En powerPoint"

Pagina Principal