Top of Form

 

LEVÍTICO

Si alguna otra cosa se pueda decir sobre Levítico, es que no se le presta mucha atención y que con frecuencia se mal usa o abusa. Un ejemplo de la poca atención que se le da lo encontramos en el Libro de Adoración. Esta falta de atención al libro de Levítico resalta en agudo contraste con el lugar que tenía en la historia de la comunidad hebrea. Por siglos, la niñez judía comenzaba su educación a los tres años de edad memorizando Levítico. Casi el cuarenta por ciento del Talmud basa sus principios para la vida y la adoración en los textos de Levítico. Para la época de Jesús, 247 de los 613 mandamientos afirmados por el judaísmo rabínico se encuentran en Levítico.

Y si le prestamos atención, entonces es un libro abusado o ridiculizado. Los textos de Levítico son a menudo citados completamente fuera de contexto para establecer una declaración de una verdad absoluta. O, peor aún, la práctica de la pena de muerte, para las partes involucradas en adulterio y la violación al sábado, se usa para poner en duda la validez de todo el libro.

La continua negligencia y mal uso de Levítico deben ser desafiados y corregidos. Un punto de partida sería seguir la propuesta de Douglas John Hall quien sugiere que nos refiramos a las Escrituras como el “más Viejo” y el “más Nuevo” Testamento, en vez del Nuevo y Antiguo, especialmente en una cultura que mira lo viejo con suspicacia o rechazo.

Conectar el evangelio a las escrituras del Testamento “más Nuevo” requiere conocimiento de lo que significa el sacrificio y la penitencia, la ley y la gracia, el pecado y la obediencia. Inclusive los significados y las prácticas del sacerdocio, el tabernáculo, y, más adelante, el Templo son esenciales para comprender lo que significa la vida, muerte y resurrección de Jesucristo. El libro de Levítico pone los cimientos sobre los cuales deben edificarse la adoración y las prácticas cristianas.

Eugene Peterson ha traducido la Biblia en un lenguaje contemporáneo, publicado como El Mensaje (The Message). En su introducción al Libro de Levítico, afirma:

Porque el centro de toda la vida es Dios, y Dios es un Dios santo, requerimos de mucha enseñanza y largos entrenamientos para vivir en respuesta a quien es Dios y no a quien nosotros quisiéramos que fuese…. Levítico es el comienzo a la “mucha enseñanza y los largos entrenamientos” que continúan adaptándose y trabajándose en cada país y cultura donde Dios está formando un pueblo salvo para que viva como Él le hizo para que viviese—santo como Dios que es santo. (El Mensaje, pág. 174)

 

CÓMO ADORAR A UN DIOS SANTO

Levítico es un libro de adoración. Enseña a los hijos de Israel cómo LLEGAR A ESTAR BIEN CON DIOS y cómo PERMANECER BIEN CON DIOS. ¿Cómo puede gente pecadora adorar a un Dios santo? Esta pregunta es contestada en el libro de Levítico.

¿Por Qué El Libro Se Llama Levítico?

Cuando pienses en el nombre Levítico, piensa en las cuatro primeras letras ____ ____ ____ ____ Este libro tiene mucho que decirnos acerca de los hijos de Levi. Levi era uno de los doce hijos de Jacob (ver Éxodo 1:1-2). Los hijos de Levi o los descendientes de Levi son llamados “LEVITAS” (Lucas 10:32). ¿Moisés era descendiente de Levi (Éxodo 2:1-3,10)? ______

Aarón, el hermano de Moisés también era descendiente de Levi. Dios tomó a Aarón e hizo algo especial con él. Dios tomó a Aarón y lo hizo Su sacerdote (Éxodo 28:1). Todos los hijos de Aarón (todos los descendientes varones), también llegaron a ser sacerdotes. Nadie podía ser sacerdote, excepto aquellos hombres que pertenecían a la familia de Aarón.

LOS HIJOS DE LEVI—éstos son los Levitas.
LOS HIJOS DE AARÓN—éstos son los Sacerdotes.

El libro de Levítico tiene mucho que decir sobre los “hijos de Aarón” (los sacerdotes). ¿Puedes encontrar versículos que mencionan a “los hijos de Aarón” en el capítulo 1 de Levítico? ________ _____________________ El libro de Levítico es el LIBRO DE INSTRUCCIÓN DE DIOS PARA LOS SACERDOTES. Cuando se trataba de la adoración, los Levitas y los Sacerdotes eran los líderes del pueblo, y en este libro Dios les dice las cosas que necesitaban saber.

La Palabra Clave

La palabra clave del libro de Levítico es la palabra “SANTO”. Esta palabra se encuentra más de 80 veces en este libro. Por ejemplo, ¿cuántas veces encuentras la palabra SANTO en el capítulo 21 de Levítico? _______

En este libro de Levítico también encontramos muchas, muchas veces la palabra “PECADO” e “INMUNDICIA”. El hombre es pecador e inmundo. Dios es santo y puro e inmaculado. ¿Cómo puede un hombre pecador acercarse a un Dios santo? ¿Cómo puede un hombre inmundo y sucio adorar a un Dios que es irreprochable y puro y transparente?

ISAÍAS 59:2

El Camino A Dios

Hay un solo camino por el cual el hombre pecador puede acercarse a Dios. Debe acercarse a Dios por la vía del SACRIFICIO. El libro de Levítico tiene mucho que decir sobre los SACRIFICIOS DE ANIMALES. Todos estos sacrificios eran ilustraciones de lo que Cristo haría algún día en la cruz por todos. Podemos leer acerca de estos sacrificios en los primeros capítulos de Levítico. Estos sacrificios de animales llevaban un mensaje importante:

1) Sangre debía ser derramada
Jesucristo derramó Su sangre por nosotros (Hebreos 9:22)

2) Un sustituto inocente debía morir. En lugar del pecador, debía morir un animal inocente
Jesucristo murió como nuestro Sustituto (1 Corintios 15:3; Romanos 5:8)

3) La pena de muerte por el pecado debe cumplirse.
Jesucristo murió por nosotros (Romanos 5:6,8).

El SACRIFICIO hace posible que el hombre pecador se acerque a Dios. El SACRIFICIO hace posible que un hombre pecador adore a un Dios santo:

 

¿Te has acercado a Dios por medio del sacrificio de un Sustituto Inocente (1 Pedro 3:18)? _____

Versículo Clave En Levítico

El versículo clave se encuentra en Levítico 19:2: “____________ seréis, porque _____________ soy yo _________________ vuestro ________.” Ver también Levítico 11:44, 45; 20:7, 26. ¿Puedes encontrar un versículo en 1 Pedro capítulo 1 que diga la misma cosa? Vers. ________

DIOS ES SANTO. ÉL está completamente apartado de todo lo que es pecaminoso o impuro. ÉL es santo y puro e impecable.

DIOS QUIERE QUE SU PUEBLO SEA SANTO. Dios quiere que Su pueblo se aparte de todo lo que es pecaminoso o impuro. Dios quería que Su pueblo fuera DIFERENTE de quienes no eran Su pueblo. ¿Quería Dios que fueran diferentes a los egipcios (Levítico 18:3)? _____ ¿Quería Dios que fueran diferentes a la gente que vivía en la tierra prometida (la tierra de Canaán—ver Levítico 18:3)? ______

¿Qué de ti? Si eres un cristiano, ¿quiere Dios que seas DIFERENTE a aquellos que no son cristianos? _______ (ver Romanos 12:2; Efesios 4:17). ¿Por qué? ¿En qué sentido?

Al leer el libro del Levítico y aprender acerca de todos los sacrificios, podemos recordar que JESÚS ES NUESTRO SACRIFICIO (1 Juan 2:2). ÉL murió para que nosotros podamos tener vida eterna.

Al leer el libro del Levítico y aprender acerca de los sacerdotes (los hijos de Aarón), podemos recordar que JESÚS ES NUESTRO GRAN SUMO SACERDOTE (Hebreos 8:1). Podemos acercarnos a un Dios santo por medio de ÉL.

Recordemos lo que aprendimos en el libro del Éxodo. En Éxodo la gente es sacada de la esclavitud y LLEVADA CERCA DE DIOS. En Levítico la gente es MANTENIDA CERCA DE DIOS. El CAMINO A DIOS es por la MUERTE DEL SALVADOR. CAMINAR CON DIOS es por medio de actuar y ser apartado por la VIDA DEL SALVADOR.

Nota: ¿Sabías que el segundo gran mandamiento se encuentra en el libro del Levítico? Ver Mateo 22:36-39. ¿Cuál es el versículo del capítulo 19 de Levítico que contiene este segundo gran mandamiento? _______

1- EL CODIGO DE SANTIDAD

En el libro del Levítico hay una extensa lista de leyes y ordenanzas conocidas como El Código de Santidad (Levítico  17-26). Algunas de estas ordenanzas en esta colección están destinadas "al pueblo de Israel" en general mientras que otras están dirigidas específicamente a los sacerdotes.

La mayoría de nosotros puede sin duda decir que el Libro del Levítico no es uno de nuestros libros de devoción favoritos, y por ende probablemente estemos familiarizados sólo con algunos pasajes de este libro, y estos generalmente sacados fuera de contexto. En preparación a esta parte del estudio, es aconsejable que se lean al menos los capítulos 17 al 20.

Dos referencias específicas en este Código de Santidad han sido entendidas como rechazos inequívocos de la actividad homosexual masculina. Ambas prohíben al hombre "acostarse con varón como con mujer" (Levítico 18:22; 20:13). Estrictamente hablando es imposible para un hombre "acostarse con varón como con mujer". Ya que el texto bíblico no prohibiría algo que es imposible desde el comienzo, el significado de esta prohibición debe ser buscado en algo más que en la estricta interpretación literal del mismo. Esto nos presenta una pregunta sin embargo: ¿prohíbe esta regulación la intimidad homosexual de cualquier tipo, o sólo ese tipo de actividad homosexual que más se acerca a estar "como con mujer", es decir sexo anal?

Cualquiera sea el significado preciso de la frase, tales relaciones sexuales están prohibidas en ambos pasajes porque son una "abominación". Esta palabra hebrea tiene principalmente connotaciones culticas más que morales. Es usada para identificar acciones que son rechazadas no necesariamente porque están mal desde un punto de vista moral, sino porque están asociadas con la adoración de otros dioses. De esto deduce Bailey  que tal actividad homosexual está condenada no porque sea mala en sí misma, sino porque está conectada con el culto a la prostitución en los templos paganos, representa el estilo de vida y de adoración de "ellos":“No hagan como se hace en la tierra de Egipto donde ustedes habitaron, ni hagan como se hace en la tierra de Canaán a donde los llevo. No deber  seguir sus costumbres”

Otras ofensas sexuales en este contexto que son más de naturaleza moral que religiosa (como ser acostarse con la esposa del prójimo, 18:20) son llamadas abominaciones también (ver Levítico 18:26 "... no cometan ninguna de estas abominaciones"). En la antigüedad, objetan estos expertos, no existía tan sutil distinción entre las ofensas culticas y las morales. Lo que tenemos aquí es una franca y tajante condenación de la homosexualidad y de otras prácticas sexuales que se le relacionan.

La lista más amplia de relaciones prohibidas incluye lo siguiente: las relaciones sexuales con una mujer casada (18:20; 20:10); las relaciones homosexuales masculinas (18:22; 20:13); el bestialismo (ya sea masculino o femenino) (18:23; 20:15 ); las relaciones sexuales con la esposa del padre (20:11); relaciones sexuales con la nuera (20:14); el casamiento con una mujer y con su madre (20:14); las relaciones sexuales con una mujer durante su menstruación (18:19); el ofrecimiento de niños a Molek (18:21). De acuerdo con la segunda lista (Levítico 20) todas las relaciones allí identificadas, deberán ser castigadas con la muerte.

DISTINCIÓN ENTRE LO LIMPIO Y LO INMUNDO.

          Muchos cristianos no hacen diferencia entre el mandamiento de comer las carnes limpias e inmundas. Sin embargo, si ellos pudieran darse cuenta de la sabiduría y también la revelación referente a estas cosas, estarían más atentos hacer la diferencia. Cuando Dios sacó a su pueblo de Egipto, El les advirtió lo que ellos podían y no podían comer. Este mandamiento está en Levítico Capítulo 11 y Deuteronomio Capítulo 14; no obstante, mucho antes de este evento ya había una distinción entre los animales limpios y los inmundos. Esta diferencia se encuentra en el primer libro de las Escrituras, Génesis.

          Las condiciones en la tierra se habían vuelto tan violentas y abusivas que Jehová decidió destruir a toda la humanidad, borrarla de la faz de la tierra, pero El tuvo misericordia de Noé y su familia. Jehová le dijo a Noé: «" Ge.6:17-22; "» «"1 Jehova le dijo a Noé: "Entra al arca, tú y toda tu casa; porque Yo he visto que sólo tú de entre esta generación eres recto delante de mí. 2 De todo animal limpio traerás siete parejas, y de los animales que no son limpios, una pareja."» (Ge 7:1-2). Dios reiteró este ejemplo de limpio e inmundo. El les dijo: «"Tú eres el pueblo de Jehová Tu Dios. No te sajarás ni te raparás el pelo por encima de la frente por duelo por un muerto, 2 porque tú eres un pueblo santo para Jehova tu Dios. Jehova tu Dios te ha escogido para ser Su tesoro preciado de todos los pueblos en la faz de la tierra. 3 Nada abominable has de comer. 4 Los animales que puedes comer serán: el buey, la oveja, el cordero, el chivo, 5 el ciervo, la gacela, el corzo, la bicerra, el antílope, el oryx y el carnero montés. 6 Cualquier animal que tiene pezuña hendida que está completamente dividida y también rumia, estos animales puedes comer. 7 Pero no puedes comer aquellos que sólo rumien o que sólo tengan pezuña hendida. Por ejemplo, el camello, la liebre y el conejo son inmundos para ustedes porque rumian pero no tienen pezuña hendida; 8 mientras el puerco es inmundo para ustedes porque, a pesar de que tiene pezuña hendida, no rumia. No puedes comer carne de ellos ni tocar sus cadáveres. 9 De todo lo que vive en las aguas, pueden comer estos: cualquiera en las aguas que tenga escamas y aletas, estos puedes comer. 10 Pero los que no tengan escamas y aletas no puedes comer; son inmundos para ti. 11 Puedes comer cualquier ave limpia; 12 pero estas no puedes comer: el águila, el cóndor, el quebrantahuesos, 13 el milano, ninguna especie de alfaneque, 14 ninguna especie de cuervo, 15 el avestruz, la lechuza, la gaviota, ninguna especie de gavilán, 16 el búho, el mochuelo, el calamón, 17 el pelícano, el buitre, el somormujo, 18 la cigüeña, ninguna especie de garza, la abubilla y murciélagos. 19 Toda criatura de enjambre es inmunda para ti; no serán comidas; 20 pero todas las criaturas limpias que vuelan puedes comer. 21 No puedes comer ningún animal que muere naturalmente; sin embargo puedes dejar que el extranjero que se esté quedando contigo los coma, o venderlo a un extranjero; porque tú eres un pueblo santo para Jehova tu Dios. No puedes cocer un animal joven en la leche de su madre."» Dt.14:1-21).

 
         Noten la distinción. Jehová quería que su Pueblo fuera limpio y santo mientras las naciones del mundo  (no Hebreas, Paganas) eran consideradas inmundas. Una de las diferencias prominente entre los animales limpios e inmundos y aves es que los limpios comen hierba, pastos semillas, etc.; mientras que la mayor parte de los animales inmundos y aves de rapiña, tienen que matar (derramar sangre) para comer o comen de la basura y carroña de lo que ya está muerto. Muchos de los animales inmundos, inclusive los peces, no son más que basureros que se alimentan de carne muerta y putrefacta. Los animales que asedian a otros usualmente lo hacen contra animales limpios, pero ellos no sólo se comen la carne, sino también la sangre.

        Hay gente e inclusive naciones que son tan inmundos en su enfoque a la vida, que ellos también asechan a otros para preservar su propia vida. Por ende derramar sangre, saquean, roban, te esclavizan, y literalmente se chupan la sangre de otros. Es la forma de vivir para ellos. Este camino no es el camino de pureza y de santidad delante de Dios. Dios quiere que su pueblo sea honesto, honrado, íntegro y puro en su enfoque a la vida y en recibir su sustento. 

LOS RUMIANTES

        Los animales limpios rumian y tienen pezuña hendida. La palabra rumiar quiere decir que el animal come pasto y tiene un estómago dividido en cuatro partes; ellos cuando comen se tragan el pasto tal cual, entonces se van a reposar tranquilamente y sacan la comida del estómago y la mastican por segunda vez y la mandan al estómago principal y de ahí a los otros para digestión. De la palabra rumiante viene la palabra rumiar que también quiere decir reflexionar, meditar. Entonces los rumiantes son la gente de Dios que meditan y reflexionan en su enfoque a la vida.

        Jesús le dijo a la gente de su época: «5:39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;5:40 y no queréis venir a mí para que tengáis vida. 5:41 Gloria de los hombres no recibo.5:42 Mas yo os conozco, que no tenéis amor de Dios en vosotros.5:43 Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis. 5:44 ¿Cómo podéis vosotros creer,pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único? 5:45 No penséis que yo voy a acusaros delante del Padre; hay quien os acusa, Moisés, en quien tenéis vuestra esperanza. 5:46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. 
5:47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?
.(Juan 5:39-47)

        Las ovejas se alimentan diariamente por medio de estudiar la Palabra de Dios, de esta forma podemos rumiar, meditar, y después hacer la decisión correcta y tener un completo entendimiento del  (Mesías). Este alimento tiene que ser en el contexto adecuado, porque si no, siempre estaremos en la superficie y no recibiendo las profundidades de la Palabra de Dios. Por tanto tenemos que estar escudriñando todas las Escrituras.

LOS ANIMALES LIMPIOS

        Los animales limpios son el tipo de gente que no sólo comen y se nutren de la Palabra de Dios, sino también reposan para poder rumiar o meditar en Su Palabra y en las cosas de las cuales se han alimentado espiritualmente. Es un proceso de reflexionar en la mente todo lo referente a la Palabra de Dios y cómo se relaciona a Jesús el Mesías. Los animales de pezuña hendida o dividida en dos partes, que es la habilidad de discernir entre la Palabra verdadera y los "mandamientos de hombre" y poder tener entendimiento para hacer lo que agrada a Dios. «"15 Haz todo lo que puedas para presentarte a Dios, como alguien digno de aprobación, como un obrero sin necesidad de avergonzarse, porque maneja sin titubeos la Palabra de la Verdad."» (II Timoteo 2:15)

         Si una persona  pertenece al Mesías, entonces tiene el espíritu del Mesías dentro de él y tiene que hacer lo que le muestre El espíritu de Dios. «"9 Pero ustedes, ustedes no se identifican con su vieja naturaleza, sino con el espíritu con tal de que el espíritu Santo de Dios esté viviendo dentro de ustedes, porque cualquiera que no tenga el espíritu santo no le pertenece a Él. 10 Sin embargo, si el espíritu está en ustedes, entonces por un lado, el cuerpo está muerto a causa del pecado; pero por el otro, el espíritu está dando vida porque Dios los considera justificados."» (Romanos 8:9-10)  Mientras que los animales limpios caminan por esta tierra con pezuña hendida que los llevan a pastizales verdes para que puedan comer el alimento apropiado, El espíritu de Dios es un lazo entre el verdadero creyente y el alimento celestial que es impartido por la Palabra de Dios. Por tanto las llamas de fuego separadas llevan a la oveja al alimento correcto y también tendrá la habilidad de decidir correctamente. 

LOS ANIMALES INMUNDOS

        Así como los animales limpios rumian y tienen pezuña dividida o hendida son los tipos de animales de Jehová, los animales inmundos también son tipos de gente específica. Hay otros animales que rumian pero no tienen pezuña dividida o hendida como el camello, la liebre, el conejo... (Dt. 14:7). Estos animales tipifican a los que rumian, meditan, pero no pueden discernir para reconocer le verdadera Palabra. ¿Por qué? Sencillamente porque no han sido dados el espíritu del Mesías para que puedan discernir. El camello es bien conocido que tiene un temperamento vil. La liebre, en cambio, tiene un temperamento muy tímido y evasivo. Aquellos que tienen el espíritu del Mesías están saturados con el Espíritu de Jehová, no obstante son bien delineados, valientes y audaces en lo que se refiere a la llenura de fe del Mesías.

        Y también está el puerco que no rumia, pero sí tiene pezuña dividida o hendida. El puerco es un animal extremadamente sucio. Come ambos alimentos limpios e inmundos, se revuelca en el fango y en la mugre. Es el tipo de gente que parecen ser creyentes del Mesías y en las Escrituras, pero también están dispuestos a tomar cualquier cosa mugrosa e inmunda, mezclándola con lo limpio y lo santo, tal como mezclar la idolatría y las cosas santa de la Palabra de Dios, por ende contaminando las cosas limpias y puras. Ellos mezclan cosas sucias y profanas, limpias e inmundas y tratan de dividirlas como santa dedicadas al Creador. En otras palabras proclaman lo que es bueno como malo y lo que es malo como bueno. Jesús advirtió a sus emisarios: «"6 "No des lo santo a los perros, ni le eches tus perlas a los cerdos. Si lo haces, las pueden pisotear bajo sus patas, volverse y atacarte a ti."» (Mateo 7:6)

 

Creemos que el pueblo de Dios y los seguidores de Cristo en esta edad Evangélica deben usar para alimentación todas las cosas que Dios ha enseñado desde el principio para este propósito y guardarse de toda alimentación prohibida por la Palabra de Dios (Génesis 7:1-2; Levítico 11:4-20; 1a Timoteo 4:5; Isaías 66:15-17; Mateo 15:17-20).

Esta lección es muy interesante porque hay mucha discusión entre los grupos religiosos. La mayoría afirma que, al morir Cristo, ya no hay distinción entre lo limpio y lo inmundo, justificándose al decir que Él los ha hecho libres de toda clase de leyes, también pretextan que estas leyes son para el judío. Pero ¿qué dicen la Sagradas Escrituras acerca de este tema?

La ley de los alimentos permitidos y aquellos que no se deben ingerir, no es únicamente para el pueblo de Dios, es para todos los seres humanos que deseen alcanzar la perfección espiritual, pero el gentil al no comprender estas leyes, deteriora su salud física, moral, y religiosa al no obedecer la voluntad de Dios.

Nosotros, al considerarnos parte integrante del cuerpo de Cristo, que es su Iglesia, debemos esforzamos para cumplir todos los términos de la Ley. Al formar parte de la Iglesia de Dios, sus integrantes estamos obligados a cumplir con ella como una de las enseñanzas que Jesús nos ha legado del Omnipotente.

La ley de la alimentación fue mencionada antes de iniciar el diluvio. Dios le señaló a Noé la diferencia entre los animales, significando esto que, desde que los hombres comenzaron a comer carne después del diluvio, ya sabían cuál era la diferencia entre los animales limpios e inmundos. Posteriormente instruye a Moisés señalándole los animales comestibles y los que no lo son. En el libro de Levítico capitulo 11 y Deuteronomio 14, encontramos la lista de los animales, aves y peces que Dios estableció como alimentos permitidos.

Los descubrimientos de la ciencia médica nos han mostrado que los animales prohibidos por Dios no son buenos para el consumo del hombre.

Algunos piensan que esta ley, por pertenecer al conjunto de reglas designadas al pueblo de Israel, es exclusivamente para ellos, pero como ya mencionamos, 800 años antes de que Moisés recibiera estas leyes Noé supo hacer diferencia entre los animales limpios e inmundos, alimentación sana y limpia, sin ninguna ley de prohibición. ¿Por qué insistir en comer lo que Dios ha prohibido? En ninguna parte de su Palabra encontramos que Dios haya cambiado su voluntad, ya que incluso el mismo profeta Isaías en el capítulo 66, refiriéndose a los acontecimientos futuros, declara que todos los que comen carne de puerco serán destruidos (Isaías 66:17).

Dios ha puesto esta ley para enseñar a sus hijos que la obediencia fortalece nuestro espíritu y nos purifica el cuerpo físico, ya que es Dios quien habita en nuestro ser, por lo tanto debemos ser santos como nuestro Padre es Santo (Levítico 11:44-45).

Después de la muerte de Cristo el apóstol Pedro nos recuerda que el Señor quiere que seamos un pueblo santo, una nación diferente separada del mundo. Las leyes que Dios nos ha dado son para cumplirse y no han cambiado.

Hermanos, Dios siempre ha querido que su pueblo sea santo y para ello debemos comprometernos a guardar los mandamientos del Altísimo. Las leyes de Dios no han cambiado, son para siempre y deben cumplirse.

PREGUNTAS

1. ¿Cuál era la misión de los sacerdotes y cuál la del Ministerio de hoy? Ezequiel 44:21, 23; 1a Timoteo 4:13; Tito 2:1.

2. ¿Qué hizo Dios a los que no hicieron diferencia entre lo limpio y lo inmundo? Ezequiel 22:26, 31.

3. ¿Desde cuándo se conocen los alimentos limpios e inmundos? Es decir, ¿desde cuándo se conoce esta ley? Génesis 7:1-2; 8:20.

4. ¿Hizo Dios una clasificación específica de los animales ofrecidos en holocausto? Levítico 1:4-20.

5. ¿Qué representa la visión de Pedro? Hechos 10:9-17, 28-29.

6. ¿Qué da a entender el apóstol Pablo en 1a Corintios 10:25?

7. ¿Cómo son consideradas las ranas y algunas aves en Apocalipsis 16:13; 18:2?

8. ¿Por qué es importante cumplir con la Ley? 1a Juan 3:4; Romanos 6:23; Mateo 19:17.

9. Si nuestro cuerpo es templo de Dios y del Espíritu Santo, ¿cómo debemos mantenerlo? 1a Corintios 3:16; 6:19; 12:27.

Pagina principal:  AÑO BIBLICO EN AUDIO

Apocalipsis 18:4 "Salid de ella pueblo mio"

mailto:fello777@hotmail.com?subject=Ano%20Biblico

Recopilado por: Rafael Vega

 

 

 

 

 

 

 

 

Counter