LA PRIMERA BESTIA “APOCALIPSIS 13:1-10”

 1Y YO me paré sobre la arena del mar, y vi una bestia subir del mar, que tenía siete cabezas y diez cuernos; y sobre sus cuernos diez diademas; y sobre las cabezas de ella nombre de blasfemia.  2Y la bestia que vi, era semejante á un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dió su poder, y su trono, y grande potestad.  3Y vi una de sus cabezas como herida de muerte, y la llaga de su muerte fué curada: y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.  4Y adoraron al dragón que había dado la potestad á la bestia, y adoraron á la bestia, diciendo: ¿Quién es semejante á la bestia, y quién podrá lidiar con ella?  5Y le fué dada boca que hablaba grandes cosas y blasfemias: y le fué dada potencia de obrar cuarenta y dos meses.  6Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar su nombre, y su tabernáculo, y á los que moran en el cielo.  7Y le fué dado hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También le fué dada potencia sobre toda tribu y pueblo y lengua y gente.  8Y todos los que moran en la tierra le adoraron, cuyos nombres no están escritos en el libro de la vida del Cordero, el cual fué muerto desde el principio del mundo.  9Si alguno tiene oído, oiga.  10El que lleva en cautividad, va en cautividad: el que á cuchillo matare, es necesario que á cuchillo sea muerto. Aquí está la paciencia y la fe de los santos.”

Los versos del uno al diez describen a la primera bestia que recibe poder del dragón.  Esta bestia recibe una herida de muerte.  Herida que una vez curada, hará que ésta bestia ejerza su poder destructor. Esta bestia es introducida después de una serie de visiones y de explicaciones dadas a Juan.  Este poder resucita en la profecía después de varios siglos de haber sida anunciada por Daniel (Dan 7).  Ella ha de jugar un papel importante en el desarrollo profético en el tiempo del fin.  Ella ha de aparecer después de la caída de los imperios anunciados por Daniel (Dan 7).

LA BESTIA QUE SUBE DEL MAR   (vv. 1-2) “Y vi subir del mar una bestia”.  Esta bestia se parece a las bestias mencionadas en Daniel siete que también sube del mar.  Mar es símbolo de pueblos y de naciones (Ap 17:5).  “Tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas un nombre blasfemo”.  La cuarta bestia de Daniel tenía diez cuernos (Dan 7:7).  Los cuernos representan diez reyes (Dan 7:24).  “Era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de léon y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad”.  Esta bestia es una combinación de las bestias de Daniel dos.  Las cuales representan a Babilonia, Medo-Persa, Grecia y Roma. 

 El hecho que el dragón le de toda autoridad, indica que es el poder sobre la tierra por medio del cual el va a tratar de perseguir y destruir a la iglesia.

“Siete cabezas”.  Podrían representar poderes políticos que Satanás ha usado y usará.  La mujer de Apocalipsis 17, tiene siete cabezas y diez cuernos (Ap 17:7).  Las siete cabezas representan siete montes o siete reyes (Ap 17:9-10).  Los diez cuernos son diez reyes (Ap 17: 12).  Esta siete cabezas podrían ser:  Babilonia, Medo-Persa, Grecia, Roma imperial, Roma papal, la segunda bestia de Apocalipsis trece y la Gran Babilonia.“Diez reyes”.  Los reyes de la tierra que le darán el apoyo final a Babilonia (Ap 17:12).

"LA TIERRA SE MARAVILLO EN POS DE LA BESTIA"   (vv. 3-10) “Vi una de sus cabezas como herida de muerte”.  Una de las siete cabezas está como herida de muerte.  Es decir, está herida, pero viva.  Su herida ha de ser sanada, cuando eso ocurra, la tierra se maravillará en pos de la bestia.  Satanás es el que le da su poder y su autoridad.  “Para actuar por cuarenta y dos meses”.  Su autoridad está limitada a cuarenta y dos meses.  Período que ya estudiamos en este seminario Por esos 1260 años la bestia hizo lo que quiso.  Los versos del cinco al diez describen lo que hizo.  (Daniel 7:7-8, 20-21, 23-25, 8:23-25). 

"Hacer guerra contra los santos,autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación, abrió su boca en blasfemias contra Dios”. 

Por unos doce siglos la iglesia cristiana fue un instrumento en las manos de Satanás para matar, destruir y blasfemar”.  “Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad”.  En el año 1798 este poder político-religioso recibió una herida de muerte.  Su poder fue quitado y reducido como la profecía lo indicaba.   La primera bestia de este capítulo volverá a surgir gracias a la segunda bestia que estudiaremos en este Seminario.

Comentario del Apocalipsis