13.Un Cataclismo Peor que Katrina

“Descubriendo los Misterios de Genesis - Un Estudio sobre el Principio y el Fin en la Biblia” es un curso Biblico que tiene como proposito explicar las grandes profecias de la Biblia desde la perspectiva del libro de Genesis. Usted se maravillara de la forma clara, sencilla y profunda en que el pastor Esteban Bohr explica estas profecias.En esta página podrá escuchar el tema o puede también bajarlo a su computadora para que lo pueda estudiar. Son 38 temas en esta página empezaremos con el primer tema “El dia casi olvidado”


13.Un Cataclismo Peor que Katrina

Un Cataclismo Peor que Katrina

Un Cataclismo Peor que Katrina

Nuevamente quiero saludar a todos los que están viendo este programa vía satélite, en la pantalla de televisión o donde quiera que se encuentren.

También quiero darle un saludo muy cordial a todos los que han venido aquí al local con el fin de estudiar este tema tan importante que se titula:

Un Cataclismo Peor que Katrina.

Yo creo que no necesito explicarles qué es Katrina.

Es ese huracán terrible que azotó el área del sureste de los Estados Unidos que inundó la ciudad de Nueva Orleáns y mató a mas de mil personas. Un desastre que destruyó prácticamente a una ciudad completa.

Pero hoy queremos estudiar un cataclismo o una catástrofe mucho más grande que la catástrofe que se realizó en Nueva Orleáns.

Me refiero al gran diluvio universal en los días de Noé.

Ahora, yo quisiera comenzar en Génesis 3:15 para colocar el marco de lo que vamos a estudiar en nuestro tema de hoy.

Aquí Dios le esta hablando a Satanás. Jesús le está hablando a Satanás. Satanás ha vencido a Adán y Eva.

Pero Dios le va a decir a Satanás. Yo voy a mandar una simiente al mundo y esa simiente te va a hacer la guerra.

En el proceso de la guerra tú le vas a herir a la simiente en el calcañar. Pero él te va a dar una herida mortal en la cabeza.

Dice en Génesis 3:15: "Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; Ésta", es decir la simiente de la mujer, "te herirá en la cabeza, y tú le herirás", a la simiente de la mujer, "en el calcañar".

Ahora, como hemos estudiado, cuando Satanás escuchó estas palabras, él se propuso que no iba a permitir que viniera esa simiente.

Porque él dice: "Si dejo que venga esa simiente, me va a aplastar la cabeza. Así que desde este momento en adelante yo voy a impedir que esa simiente venga al mundo. Si no viene no me va a aplastar la cabeza".

Y desde el mismo comienzo de la historia encontramos que Satanás maniobra para impedir que la simiente venga.

El primer ejemplo de esto lo encontramos en Génesis en el capítulo 4 en la historia de Caín y Abel. Y lo que quiero hacer es ir a 1 Juan 3, a donde se relata la experiencia de Génesis el capitulo 4. 1 San Juan 3:12.

"No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas".

Quiero que noten aquí que dice que Caín era del maligno.

Es decir, la acción de Caín no fue solamente de él. Estaba el maligno detrás de él. Y el propósito era matar a la simiente.

Pero como hemos estudiado, cuando Caín mató a Abel, Dios levantó otra simiente para tomar el lugar de Abel.

Leamos eso en Génesis 4:25. Dice: "Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo" en realidad en el hebreo dice otra simiente, "en lugar de Abel, a quien mató Caín".

Así que Satanás dice: "Yo voy a matar a la simiente".

Y Dios dice: "Si tu me matas a la simiente de donde vendrá la simiente entonces yo voy a traer otra simiente al mundo.

No vas a poder derrotar mi plan matando a la simiente".

Así que Satanás decidió implementar un plan B. Otro método para impedir que viniera la simiente.

Ya que se dio cuenta que matando a la simiente no le servía de nada porque Dios trajo otra simiente, él se propuso a usar otra metodología.

Ahora, el diablo se dio cuenta que en realidad, estas simientes preliminares, no eran las simientes de Génesis 3:15.

El diablo se dio cuenta que Dios estaba preparando un linaje, estaba preparando una genealogía, de donde finalmente iba a traer a la simiente de Génesis 3:15 al mundo.

Así que Satanás dice: "Bueno, no puedo matar a la simiente porque Dios trae otra simiente cuando mato una, así que voy a usar otro método.

Lo que voy a hacer es procurar corromper el linaje para que el linaje pierda su identidad, para que se corrompa. Y de esa manera, si puedo interrumpir el linaje entonces de ese linaje no va a venir ningún Mesías, no va a venir la simiente prometida".

Así que el diablo se propuso a implementar un segundo plan, podríamos decirle el plan B.

Ahora, antes de hablarles del plan B, necesito leer un pasaje que encontramos en Mateo 24:37-39.

Algunos se preguntarán: Pastor, ¿por qué estamos estudiando la historia del diluvio?

Sencillamente porque el Señor Jesucristo dijo que la historia del diluvio es una ilustración de lo que va a pasar al final de la historia del mundo.

Es decir, el diluvio es un evento histórico pero también es una profecía.

Si podemos entender lo que sucedió allá, vamos entonces a entender lo que va a suceder al final de la historia.

Fíjense que el Señor Jesús enseñó esto en San Mateo 24:37. "Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre".

¿Captaron eso? Como fue allá así será. Versículo 38.

"Porque como en los días antes del diluvio, estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos", y ahora escuchen, "así será también la venida del Hijo del Hombre".

Es decir, el Señor Jesucristo declaró que lo que pasó en los días de Noé va a suceder de nuevo al final de la historia.

Así que si entendemos lo que pasó allá, vamos a entender lo que va a pasar al final de la historia.

Ahora vamos a hablar un poco del plan B de Satanás.

Plan A era matar a la simiente. No le funcionó muy bien.

Así que Satanás dice: "Lo que voy a hacer es corromper el linaje de donde va a venir el Mesias".

Vayan conmigo a Génesis el capitulo 6 y vamos a leer los versículos 1-4. Dice: "Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios, que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne, mas serán sus días ciento veinte años. Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre".

Encontramos en estos versículos una mezcla entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres.

Ahora, la mayoría de los eruditos hoy en día, creen que los hijos de Dios eran Ángeles y que las hijas de los hombre son o eran humanas, de la raza humana.

Es decir, hubo una relación sexual entre Ángeles y seres humanos que produjo los gigantes.

Produjeron híbridos que se les llama los gigantes, o los nefilim, como dice en hebreo, aquí en Génesis el capitulo 6.

Ahora, necesitamos entender bien, bíblicamente quiénes son los hijos de Dios y quiénes son las hijas de los hombres.

Quiero decirles que los hijos de Dios no eran ángeles.

Las hijas de los hombres sí eran humanas.

Ahora, permítanme mencionarles tres razones, luego voy a mencionarles una cuarta razón que no es bíblica, pero es importante igual.

Tres razones bíblicas por las cuales los hijos de Dios no eran ángeles.

Número 1: Los gigantes que se mencionan en Génesis 4, no fueron el fruto del cruce entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres.

Porque dice que había gigantes en aquellos días, y también había gigantes después que los hijos de Dios entraron a las hijas de los hombres.

Es decir, había gigantes antes de que hubiese los cruces y había gigantes también después. Es decir, los gigantes, o los nefilim, no eran el fruto de una relación entre ángeles y seres humanos.

En segundo lugar, estos gigantes, nefilim, en hebreo, se mencionan solamente en otro lugar en el Antiguo Testamento. Les voy a mencionar la referencia #1333. Dice que en la tierra de Canaán había gigantes cuando Israel iba a entrar en Canaán. Ahora, esos no podrían haber sido ángeles, los mismos ángeles que supuestamente existieron después del diluvio, porque cuando vino el diluvio todos los gigantes fueron ¿qué cosa? Todos los gigantes fueron destruidos en el diluvio. Así que, había gigantes después del diluvio. Los nefilim de Génesis 6 fueron destruidos en el diluvio, así que no podemos decir que los gigantes eran Ángeles o eran híbridos, el fruto de una mezcla entre ángeles y seres humanos.

En ese caso tendríamos que decir que los gigantes en Canaán eran una combinación de ángel y ser humano. Pero en realidad sabemos que eran sencillamente gigantes humanos que había en Canaán que el pueblo de Israel tuvo que conquistar.

La tercera razón por la cual encontramos que los hijos de Dios no eran ángeles es porque el Señor Jesucristo declaró que los ángeles no se casan ni se dan en casamiento. Es decir, los ángeles no contraen matrimonio, y por lo tanto no es posible que los hijos de Dios hayan sido ángeles que se entremezclaron con las hijas de los hombres.

Además de eso, la cuarta razón que no es bíblica, pero es muy importante. Yo examiné los expositores de la Biblia como los grandes reformadores protestantes, Martín Lutero, Juan Calvino, Swinglio, todos esos grandes eruditos de la Palabra de Dios, y todos dicen que los hijos de Dios, son los descendientes de Set.

Es decir, el linaje de los justos. Mientras que las hijas de los hombres son las mujeres que se mencionan en el linaje de Caín y se mencionan a tres de ellas por nombre en el linaje de Caín. Es decir, los hijos de Dios, son los fieles del linaje de donde vendrá el Mesías. Las hijas de los hombres representan las malvadas mujeres que están en la genealogía de Caín.

Ahora ustedes dicen, Pastor Bohr, ¿cómo sabemos eso? Bueno, hay varias razones. En primer lugar, tenemos que mirar el contexto.

En Génesis 4 está la genealogía de Caín. En Génesis 5 está la genealogía de Set, que es la genealogía de los justos, el linaje de los justos.

Y luego Génesis 6 comienza hablando de hijos de Dios e hijas de los hombres.

Fíjense que interesante. Génesis 4, el linaje de Caín, de los malos.

Génesis 5, el linaje de Set, el linaje de los buenos.

Y luego Génesis 6 habla de la mezcla entre hijos de Dios e hijas de los hombres.

Es decir, los hijos de Dios son los del linaje de Set, mientras que las hijas de los hombres son las mujeres en el linaje de Caín. Además de eso hemos visto que en el libro de Génesis se habla de dos simientes.

Se habla de la simiente de Satanás y de la simiente de la mujer.

Se habla de los hijos de Dios y de los hijos de los hombres.

Se habla de Isaac e Ismael.

Se habla de Jacob y de Esaú.

En cada caso las dos simientes son seres humanos. No son el fruto de una relación entre un ángel y un ser humano. Las dos simientes son simientes humanas.

La única diferencia es que una simiente tiene el carácter de Satanás y la otra simiente tiene el carácter de Dios.

Es decir, en Génesis la batalla entre las dos simientes es la batalla entre los seguidores de Satanás y los seguidores de Dios.

Además de eso en el resto de la Biblia, la expresión hijos de Dios se refiere a los que han recibido a Jesús y se han convertido al Señor.

Noten lo que dice por ejemplo en Romanos 8:14.

Dice aquí lo siguiente. "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios".

¿Quiénes son los hijos de Dios, los que son guiados por quién? Por el Espíritu de Dios.

Y varias veces en el Nuevo Testamento se usa la expresión 'hijos de Dios' para hablar de los que son fieles al Señor.

Es decir, tenemos varias razones, en primer lugar el contexto inmediato de Génesis 4 y 5.

En segundo lugar, la idea de las dos simientes en Génesis.

En tercer lugar el significado bíblico de la expresión 'hijos de Dios', y también tenemos lo que dicen los eruditos que son, que los hijos de Dios son los conversos y las hijas de los hombres eran las mujeres malvadas de la genealogía de Caín.

Es decir que cuando se dice que se entremezclaron los hijos de Dios con las hijas de los hombres, esta diciendo que los conversos, los que eran fieles a Dios empezaron a casarse con las que pertenecían a la genealogía de los impíos.

Empezaron a entremezclarse. Y el resultado fue gigantes. No solamente gigantes en estatura, sino gigantes para hacer el mal.

Porque cuando se mezcla el bien y el mal el resultado es terrible.

Por eso Dios le dijo a Israel que no se entremezclara con las naciones de Canaán.

Ahora, yo pregunto, ¿por qué quería Satanás entremezclar los hijos de Dios, o el linaje de los fieles, con el linaje de los infieles?

Porque estaba implementando ¿el plan qué? El plan B.

Él dice, "si yo logro que los descendientes de Caín se entremezclen con los descendientes de Set, los descendientes de Set van a perder" ¿su qué? "Van a perder su identidad y mi linaje se va a tragar el linaje de los hijos de Dios". ¿Y saben que casi sucede así?

Yo pregunto, ¿cuántas personas creen ustedes que vivían en este mundo el día antes del diluvio? ¿Mil, cinco mil, un millón?

Mis queridos amigos no cabe duda de que en este mundo había millones de personas antes del diluvio.

Entre la creación y el diluvio pasaron 1,656 años en un mundo donde no había recursos naturales.

En un mundo donde prácticamente no existía la enfermedad.

En un mundo a donde Dios había dicho que debían fructificar y multiplicar y llenar la tierra.

En un mundo a donde los hombres vivían hasta tener casi mil años.

¿Cuántos hijos puede tener un hombre de mil años, casi mil años, porque Matusalén murió de 969 años?

Imagínense cuando llegaban a los 400 años todavía eran 'teenagers'.

Estaban un poquitos mas allá de la adolescencia. Podían tener muchísimos hijos. No había infertilidad.

Es decir, no cabe duda que había millones de personas en el mundo el día antes del diluvio.

Porque la Biblia dice que toda la tierra estaba llena de violencia. Toda la tierra estaba habitada. Y sin embargo escuchen lo aterrador.

De los millones que habitaban el planeta tierra, ¿cuántos permanecieron fieles a Dios?

Solamente quedaban 8 personas fieles a Dios. Y todos eran de la misma familia. Eran del linaje de Set. Noé es él ultimo personaje que se menciona del linaje de Set.

Ahora yo pregunto, ¿qué hubiera sucedido si Dios no hubiera destruido el mundo por un diluvio? Hubiera terminado de corromperse el linaje de donde iba a venir el Mesías o la simiente, y Dios no hubiera tenido a nadie a través del cual traer a la simiente prometida al mundo.

Ese era el propósito de Satanás. Era acabar con el linaje, entremezclando a los justos con los injustos. Y el resultado fue estos nefilim, estos gigantes.

No solamente en tamaño sino gigantes en hacer el mal. Y la Biblia dice que antes que se entremezclaran había también gigantes.

Es decir, los gigantes no eran el fruto solamente de la entremezcla de los justos con los injustos. Ahora, necesitamos hablar un poquito sobre lo que sucedió antes del diluvio que llevó finalmente a este gran cataclismo universal.

Notemos en primer lugar la maldad que había en la tierra. Vayan conmigo a Génesis 6:5.

Dice: "Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal".

Fíjense las expresiones que se usan. "Mucha en la tierra, maldad".

Dice, "todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal".

Y fíjense cual fue el resultado de esto. Versículo 11, 12. "Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.

Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra".

¿En qué condición estaba la tierra antes del diluvio? Prácticamente, completamente corrompida por el pecado y llena de violencia y por lo tanto Dios dice: "Yo voy a destruir al planeta Tierra".

Pero Dios nunca destruye una civilización sin primero enviar un mensaje de advertencia.

Y por lo tanto Dios levantó a un hombre llamado Noé para proclamar su mensaje de advertencia a ese mundo de que iba a ser destruido por la iniquidad que ellos tenían. Quiero que noten lo que dice en 2 Pedro 2:5 sobre este predicador.

Dice aquí: "Y si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé", escuchen bien, "pregonero de justicia", predicador de justicia, el que proclamó la justicia, "con otras siete personas, trayendo el diluvio sobre el mundo de los impíos".

¿Qué fue lo que proclamó o pregonó Noé? Pregonó que era necesario tener justicia.

Noten lo que dice el libro de los Hebreos 11:7. Aquí está hablando nuevamente del mensajero que Dios levantó.

Dice: "Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase, y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe".

¿Qué hizo Noé? Noé predicó y también construyó. Porque si sencillamente hubiera dicho que Dios iba destruir al mundo y no hubiera hecho nada, como que la gente no le hubiera creído mucho.

Pero si él predica el mensaje y vive el mensaje haciendo el arca, la gente queda absolutamente sin excusas.

Ahora, ¿qué mensaje proclamó Noé? ¿Era un mensaje de amor?

Sí. "Dios", les dijo, "Dios ama esta civilización. Dios no quiere destruirlos. Dios quiere que vivan. El no quiere la muerte del pecador. Arrepiéntanse de su pecado. Cambien sus vidas por el poder de Dios. Y entonces Dios no va a enviar el diluvio. Pero si no se arrepienten y cambian sus caminos el diluvio vendrá".

¿Cuánto fruto tuvo el mensaje de Noé? De millones de personas solamente su familia recibió el mensaje.

Vivimos en un mundo hoy a donde la gente cree que la mayoría está con Dios.

¿Saben ustedes que en la Biblia la mayoría nunca ha estado con Dios? Es la minoría la que está con Dios.

Algunas personas dicen ¿cómo es que los adventistas pueden tener razón cuando ellos dicen que se debe guardar el sábado cuando casi todo el mundo guarda el domingo?

La gente se rige por las mayorías y no por lo que enseña la Santa Palabra de Dios. El mensaje de Noé no fue un mensaje blandito, no fue un mensaje suave.

No era un mensaje: "Bueno, Dios ama a todo el mundo, Dios no va a destruir a nadie. Todo va a andar bien. No se preocupen".

Él predicó justicia. Dijo: "Arrepiéntanse y cambien sus caminos, porque la destrucción vendrá".

Ahora escuchen bien. El mensaje de Noé no fue un mensaje fácil. ¿Saben por qué? Les voy a compartir algunos datos.

No los vamos a leer. Solamente se los voy a compartir. Están en su lista de textos. Según Génesis 2:5 y 6, la tierra al principio era regada por un vapor que subía de la tierra.

Es decir, no había llovido antes del diluvio nunca. La tierra no era regada por lluvia sino que era regada por un vapor que subía de la tierra. (Génesis 2:5 y 6.

Y algunos dirán, pero Pastor, ¿cómo llegó a estar esa agua debajo de la tierra para que pudiera salir como un vapor? Bueno en Génesis 1 y el versículo 2 nos dice que este planeta estaba cubierto de agua antes de la creación.

Y en Génesis 1:7 nos dice que Dios tomó parte de esa agua y la puso debajo de la tierra y tomó otra parte de la agua y la colocó encima de la tierra y eso llegó a ser la atmósfera. Es decir, el agua que cubría el planeta, Dios tomó parte y la colocó arriba y tomó parte del agua y la colocó abajo.

El agua que colocó bajo la tierra era la que subía para regar la tierra como un vapor.

Cuando Dios trajo el diluvio a este mundo, Dios no tuvo que inventar agua. Dios no tuvo que crear agua.

Lo único que tuvo que hacer fue, abrir las ventanas del cielo a donde había colocado el agua arriba y traer el agua que esta debajo de la tierra, las fuentes del gran abismo, y traer el agua que estaba abajo para nuevamente cubrir el planeta. Es decir, el agua que puso arriba y abajo ahora Dios en el diluvio trae el agua de arriba y trae el agua de abajo y nuevamente llena el planeta como era antes del diluvio.

Ahora, ¿ustedes pueden imaginarse cuán ilógico era el mensaje de Noé, cuán absurdo, cuán anti-científico?

Imagínense predicando que Dios va a traer un diluvio, llenar la tierra con agua, cuando nunca había llovido, de que Dios iba a traer agua del cielo y se iba a llenar el planeta con agua. Yo me imagino los científicos, a los historiadores, inclusive a los psicólogos, diciendo: este hombre está loco.

Porque nunca ha llovido. Esto es científicamente imposible. Pero como leímos en Hebreos 11 y el versículo 7, Noé tenía fe. ¿Saben lo que es fe?

Es muy sencillo. Dios habla algo, yo creo lo que Dios dice y actuó a base de lo que dice. Es decir. Fe no es creer lo que Dios dice.

Fe es creer lo que Dios dice suficientemente como para hacerlo.

Dios le dice a Noé: "Noé voy a mandar un diluvio. Esa es mi palabra. Te prometo que voy a mandar un diluvio. ¿Y que hace inmediatamente Noé?

Noé se sienta y dice: "Ay Señor, gracias por esta revelación, te lo creo". No. ¿Inmediatamente qué hace? El y sus hijos van y empiezan a cortar árboles, y sacan los clavos y sacan los martillos.

Porque cuando ellos oyen la palabra de Dios actúan y obedecen lo que Dios dice. Eso es tener fe.

Eso demostró que ellos creían el mensaje que estaba proclamando Noe. Por eso dice que por su fe condenó al mundo.

Noé invirtió todo lo que tenía en el arca, todo su tiempo, todos sus talentos, todo su dinero, todas sus energías, las dedicó para construir el arca.

Y cada martillazo que Noé y sus hijos daban en el arca, indicó que ellos creían el mensaje que Dios había dado y que en serio Dios iba a mandar un diluvio sobre el mundo.

Ahora, saben ustedes que el mensaje de Noé fue acompañado por el poder del Espíritu Santo.

Noten lo que dice Génesis el capitulo 6 y el versículo 3. "Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años".

¿Qué estaba haciendo el Espíritu Santo a medida que Noé proclamaba su mensaje durante los ciento veinte años?

Dice que el Espíritu Santo estaba haciendo ¿qué cosa?

Estaba contendiendo con toda carne.

Es decir, estaba luchando con la gente para que la gente escuchara el mensaje de Noé, lo recibiera y lo aceptara.

Es decir, el mensaje de Noé no fue solamente un mensaje aislado de él, sino cuando proclamó el mensaje lo proclamó con poder porque iba con la convicción del Espíritu de Dios.

Y lo interesante es que a pesar de que Noé predicó ciento veinte años, solamente su familia creyó y aceptó el mensaje que Dios estaba dando a través de Noé.

De los millones de personas solamente ocho creyeron que Dios iba a mandar un diluvio y aceptaron el mensaje aparentemente absurdo y anti-científico de Noé. Finalmente llegó el momento en que se debía entrar al arca.

Y fíjense qué maravilloso es Dios. No solamente Dios a través de Noé proclamó un mensaje de juicio, de que Dios iba a venir en juicio.

Un mensaje de que Dios quería salvar esa civilización.

Un mensaje acompañado por el poder del Espíritu Santo, sino que Dios hizo un maravilloso milagro.

Noten lo que dice Génesis 7:8 y 9. Está hablando sobre los animales.

Y dice lo siguiente: "De los animales limpios, y de los animales que no eran limpios, y de las aves, y de todo lo que se arrastra sobre la tierra, de dos en dos entraron con Noé en el arca, macho y hembra, como mandó Dios a Noé".

Ahora, en la versión de Hollywood del diluvio, aparecen los hijos de Noé por allá cazando animales y halándolos duro para que vengan al arca.

Pero la versión bíblica dice que los animales vinieron de dos en dos a Noé en al arca.

Y entraron en orden al arca.

Es decir, los animales obedecían a Dios y los seres humanos no.

Dios estaba diciendo que los seres humanos habían caído a un nivel sub-animal.

Porque los animales escuchaban a Dios mientras que los seres humanos tenían la conciencia casi completamente cauterizada con la excepción de Noé y su familia. Ahora me imagino a Noé parado en la puerta del arca.

Todos los animales han entrado. Su familia está adentro. Y viene la ultima invitación.

Pero los que están fuera del arca se burlan.

Dicen: "Esto es anti-científico. Esto no va a pasar".

¿Y saben lo que sucede luego?

Noten lo que dice Génesis 7:16. Ya cuando se ha presentado el mensaje, los animales han entrado.

Sucede algo solemne.

Dice allí: "Y los que vinieron", noten, los que vinieron, no los fueron a buscar, "los que vinieron, macho y hembra de toda carne vinieron, como le había mandado Dios"; y ahora escuchen, "y Jehová" ¿le qué? "Y Jehová le cerró la puerta".

Y apenas se cerró la puerta empezó a llover. ¡Ah no, si están despiertos, y los que están viendo están despiertos!

¿Empezó a llover en el momento en que se cerró la puerta? No.

¿Cuánto tiempo pasó? Vamos a leerlo. Génesis 7:10. Algo muy interesante sucedió.

La puerta se cerró pero no cayó la lluvia enseguida.

Dice en el versículo 10. "Y sucedió que al séptimo día las aguas del diluvio vinieron sobre la tierra.

¿Cuánto tiempo pasó entre cuando se cerró la puerta y cuando empezó a llover? Pasaron 7 días.

Yo pregunto, durante esos 7 días,

¿los justos estaban vivos dentro del arca?

¿Los impíos también estaban vivos? Claro que sí.

¿Los salvos estaban salvos?

¿Y los perdidos estaban perdidos? Claro que sí.

Vivos pero el destino ya había sido decidido ¿cuando la puerta qué? Cuando la puerta se cerró.

Es decir, los impíos no se perdieron cuando empezó a llover.

Los impíos se perdieron cuando Noé terminó de predicar y la puerta fue cerrada por Dios.

Ahora yo quiero que ustedes se imaginen qué habrá pasado.

¿Ustedes creen que la fe de Noé y su familia fue probada?

Imagínense ustedes. Pasa un día, nada. Dos días, nada. Tres días, nada. Cuatro días, nada. Cinco días nada. ¡Seis días, nada!

Yo me imagino que Noé y su familia estaban pensando: "Será que Dios..., será que entendimos mal a Dios, será que Dios no va a cumplir su palabra?" Posiblemente preocupados. Es decir, su fe fue severamente probada.

¿Cómo creen ustedes que reaccionaron los que estaban afuera?

Cada día se volvieron más violentos.

Cada día más seguros de sí mismos.

Cada día diciendo: "Ven ese loco con su familia y con todos esos animales en ese barco".

Y cada día se volvieron peores los de afuera, gritándole a los de adentro.

Y los de adentro preocupados porque no sucedía nada.

Es decir, la fe de Noe y su familia fue severamente probada.

Pasaron por un tiempo de angustia, podríamos decir antes de que viniera la destrucción después que se cerró la puerta.

Pero luego entonces pasó lo que había sido profetizado.

Génesis 7:11. "El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas".

El agua que Dios había colocado bajo la tierra y arriba en el cielo, ahora Dios baja el agua y sube el agua y llena el planeta como estaba antes de la creación.

Es decir, el mundo vuelve a la condición en la cual se encontraba antes de la creación. ¿Saben lo que es interesante?

Que el Antiguo Testamento usa una palabra especial para el diluvio en los días de Noé.

No lo usa para ningún otro diluvio en el Antiguo Testamento.

Solo para el diluvio en los días de Noé. La palabra es la palabra mabul.

Hay muchas palabras en el Antiguo Testamento hebreo que hablan de un diluvio.

Pero este diluvio tiene una palabra especial.

Y lo mismo el diluvio en el Nuevo Testamento.

El diluvio en los días de Noé, en el Nuevo Testamento, se usa la palabra cataclismos.

El único diluvio en el Nuevo Testamento que usa esa palabra.

Todos los otros diluvios que se mencionan en el Nuevo Testamento usan la palabra potamos.

Solo para el diluvio en los días de Noé se usa la palabra cataclismos. Es decir, fue una catástrofe global.

Ahora, yo no sé si debo hacer esto. Algunos eruditos dicen, que este diluvio fue un diluvio local en el Valle de Mesopotámica.

Yo tengo aquí, una lista, no puedo compartirlos todos porque el tiempo apremia, que indica que este fue un diluvio global.

Fue un diluvio universal.

En primer lugar los autores del Nuevo Testamento enseñan que fue global.

En segundo lugar dice, que toda la tierra estaba llena de violencia.

En tercer lugar, si fue un diluvio local, ¿para qué construir un barco?

Podrían haber emigrado a otra parte. Además de eso, las especies podrían haber emigrado a otros sitios.

Porque fue necesario preservar las especies, si fue un diluvio local.

Dice allí en Génesis que todas las cosas vivas que Dios había creado, fueron destruidas en el diluvio.

Se dice que todos los altos montes fueron cubiertos de agua.

Dice toda carne murió, cada hombre murió.

Dice solamente Noé y su familia quedaron. Además de eso, cuando Noé mandó las aves, las aves no encontraban a donde posarse.

Si hubiera sido un diluvio local, hubieran seguido volando y hubieran conseguido a donde posarse.

Además de eso el arcoiris fue señal de que Dios no iba a mandar otra vez un diluvio global.

Si el diluvio fue local, entonces Katrina, hace que Dios sea mentiroso.

Porque ese fue un diluvio local. El hecho de que Dios da un arco iris indica que este fue un diluvio universal y Dios dice: "no voy a llenar otra vez toda la tierra, todo el planeta de agua".

Además de eso, todas las naciones tienen recuerdos de un diluvio. Casi todas las civilizaciones del mundo tienen historias de un diluvio global que destruyo la tierra. Además de eso, el registro de los fósiles les indica que hubo una catástrofe global.

Es decir, este fue un cataclismo mundial.

Y dice en Génesis 7:21-23. "Y murió toda carne que se mueve sobre la tierra, así de aves como de ganado y de bestias, y de todo reptil que se arrastra sobre la tierra, y todo hombre.

Todo lo que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió.

Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra", y ahora escuchen bien, "y quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca".

¿Cumplió Dios su palabra? ¿Destruyó totalmente al mundo por un diluvio? Absolutamente.

Ahora yo pregunto, ¿a dónde estaba Satanás durante el diluvio?

¿Qué pasó con todos los impíos? Todos los impíos se murieron.

¿Y los justos a dónde estaban? Sanos y salvos dentro del arca. ¿Satanás murió? No.

Satanás fue obligado a permanecer aquí en el planeta.

En el libro Patriarcas y Profetas que es unos de mis comentarios favoritos del Antiguo Testamento en la página 88 dice esto: "El mismo Satanás obligado a permanecer en medio de los revueltos elementos, temió por su propia existencia". Es decir, le tocó a Satanás quedar atado en un mundo completamente destruido por el diluvio y sin tener a nadie de los suyos con él porque todos estaban muertos. Y después que Noé y su familia salieron del arca salieron a un mundo que había sido completamente limpiado del pecado y los pecadores.

Ahora, saben ustedes que todo este panorama que yo les he pintado de Génesis se va a repetir de nuevo.

Ahora no tenemos tiempo de hacer todos los paralelos pero les voy a mencionar los versículos y las ideas para que ustedes lo estudien mas detenidamente con la lista de textos que han recibido.

Vayan conmigo a Mateo al capitulo 24 y vamos a leer de nuevo los versículos 37-39.

Dice: "Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre".

Ahora escuchen esto.

"Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento", ahora escuchen, "hasta el día en que Noé entró en el arca",

ahí está el primer hasta, "y no entendieron hasta que vino el diluvio", un segundo hasta.

Yo no sé si ustedes captaron algo interesante allí. Dice que "estaban comiendo, casándose y dando en casamiento", ¿hasta el día que Noé qué? "Entró en el arca". "Y no entendieron" o no conocieron" hasta que ¿qué? "Que vino el diluvio".

¿Cuánto tiempo pasó entre cuando entraron al arca y cuando vino el diluvio? Siete días.

Y durante ese período ellos no entendieron o no conocieron ¿qué estaban qué?

No conocieron o no entendieron que estaban perdidos.

Es decir, Jesús dice que "comían, bebían, plantaban, edificaban, hasta que entraron en el arca, hasta que Noé entró en el arca".

No conocieron hasta que vino el diluvio que estaban perdidos.

Y luego Jesús dice: "así será también la venida del Hijo del Hombre".

Entonces yo pregunto, lo que pasó en los días de Noé, ¿va a pasar de nuevo, inclusive el hecho de que se va a cerrar la puerta y va a pasar un tiempo en que los perdidos no saben que están perdidos antes de que venga la destruccion? Claro que sí.

Ahora vamos a hacer rapidamente el paralelo con lo que va a pasar al final de la historia.

Yo pregunto, ¿Dios nos dice hoy que no nos unamos en yugo desigual con los incrédulos, lo que estaban haciendo antes del diluvio?

Estaban entremezclandose, los fieles con los infieles, los hijos de Dios con las hijas de los hombres.

Dios dice: "No os unáis en yugo desigual con los incrédulos".

¿Qué pasa cuando nos unimos en yugo desigual con los incrédulos?

Los que creen no se ganan a los que no creen, sino que los que no creen arrastran a los que creen.

Y Satanás quiere que al final de la historia los justos se entremezclen con las costumbres de los injustos y con las costumbres del mundo, para que el pueblo de Dios pierda su identidad y como en los dias de Noé, no quede nadie del lado de Dios.

El diablo está haciendo lo mismo.

Yo pregunto, el mundo al final de la historia, ¿va a estar en una condición muy semejante a la condición en que estaba en los dias de Noé?

Lean el catálogo de pecados que se mencionan en 2 Timoteo 3 empezando en el versículo 1:

"También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá homres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios."

¿Estamos viviendo en esa clase de mundo hoy? Claro que sí.

Y sin embargo dice "que tendran" ¿qué cosa? "La apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita".

El mundo está ahora en la condición en la cual se encontraba antes del diluvio.

Yo pregunto, ¿Dios va a venir a destruir este mundo como lo hizo en los dias de Noé? Claro que sí.

¿Pero va a destruir el mundo sin antes dar un mensaje de advertencia? No.

Ustedes pueden leer ese mensaje de advertencia en Apocalipsis el capítulo 14, donde desciende un ángel del cielo:

"que tiene el evangelio eterno, para predicarlo a todos los que moran en la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo. Y que dice en alta voz: Temed a Dios y dadle gloria porque la hora de su juicio ha llegado. Y adorad a aquel que hizo el cielo, la tierra, el mar y las fuentes de las aguas".

Es decir, Dios envía al mundo un mensaje poderoso para avisarle al mundo que ha llegado la hora del juicio y que pronto vendrá la destrucción.

Yo pregunto, ¿ese mensaje irá acompañado del poder del Espíritu Santo?

Escuchen bien lo que les voy a decir.

No tenemos tiempo de leerlo, pero inmediatamente despues del mensaje del tercer ángel, porque son tres, inmediatamente que se presentan los mensajes de los tres ángeles, que es el último mensaje de Dios al mundo, se ve una escena a donde el Hijo del Hombre está sentado sobre una nube y tiene en su mano una hoz aguda y va a cosechar la tierra.

Porque la mies está madura y porque las uvas están maduras.

¿Saben ustedes qué era lo que maduraba la cosecha en los tiempos bíblicos?

Lo que maduraba la cosecha era la lluvia tardía, que representa el Espíritu Santo.

Es decir, el mensaje de los tres angeles va acompañado del poder del Espíritu Santo, y van a hacer lo mismo que hizo el mensaje de Noé en los días antes del diluvio.

Van a polarizar el mundo. Algunos van a recibir el mensaje, otros van a rechazar el mensaje.

La mayoría lo va a rechazar.

La minoría los va a aceptar.

La mayoría va a decir que el pueblo de Dios está loco, que el pueblo de Dios, cuando dice que Cristo va a venir en las nubes, que eso es imaginario, que eso no va a pasar.

Pero el pueblo de Dios seguirá predicando.

Y el mundo se va a polarizar en dos grupos como resultado del mensaje acompañado del poder del Espíritu Santo.

Yo pregunto, cuando se termine de predicar el mensaje, ¿se va a cerrar la puerta?

Ustedes conocen la parábola de las diez vírgenes.

Dice que cuando el esposo vino ¿la puerta se qué? La puerta se cerró.

En Apocalipsis 15:5-8 que no vamos a leer dice que vendra un tiempo cuando ya la gente no va poder entrar al santuario, para confesar sus pecados porque el Señor Jesucristo habrá concluido su obra sumo sacerdotal.

Y en Apocalipsis 22:11 dice que cuando Jesús cierre su ministración, cuando se termine de predicar con el poder del Espíritu Santo, dice que el que es injusto va a seguir siendo injusto. El que es sucio va a seguir ensuciándose. El que es santo va a seguir santo, y el justo va a seguir justo.

Es decir, la puerta de la oportunidad se va a cerrar. Y yo pregunto, después que se cierre la puerta, ¿enseguida va a venir la destrucción? No.

La Biblia dice que despues que se cierre la puerta vendrá un tiempo de aflicción cual no se ha visto nunca jamás en la historia del planeta Tierra.

Lo dice en San Mateo 24:21, 22. ¿Creen ustedes que la fe del pueblo de Dios será severamente probada, durante ese período?

Parecerá que Dios habrá abandonado su pueblo. Pero el pueblo de Dios continuará siendo fiel a Dios.

Confiará en Dios. Mientras que los mundanos cada día se van a volver mas y mas violentos y altaneros en contra del pueblo de Dios.

Ya cuando el tiempo de angustia venga ya todo el mundo habrá decidido estar en un lado o en otro lado porque la puerta se habra cerrado.

Y luego entonces vendrá la destrucción global. Jeremías vio esta destruccion global. Jeremías 4:23.

El profeta vio este momento cuando Cristo venga.

Dice: "Miré a la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz".

Es decir, cuando Cristo venga, la tierra va a volver a la condición de desorden que tenía antes de la creacion, y que tenia cuando vino el diluvio.

Porque en el diluvio el planeta se llenó de agua y se puso oscuro como antes de la creación.

Es decir, el mundo va a regresar a esa condición.

Yo pregunto, ¿donde va a estar Satanás durante los mil años?

¿A dónde va a estar Satanás?

¿Cuántos impíos va a tener cuando Cristo venga?

¿Cuántos seguidores va a tener Satanás vivos? Ninguno.

Porque dice en Apocalipsis 20:5 que el resto de los muertos no tornaron a vivir sino hasta que se cumplieron los mil años.

Igual que en el diluvio, todos los seguidores de Satanás van a estar muertos y Satanás va a ser atado a este mundo, dice que va a ser encadenado en Apocalipsis 20:1-3. Va a estar vivo aquí con sus angeles. Los impíos van a estar todos muertos y los justos van a estar con Jesús en la Patria Celestial.

Y así como vino agua del cielo y agua de debajo de la tierra, 2 Pedro 3 dice que ya no será agua sino que vendrá un lago de fuego de arriba y un lago de fuego de abajo que destruirá la tierra.

Purificará la tierra. Limpiará la tierra del pecado y pecadores y entonces Dios hará un cielo nuevo y una tierra nueva a donde habita la justicia.

¿Qué debemos hacer en preparación? Ustedes tienen los versiculos. Solamente resumen.

Jesús viene pronto. Jesus dijo que debemos velar, segundo lugar debemos orar y en tercer lugar debemos trabajar con amor por otros.

Compartir nuestro alimento, compartir nuestra ropa, etc. Debemos estar listos. Debemos usar nuestros talentos para gloria de Dios y debemos ocuparnos hasta que él venga.


Apriete aquí para ir al próximo tema:


Apriete aquí para ir Pagina Principa;

Counter