11.El dia casi olvidado

“Descubriendo los Misterios de Genesis - Un Estudio sobre el Principio y el Fin en la Biblia” es un curso Biblico que tiene como proposito explicar las grandes profecias de la Biblia desde la perspectiva del libro de Genesis. Usted se maravillara de la forma clara, sencilla y profunda en que el pastor Esteban Bohr explica estas profecias.En esta página podrá escuchar el tema o puede también bajarlo a su computadora para que lo pueda estudiar. Son 38 temas en esta página empezaremos con el primer tema “El dia casi olvidado”


11.El dia casi olvidado

El dia casi olvidado

El día casi olvidado

Quiero extenderles un cordial saludo a todos los que han venido a nuestra reunión de hoy.

Y quiero saludar también a todos aquellos que están viendo en este momento por televisión, vía satélite. Estamos muy contentos de que nos estén acompañando para nuestro tema de hoy que se titula, 'El día casi olvidado.'

Vamos a comenzar nuestro estudio en el libro de Éxodo, él capitulo 20 y vamos a leer los 8 hasta el 11. Este es el cuarto mandamiento de la Santa Ley de Dios. O sea, que es muy importante.

Está en el mismo corazón de la Santa Ley de Dios.

Y dice allí: "Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas."

Y luego Dios va a dar la razón por la cual él mandó a trabajar seis y reposar el séptimo.

Hay una razón especial.

Dice en el versículo 11: "Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó."

Dios manda a trabajar seis y reposar el séptimo porque en la creación él trabajó seis y reposó el séptimo.

Es decir, para entender el cuarto mandamiento de la ley de Dios, necesitamos regresar a la creación.

Porque el cuarto mandamiento nos manda a la creación.

Nos dice, que nosotros debemos trabajar en seis y guardar el séptimo porque Dios en la creación trabajó seis y reposó el séptimo.

Y quiero que recuerden tres palabras claves en el cuarto mandamiento.

Se dice aquí que Jehová reposó en el día séptimo.

En segundo lugar bendijo el día séptimo.

Y en tercer lugar santificó el día séptimo.

Reposó, bendijo y santificó.

 

Quiero que recuerden esas tres palabras.

Ahora, siendo que el cuarto mandamiento nos manda a la creación, necesitamos regresar al libro de Génesis para entender el cuarto mandamiento. Así que regresemos a Génesis 1:1.

Hemos leído este versículo muchas veces en este seminario, pero ahora queremos leerlo en el contexto de este mandamiento de la Santa Ley de Dios. Tres elementos claves que quiero subrayar en este versículo.

Dice: "En el principio" recuerden eso, "en el principio" una frase muy importante, "creó Dios los cielos y la tierra".

Tres conceptos: en el principio Dios creó los cielos y la tierra.

Ahora vamos al evangelio según San Juan él capitulo 1 y los versículos 1 y 3.

Vamos a encontrar lo mismo que acabamos de leer en Génesis y el versículo 1.

Los mismos tres elementos.

Dice allí en S. Juan 1:1: "En el principio" ¿empieza igual que lo que leímos allí en Génesis 1:1?

"En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era" ¿qué? Dios."

Fíjense dos elementos que están en Génesis 1:1.

En el principio, Dios. Aquí dice en el principio ¿el Verbo era qué? Dios.

Ahora en génesis dice que en el principio Dios creó cielos y tierra.

Aquí vamos a encontrar que en el principio, el verbo quien era Dios, también creó todas las cosas.

Noten el versículo 3. Dice: "Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho." Pregunto entonces, ¿quién fue el creador de Génesis 1 y el versículo 1?

No fue ni más ni menos que Cristo Jesús.

Porque nos dice en el versículo 14, que aquel Verbo, quien era Dios, quien creó todas las cosas, se hizo carne y habitó entre nosotros. Es decir, el creador de Génesis 1 y el versículo 1, el creador según S. Juan él capitulo 1 y el versículo 3 fue Cristo Jesús.

Fue el agente activo en la creación. Es muy importante reconocer esto, que el creador en los 7 días de la creación fue Cristo Jesús.

Vital que entendamos esto.

Ahora, cuando el Señor Jesucristo procedió a crear este mundo en el principio, el mundo tenia dos problemas.

Quiero que notemos lo que dice Génesis 1:2 Dice, y escuchen bien.

"Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas."

Dos problemas. La tierra estaba desordenada y vacía.

Ahora, si había dos problemas, Dios tiene que solucionar esos dos problemas.

El primer problema del desorden significa que Dios tiene que poner el planeta en orden.

Y si el planeta está vacío, Dios tiene que hacer ¿qué cosa?

Cristo tiene que hacer ¿qué cosa?

Cristo tiene que llenar el planeta.

Es decir, tiene que poner el planeta en orden y tiene que llenar el planeta.

Y eso es precisamente lo que hizo Jesús.

Y lo que quiero que notemos es que durante los primeros tres días de la creación Jesús puso el planeta en orden.

Y los últimos tres días de los seis días del trabajo de la creación el Señor Jesucristo llenó la tierra de varias diferentes cosas.

Es decir, los primeros tres días ordenó el planeta y los últimos tres días llenó el planeta.

Ahora, quiero explicarles lo que la Biblia quiere decir por 'ordenar'.

Antes de la creación este mundo no podía sostener la vida porque no había luz.

Leímos que había tinieblas.

No había atmósfera.

Es decir, no había una capa de oxigeno.

No había tierra seca adonde pudieran crecer árboles y plantas.

No había agua fresca debajo de la tierra para regar la tierra.

Es decir que, antes de la creación, el mundo estaba en una situación caótica, desordenada. No podía sostener la vida.

Así que, Jesús tuvo primero que poner en orden el planeta para que pudiera entonces sostener la vida.

Durante los primeros días el Señor Jesucristo hizo la luz.

Hizo la atmósfera, hizo la tierra seca.

Hizo las aguas frescas que iban a refrescar e iban a llevar a crecer las plantas y los árboles.

Es decir, los primeros tres días puso el planeta en orden para que pudiera sostener la vida.

Los últimos tres días, Dios llenó, Jesús llenó el planeta.

El cuarto día dijo: Que se llenen los cielos con el sol, la luna y las estrellas.

El quinto día el Señor Jesucristo dice: Que se llene la atmósfera de aves. Que se llenen las aguas de peces.

Y entonces el sexto día dice: Que aparezcan en la tierra toda clase de seres vivientes.

Y entonces, claro, creó al hombre y creó también a la mujer de lo cual vamos a hablar dentro de unos momentos.

Es decir, que la semana de la creación hay cierta progresión.

Tal vez no debería describirlo de esta manera pero dentro de la semana de la creación hay un proceso de menor a mayor.

Es decir, hay un proceso de inánime a anime. De lo que no es vivo a lo que es vivo.

Porque si ustedes miran a la semana de la creación ustedes van a ver que los primeros tres días Dios hace cosas que no tienen vida.

Pero a partir del tercer día pone árboles vivos sobre la tierra.

Y luego entonces aves vivas, peces y luego animales mas desarrollados, mamíferos.

Y finalmente el hombre y la mujer, que están mas desarrollados todavía.

Es decir, de inanimado Dios hace los astros.

Dios luego, entonces hace plantas.

Y luego entonces algo más complejo, aves.

Algo más complejo, peces.

Algo más complejo, mamíferos.

Y finalmente lo más complejo, el hombre y la mujer.

Pero lo hace en seis días literales. No lo hace a través de millones de años como enseñan los evolucionistas.

Es decir que en la semana de la creación hubo progresión.

Primeros tres días, organizar el planeta.

Los últimos tres días llenar el planeta.

Ahora, quiero que notemos lo que dice Génesis él capitulo 1 el versículo 26.

La ultima parte del sexto día Dios hizo algo especial, la corona de la creación.

Después que había organizado el planeta y había llenado el planeta de toda clase de plantas y de animales, nos dice en el versículo 26:

"Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra."

Y ahora viene el versículo clave:

"Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó”; y ahora escuchen bien, "varón y hembra los creó".

¿Qué día creó Jesús a varón y hembra, al hombre y a la mujer?

Los creó en la ultima parte del sexto día. Pero yo quiero que ustedes noten que en Génesis 1:26 y 27 no se explica cómo fue que Cristo creó al hombre y creó la mujer.

Necesitamos ir al capitulo 2 para entender como fue que Dios hizo al hombre y como hizo la mujer.

Yo quiero que ustedes noten que en la semana de la creación, el Señor Jesucristo habla y las cosas aparecen, pero cuando Jesús hace al hombre y a la mujer usa un proceso diferente.

Usa un toque personal y especial cuando crea al hombre y a su mujer.

Noten lo que dice Génesis él capitulo 2 y el versículo 7.

Fíjense ese toque personal que sé esta realizando.

Ahora se va a explicar cómo Dios creó al hombre y luego cómo Dios creó a la mujer el sexto día.

Dice en Génesis 2:7 y este versículo lo vamos a estudiar mas detenidamente, un poco mas adelante.

"Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra",

es decir, Dios tomó polvo, polvo mojado, es decir, barro, y dice:

"Formó al hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida", y ahora dice: "y fue el hombre un ser viviente."

En otras palabras, con el hombre, Dios no lo habla a la existencia.

Jesús toma polvo o barro, forma el barro y forma un hombre le da el aliento de vida y ahora Adán aparece vivo en el escenario de este mundo.

Lo interesante es notar que Adán de repente aparece en el panorama.

Posiblemente no nos hemos detenido a pensar que cuando Dios creó a Adán, cuando Jesús creó a Adán, Adán no había visto a Jesús crear nada de lo anterior.

Es decir, Adán no vio a Jesús crear la luz, ni crear el firmamento.

Ni crear la tierra seca, ni crear los árboles.

Ni crear el sol, la luna y las estrellas, ni crear las aves ni crear los peces, ni crear los animales que andan sobre la tierra.

Adán no vio a Dios crear nada y de repente ahora Dios, el Señor Jesucristo, toma polvo forma a Adán, le da aliento de vida y ahora de repente, Adán, podríamos decir que se despierta.

Y me gusta pensar cómo habrá sido para Adán mirar a su alrededor y ver este mundo hermoso, el Jardín del Edén, lleno de animales. El sol brillando.

Indudablemente Adán ahora se pregunta y dice:

¿"y de dónde salí yo?

¿Qué estoy haciendo yo aquí?

¿Para dónde voy?

¿Cuál es la fuente de mi origen?”

Dios no le da la respuesta inmediatamente sino que la Biblia nos dice que Dios le dio a Adán una tarea que desempeñar. Ahora, si ustedes leen el relato de la creación van a encontrar que después de cada día, dice que Dios vio lo que había hecho, ¿y era qué? Y era bueno.

Primer día bueno,

segundo día, bueno,

tercer día bueno,

cuarto día bueno,

quinto día bueno,

sexto día, cuando termina, bueno en gran manera.

¿Pero saben ustedes que antes que Dios dijera bueno en gran manera, el sexto día dijo algo muy raro en la semana de la creación?

Había hecho a Adán, y ahora si ustedes leen en Génesis 2 empezando en el versículo 18, van a encontrar que Dios después de crear a Adán le dice a Adán:

Mira, yo quiero que tu vayas y nombres a los animales. Y Adán sale y empieza a nombrar a todos los animales.

Esto esta sucediendo el sexto día.

Tiene que haberse demorado algo de tiempo para nombrar a los animales.

Y Dios lo hizo con un propósito muy especial. Y es que a medida que Adán nombraba a los animales se dio cuenta que cada animal tenía su pareja.

Pero él no-tenia un ser semejante a él y se sintió solo y ahora Dios dice algo sorpresivo.

Dice: ¿No es qué? "No es bueno que el hombre esté solo".

Es decir en la semana de la creación había algo que no era bueno.

Porque Dios dice ahora, los primeros cinco días ha dicho, bueno, bueno, bueno, bueno, bueno.

Ahora dice: "Hay algo aquí que no está bueno. No es bueno que Adán esté solo. Voy a hacerle una ayuda idónea".

Y entonces la Biblia nos dice que Dios hizo caer sobre Adán un sueño profundo.

Y el Señor Jesucristo hizo la primera cirugía de la historia.

La primera anestesia de la historia, y la primera cirugía de la historia.

Abrió el costado de Adán, creo que esto es literal tal cual lo dice Génesis.

Dios sacó de Adán una costilla, dice la Biblia.

Y de la costilla, ¿hizo a quién? De la costilla hizo a Eva.

Ahora fíjense que Dios no sacó un hueso del pie, porque el hombre no debía pisotear a la mujer, ni tampoco sacó un hueso de la cabeza, porque la mujer no debía ser cabeza del hombre.

Dios sacó un hueso de muy cerca del corazón de Adán.

Porque ese es el lugar que la mujer debía ocupar para el hombre.

Así que Dios creó a esta hermosa mujer, de la costilla de Adán.

Y ahora de repente, yo quiero que ustedes usen un poquito su imaginación.

Porque hay que usar la imaginación.

Ahora de repente Adán se sacude de la anestesia y abre los ojos.

Y cuando abre los ojos ¿ve a quién? A Eva.

Una criatura como él. Con cabeza y con manos y brazos y piernas.

¡Alguien como yo, que es capaz de comunicarse! Indudablemente Adán piensa ¿y de dónde saliste tú, si cuando yo me dormí no estabas?

Fíjense que Adán no vio tampoco la creación de Eva.

Adán no vio la creación de nada.

No vio a Dios crearlo a él, obviamente.

Y cuando Dios creó a Eva, durmió a Adán.

Es decir, Adán y Eva no vieron al Señor Jesucristo crear absolutamente nada.

La única forma como podían estar seguros de dónde venían es porque Jesús les dijo que él era su creador.

No tenían prueba absoluta de que Dios era su creador, sino la palabra de Dios.

Dios dijo: "Yo los hice a ustedes. Yo los creé a ustedes. Y yo hice este precioso mundo para regalárselo a ustedes". Indudablemente Adán y Eva preguntaron,

¿"y qué tenemos que hacer para ganarnos esto?

¿Para quedarnos con esto?”

Dios dice: "No ustedes no tienen que pagar nada.

Este es mi regalo para ustedes. Yo los hice. Ustedes no pidieron existir pero yo los hice a ustedes porque quería tener compañerismo con ustedes". ¿Gratis?

Dice Adán. ¿Esto es para nosotros gratis? Claro que sí.

Es para ustedes. Y entonces el Señor Jesucristo hace el primer matrimonio de la historia.

Les dice: Adán, Eva, vengan párense aquí delante de mí.

Estoy dramatizando, obviamente. Dice: "Ahora yo voy a ser el pastor, y ahora voy a hacer el primer matrimonio".

Se toman los votos y el Señor Jesucristo dice: "Lo que Dios unió no lo separe el hombre".

Y entonces cuando casa a Adán y Eva se pone el sol y termina el sexto día de la semana.

Ahora, hay un punto muy importante que necesitamos entender.

Ustedes dirán, Pero Pastor, ¿Por qué tomó tanto tiempo para describir los primeros seis días? ¿Por qué no fuimos a estudiar el sábado inmediatamente? ¿Saben por qué? Porque no podemos entender la función del sábado sin entender los primeros seis días.

Los primeros seis días Dios hace este mundo hermoso. Hace a Adán y Eva. Hace el matrimonio. El sexto día cuando se está poniendo el sol el Señor Jesucristo termina su obra. ¿Y empiezan entonces qué cosa?

Empiezan las horas del sábado. Ahora yo pregunto, ¿podría haber otras explicaciones para el origen de Adán y Eva?

¿Habría la posibilidad de otras explicaciones? Claro que sí.

¿Podrían haber pensado que se originaron por una explosión grande, el "big bang", como se llama? Es posible.

¿Podrían haber concluido que de pronto aparecieron por generación espontánea? Es posible.

¿Podrían haber pensado que aparecieron por el proceso de evolución? Posible.

La única forma como ellos podían saber que no se originaron de ninguna de esas maneras sino que se originaron por un acto creativo de Dios es porque el Señor Jesucristo les dijo: Miren, yo los hice a ustedes.

Todo este mundo yo lo hice. Yo los hice a ustedes, yo hice el matrimonio. Yo soy el Dios de ustedes y ustedes son mis criaturas. Era la forma de saberlo.

Y Dios no termina su obra de creación el sexto día. Vamos a notar lo que dice en Génesis él capitulo 1 y el versículo 31.

Hay un punto muy importante que quiero que notemos.

Les dije que Dios no terminó su obra el sexto día.

Pero vamos a encontrar que la Biblia dice que sí terminó y la Biblia dice que también no terminó.

Entonces ustedes dicen ¿cómo es que terminó y no terminó?

Vamos a leerlo y luego vamos a explicarlo. Génesis 1:31 y luego vamos a leer el 2:1.

Dice: "Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto".

Y ahora noten el versículo 1 del capitulo 2: "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos".

¿Cuándo terminó Dios los cielos y la tierra y todo él ejercito de ello?

¿Qué día terminó? Dice aquí, el sexto día.

Vio todo lo que hizo, bueno en gran manera, la tarde y la mañana del día sexto.

Dice: "Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo él ejercito de ellos".

Es decir, Dios terminó su obra, Jesús terminó su obra, el sexto día.

Pero ahora tenemos un problema.

Noten lo que dice el versículo 2. "Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo, y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo".

Es decir, Dios terminó su obra dos veces.

El sexto día dice que fueron terminados los cielos y la tierra y todo su ornamento.

Y luego en el versículo 2 dice que Dios acabó su obra ¿qué día?

Acabó su obra el día séptimo.

¿Cómo es que Dios pudo terminar su obra dos veces?

Les voy a dar una ilustración para que puedan entender cómo sucedió.

¿Cuántos de ustedes alguna vez han visto a un artista pintar un cuadro? ¿Han visto en persona a un artista? Saben que yo viví en Amarillo Texas por varios años. Y parte de mi territorio era la ciudad de Taos, en Nuevo Méjico, el norte de Nuevo Méjico, y allá tienen muchas galerías de arte.

Y es muy interesante ir y observar a los artistas cuando están trabajando.

Lo primero que hace el artista es tomar un marco de madera. Le pone el lienzo, lo tiembla y entonces le pone grapas en el cuadro. Y esta preparando en otras palabras, el cuadro, esta preparando el marco, el lienzo para hacer su obra de arte.

Luego se sienta el artista el primer día, y entonces, vamos a dramatizar aquí, el primer día pone un color básico de trasfondo, y entonces cuando termina el primer día, el mira su cuadro que esta haciendo y dice: "Mm, me quedó bueno el trabajo de hoy". Entonces llega el segundo día. El segundo día pinta por ahí unas nubecitas, tal vez un poquito más cielo azul, y cuando termina el segundo día ya después de trabajar, el mira su cuadro y dice: "Mm, hoy el trabajo me quedó bueno".

Y luego el tercer día tal vez hace unas montañitas por allí, hace una tierra seca y entonces le pone unos arbolitos y le pone unas flores y unas plantas. Y entonces cuando termina el tercer día mira el trabajo del día y dice: "Mm, el trabajo hoy me quedó bueno".

Y luego entonces el cuarto día se levanta y ahora empieza a pintar en el cielo. Pinta un sol y posiblemente también pinta la luna porque a veces la luna se ve de día. Y entonces hace algunos arreglos ahí en el cielo. Posiblemente pinta la estrella de la mañana porque está pintando un amanecer y entonces termina su trabajo el cuarto día y mira su trabajo y dice: "Mm, me quedó bueno".

Y luego el quinto día se levanta y ahora pinta tal vez en el aire unos pajaritos y entonces pinta tal vez unas aguas y ahí hace unos pececitos saltando del agua y entonces cuando termina su trabajo el quinto día mira y dice: "Mm, el cuadro me quedó bueno hoy".

Y luego el sexto día se levanta temprano. Otra vez toma los pinceles y ahora pinta a un hombre y a una mujer en el cuadro, pinta también los animalitos y entonces cuando termina el sexto día ya habiendo dado los toques finales al cuadro, mira el cuadro y dice: ¡Ah, me quedó bueno en gran manera!

Ahora yo les pregunto, ¿está terminado el cuadro? Sí y no.

El cuadro lo terminó. El trabajo del cuadro lo terminó. ¿Pero qué le esta faltando al cuadro?

Al cuadro le está faltando la firma que identifica al que hizo el cuadro.

Es parte integral del cuadro.

No es parte de la obra de arte, pero identifica quién hizo la obra de arte. Es vital.

Así podemos entender como Dios terminó su obra, cómo Cristo terminó su obra dos veces.

Seis días el Señor Jesucristo hizo un cuadro en vivo. Un cuadro que se mueve y cambia a cada instante. No es un cuadro inerte. Y seis días Jesús puso las pinceladas sobre la obra de la creación. Y cuando llegó el momento en que le dio él ultimo toque al cuadro, ¡ah! Se echo atrás y miró el cuadro y dijo: ¡"Ah, me quedó bueno en gran manera! ¿Pero qué faltaba?

Faltaba la firma que identifica al que hizo todo esto.

Y yo pregunto, ¿cual fue la firma de Jesús en la obra de la creación?

Fue el santo sábado, porque el sábado identifica al creador.

Lo leímos en el cuarto mandamiento.

"Porque en seis días hizo Jehová los cielos, la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay. Y reposó el séptimo día, lo bendijo" ¿y lo qué? "Y lo santificó".

Es decir, el sábado lo creó Dios para identificar al creador.

Para que la gente supiera quién hizo todo esto que nosotros vemos en el mundo.

Ahora, yo quiero preguntarles, ¿qué tres cosas Jesús hizo en la creación?

¿Ustedes recuerdan el cuarto mandamiento?

Dice que reposó, dice que lo bendijo y lo santificó.

Lo mismo dice el libro de Génesis. Sí, lo leímos.

Dice que Jehová reposó, bendijo el sábado ¿y lo qué? Y lo santificó.

Yo pregunto entonces, ¿el sábado comenzó por primera vez en el cuarto mandamiento? ¿Ahí fue que Dios hizo por primera vez el sábado?

Dice: "voy a darle un sábado a Israel". No señor.

Porque el cuarto mandamiento nos manda ¿a dónde? A la creación, antes del pecado, para la existencia del sábado.

Es decir, el sábado llego a existir en el momento mismo de la creación de este mundo.

Ahora, inmediatamente nos preguntamos, ¿por qué razón Dios descansó?

¿Ustedes creen que Dios se cansa?

¿Ustedes creen que a Dios le da sueño?

Imagínense ustedes, Dios, en la semana de la creación cuando Dios dice sea la luz, sea el firmamento y sea la tierra seca y los árboles. Sea el sol, la luna y las estrellas. Sean las aves, sean los peces, sean los animales. Crea al hombre y la mujer.

Después de la semana de la creación dice: "Uh, yo estoy agotado, yo necesito una vacación".

Noten lo que dice Isaías él capitulo 40 y el versículo 28.

Nos dice aquí: ¿"No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece", escuchen bien, "no desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance".

Yo pregunto, ¿Dios se fatiga con cansancio? Entonces si Dios no se fatiga con cansancio la pregunta clave es ¿por qué razón es que dice que Dios descansó? ¿Saben por qué razón?

Porque el sábado no fue hecho para Dios. ¿El sábado fue hecho para quién? El sábado fue hecho para el hombre para que Dios pudiera descansar con él y Dios pudiera mostrarle al hombre todo lo que él habia hecho para que el hombre recordara quién era el creador.

Ahora quiero que notemos lo que dice Marcos 2:27 y 28 para que ustedes vean que el sábado no fue hecho para Dios porque Dios no necesitaba reposar. Imagínense, Dios no estaba cansado. No necesitaba reposar. Solo hizo el sábado para que él pudiera reposar ¿con quién? Con el hombre. No reposo físico sino ¿reposo qué? Espiritual.

 

Noten lo que dice: "También les dijo: "El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo".

¿Para quién fue hecho el sábado? ¿Por causa de quién? Fue hecho por causa del hombre y no para Dios.

Sin embargo la Biblia dice que Dios reposó. Ahora, permítanme dramatizar lo que pasó ese primer sábado de la semana de la creación. Para que podamos entender por qué fue que Dios lo hizo. Dicho sea de paso, yo no sé si ustedes han notado algo muy interesante. Dios trabajó seis días para reposar el séptimo.

Pero el primer día completo del hombre en la tierra fue un día de reposo sin haber trabajado. ¿Es así o no es así? ¿Adán y Eva reposaron porque estaban cansados? No, porque no habían trabajado seis.

Es decir, el séptimo día no estaba ni cansado Dios ni tampoco estaban cansados Adán y Eva. ¿Entonces por qué Dios hace un día de reposo si él no esta cansado y Adán y Eva tampoco están cansados?

Debe ser que el propósito del sábado no es reposo físico sino que el propósito del reposo del sábado es un reposo espiritual con el fin de que el hombre recuerde ¿a su qué? A su creador.

Cada séptimo día de la semana el propósito es que el hombre suspenda sus actividades para recordar de dónde vino.

Para recordar las bendiciones del creador. Para recordar que Jesús es el creador y nosotros sus criaturas.

Cada séptimo día se nos recuerda eso a nosotros.

Es decir, el propósito del sábado es para que Dios pueda pasar ese día con nosotros.

Ahora, permítanme explicarles cómo fue ese sábado.

Dios desciende al huerto.

Va a descansar.

Adán y Eva también van a descansar porque el sábado fue hecho para ellos.

Entonces Dios le dice a Adán y Eva:

¿Saben de dónde viene todo esto?

Yo lo hice. ¿Saben por qué ustedes están aquí? Yo los hice.

Yo soy su creador, ustedes son mis criaturas.

Y luego el Señor Jesucristo les dice: ¿Cómo les parece lo que yo les di?

¿Qué creen ustedes que dijeron Adán y Eva? ¡Oh, Señor, que hermoso lo que tus has hecho!

Y Jesús dice: "Ustedes no tuvieron que trabajar nada para hacer esto. Es un regalo mío.

Yo lo hice para ustedes. ¿Y cómo creen ustedes que se habrán sentido Adán y Eva?

¿Habrán dicho: Señor que maravilloso es esto? Mira el regalo que nos das.

Y entonces Dios le dice a Adán y Eva: Miren lo que yo quiero que nosotros hagamos para recordar que yo soy el creador: cada séptimo día nos vamos a reunir para contemplar lo que yo hice.

Para que recuerden de donde vino todo esto.

Permítanme leerles una de las citas de uno de mis libros favoritos. Se llama Patriarcas y Profetas este libro, página 29, donde hallamos una explicación de la razón del sábado y como fue ese primer sábado.

Dice: "Dios vio que el sábado era esencial para el hombre aun en el paraíso. Necesitaba dejar a un lado sus propios intereses y actividades, durante un día de cada siete, para poder contemplar mas de lleno las obras de Dios y meditar en su poder y bondad. Necesitaba el sábado para que le recordase mas vivamente la existencia de Dios. Y para que despertase su gratitud hacia él. Pues todo lo que disfrutaba y poseía procedía de la mano benéfica del creador".

El propósito del sábado era recordar el creador.

Por eso Dios dice: "como yo trabajé seis y reposé el séptimo en la creación, yo también te mando que trabajes seis y reposes el séptimo para que recuerdes que en seis días hice los cielos, la tierra, el mar y todas las cosas que en ellos hay".

Fíjense que hoy en día mucha gente cree que tiene que ir a visitar monumentos sagrados, hacen peregrinajes para visitar templos y para visitar lugares sagrados.

Eso no es necesario. Saben que Dios, que Jesús cuando hizo el sábado, hizo un santuario de tiempo.

Nosotros no tenemos que ir a ese santuario sino que el sábado nos llega a nosotros.

Cuando el sol se oculta el viernes, ese monumento sagrado de tiempo nos llega a nosotros.

¿Y saben algo? El hombre no lo puede destruir porque el hombre no puede destruir el tiempo.

Si Dios hubiera hecho un monumento en el espacio, o sea, un monumento material, entonces los que vivían cerca se benefician en comparación con los que viven lejos.

Y además de eso cualquiera podría venir y destruir el monumento.

Pero lo lindo es que el sábado le llega a todo el mundo a medida que la tierra da vueltas.

Y el hombre no lo puede destruir porque el sábado está compuesto de tiempo y el autor del tiempo es Dios.

Es decir, en la creación, el Señor Jesucristo hizo dos grandes instituciones.

Hizo el sábado, e hizo también el matrimonio.

Noten lo que dice Mateo 19:4-6. Aquí habla Jesús sobre la creación original.

Especialmente del matrimonio.

Y dice allí en el versículo 4: "Él respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre".

Pregunta, ¿hizo Jesús el matrimonio al comienzo? Claro que sí.

¿El matrimonio todavía es el plan de Dios? Como no.

¿Pero qué mas hizo Dios en la creación? El sábado.

¿Es todavía el sábado el plan de Dios? Como no.

Saben que yo hablaba con un pastor que no es de mi religión, de mi denominación, bien conservador, cree en la Biblia. Y yo le dije: -Mire, a mí me parece que está muy bien que un hombre se case con un hombre y una mujer con una mujer-. Claro yo no creo eso, pero estaba tratando de enseñarle un punto. -Yo creo que si se quiere casar un hombre con un hombre y una mujer con una mujer no hay ningún problema-. Y él me dice, se alarmó y me dice, ¿tú crees eso? Yo le digo sí, claro que sí ¿y por qué no? Me dice: Ah, porque la Biblia dice que Dios al principio hizo a Adán y Eva, un hombre y una mujer y se casó el hombre con la mujer. Y entonces yo le dije: ¿Y qué mas hizo al principio? Uhhh, hubo un silencio rotundo. Le dije: al mismo tiempo que hizo el matrimonio ¿hizo qué? El sábado. ¿Por qué tú dices que el matrimonio todavía es el plan de Dios, un hombre y una mujer, pero el sábado ya no lo es, si fueron creados al mismo tiempo? Y saben que todavía estoy esperando la respuesta de ese pastor.

Porque el sábado y el matrimonio fueron hechos al mismo tiempo, son instituciones que Dios hizo en la creación.

Ahora, ¿cuándo comienza el sábado?

El sábado comienza cuando se oculta el sol. Es decir, el viernes en la tarde cuando el sol se oculta empieza el sábado.

Y luego el sábado en la tarde cuando se oculta el sol el sábado termina.

Porque según el relato de la creación después de cada día dice, fue la tarde y la mañana del día primero, la tarde y la mañana del día segundo. Eso lo dice Génesis 1 y el versículo 5 por ejemplo.

Dice, fue la tarde y la mañana del día primero. Es decir, la tarde viene primero y después ¿viene qué cosa?

La mañana. La parte oscura viene primero y luego la parte clara.

Ahora ustedes dicen: Bueno pero Pastor, ¿cómo sabe usted que es la tarde cuando se oculta el sol?

Vamos a San Marcos 1:32. Dice aquí: "Cuándo llegó la noche", en realidad en el original dice, cuando llegó la tarde, "luego que el sol" ¿sé qué? "Se puso", ¿cuándo es la tarde? ¿Cuándo el sol qué? Cuando el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados"; para que Jesús los sanara.

Es decir, ¿la tarde es cuando sé qué? Cuando se oculta el sol.

Entonces cuando Génesis dice, fue la tarde y la mañana del día primero, segundo, tercero, cuarto, etc. significa que el sábado comienza cuando se oculta el sol el viernes y termina cuando se oculta el sol el sábado.

Ahora, yo no sé si ustedes han notado algo interesante.

Pero nuestras medidas de tiempo todas tienen una explicación astronómica.

Por ejemplo nuestro día son 24 horas porque esa es la cantidad de tiempo que toma nuestro planeta para dar una vuelta completa en su eje.

Tiene una explicación que tiene que ver con movimiento de astros celestes.

Nuestro mes es el periodo entre una luna nueva y otra, aproximadamente 30 días.

Nuestro año es la cantidad de tiempo que toma la tierra para dar una vuelta completa al sol.

Pero hay una medida de tiempo que no tiene ninguna explicación astronómica.

No tiene nada que ver con astros celestes.

¿Y saben ustedes cuál es esa medida de tiempo? La semana.

¿Por qué la semana tiene 7 días? La semana podría tener 9, podría tener 10, podría tener 5.

Pero la semana tiene precisamente 7 días. Y no tiene nada que ver con movimientos de astros celestes. Es arbitrario.

La razón por la cual tenemos una semana de 7 días es porque Jesús hizo la semana de 7 días al comienzo de la historia, como lo dice el libro de Génesis.

Y desde ese tiempo no ha cambiado en absoluto. Lo que pasa es que el hombre ha cambiado en tres sentidos lo que hizo Jesús.

En primer lugar lo que el hombre ha cambiado es la hora de comenzar el día.

Todo el mundo hoy en día comienza el día a media noche. Si no lo creen, la gente aquí le gusta ver cuando llega el año nuevo, la manzana que baja allá en Nueva York. Es a media noche.

Pero la Biblia no enseña que el día comienza a media noche.

Enseña cuando se oculta el sol. El hombre ha cambiado en ese sentido.

El segundo cambio que ha hecho el hombre es que le ha dado nombres planetarios a los días de la semana.

La Biblia numera los días. Los seres humanos han cambiado el sistema de números a nombres planetarios.

Por ejemplo, lunes, día de la luna. Martes, día de Marte. Miércoles, día de mercurio. Jueves, día de Júpiter. Viernes, día de venus. Y en ingles tenemos "sunday" ¿qué es el día del qué? Es el día del sol.

Es decir, el hombre ha cambiado el sistema de ponerle números y le ha puesto nombres en honor a dioses planetarios.

Pero lo más triste que ha hecho el hombre es que ha convertido el día central en el primer día de la semana en vez del séptimo día de la semana.

Todo el mundo va a la iglesia en domingo, el primer día de la semana.

Es el día más prominente de la sociedad. Y sin embargo la Biblia dice que es el séptimo día, el día que debemos observar. Ahora, algunas personas objetan al sábado.

Y quiero concluir este tema presentándole a ustedes algunas objeciones que presenta la gente al sábado.

Algunas personas dicen: Ah, Pastor Bohr, todos los días son iguales, con tal que guardemos uno está bien.

El mandamiento no dice: Guarda uno en siete, o guarda cada séptimo día, o guarda todos los días.

El mandamiento dice: "El séptimo día es sábado de Jehová tu Dios".

Es decir, Dios identifica el séptimo día como el sábado.

No es un día en siete, ni cada séptimo día ni el día que yo quiero ofrecerle a Dios.

Dios especificó que trabajemos seis y el séptimo día que es el sábado es el que debemos guardar.

Algunas personas dicen: Pero Pastor Bohr, el día fue cambiado. Yo pregunto, hermana Inorosa, ¿cuál es el día de su cumpleaños? ¿Noviembre qué? Noviembre 11. Yo voy a hacer una declaración.

Este año vamos a celebrar el cumpleaños de la hermana Inorosa, diciembre 11, y ustedes se ríen y dicen: No es posible. ¿Por qué no es posible? Porque ella no nació diciembre 11.

Yo no puedo celebrar la creación el primer día porque ese no es el día que Jesús hizo para el cumpleaños de la tierra.

Él hizo el séptimo. Y usted no puede cambiar fechas históricas.

Usted no puede decir: Celebremos el día de la independencia de los Estados Unidos el 22 de octubre.

Porque esa fecha está arreglada en la historia, no se puede cambiar. Salmo 89 y el versículo 34 dice que Dios no alterará lo que sale de sus labios.

Alguna gente dice, Pastor, el día especifico no importa. Con tal que le ofrezca un día a Dios.

Yo pregunto, cuando Dios dijo no coman de ese arbolito ahí, ¿estaba hablando seriamente de ese árbol? Ustedes creen que Dios hubiera aceptado que el hombre dijera: Pero Señor, es que yo escogí no comer de aquel. Oh no. Cuando Dios especifica, el espera que nosotros le obedezcamos.

Ahora yo pregunto, si nosotros ponemos aquí, supongamos, tenemos la bandera de los Estados Unidos acá, y yo digo: "I pledge alligiance to the flag of the United States of America and to the republic for which it stands", cuando le estoy haciendo homenaje a la bandera, estoy haciéndole homenaje al gobierno que representa la bandera. ¿No es así?

Pero supongamos que yo tengo allí una bandera de Rusia, y me cruzo el pecho y digo:

"I pledge alligiance to the flag of the United States of America", y la gente me dice: Pero, Pastor algo pasa con usted.

Esa no es la bandera de Estados Unidos, es la bandera de Rusia, y yo digo: Ah, que importa.

Una bandera es una bandera. Las dos son de tela. ¿Es importante la bandera especifica? Claro que sí.

Y el sábado es la bandera que hizo Dios.

Es mas, ¿saben ustedes que la observancia del primer día de la semana es idolatría?

Y usted dice: Pastor, ¿cómo dice eso tan fuerte, qué usted está hablando? Es idolatría.

Permítanme ponerlo de esta manera.

¿Quién hizo el sol? Dios.

¿Lo hizo para la adoración? No.

¿Qué pasa si usted convierte el sol en un objeto de adoración?

¿Cómo se llama eso? Idolatría

¿Quién hizo el primer día de la semana? Dios.

¿Lo hizo para la adoración? No.

Entonces, ¿qué pasa si usted convierte el primer día de la semana en un día de adoración? Igual es idolatría.

Porque idolatría es cualquier cosa que usted hace para la adoración que Dios no hizo para adoración.

No importa que sea un objeto o que sea un día.

Algunos dicen, pero Pastor no estamos bajo la ley sino bajo la gracia. Suena muy bonito.

Entonces, como estamos bajo la gracia, podemos matar, y podemos cometer adulterio y podemos mentir y podemos adorar ídolos. ¿Verdad que sí? Oh no, dicen. Eso no se puede.

Ah, entonces tenemos que guardar los nueve mandamientos. Aunque estamos bajo la gracia, Dios quiere que todavía guardemos los mandamientos, ¿sí o no? Claro que sí.

Entonces si Dios espera que guardemos los otros mandamientos ¿por qué no va a esperar que guardemos el sábado aun cuando estamos bajo la gracia? Si estamos bajo la gracia vamos a querer obedecer por amor. ¿No es así? Claro que sí.

"El que transgrede uno los transgrede todos", según dice la Escritura.

Algunas personas dicen: Pero Pastor, el sábado era para los judíos.

Lo siento mucho pero en el huerto del Edén no había judíos. Porque el nombre judío viene de Judas, uno de los hijos de Jacob. Adán y Eva no eran judíos y Dios les dio el sábado.

Además de eso, nunca van a encontrar en la Biblia que se use la expresión "el sábado de los judíos".

Siempre es el sábado de Jehová tu Dios.

Algunos dicen: Pero Pastor, el domingo es el día del Señor. Me gustaría que me lo mostraran en la Biblia, porque la Biblia nunca dice que el domingo es el día del Señor.

Dice que Juan estaba en el espíritu en el día del Señor. Como no.

Pero ahí no identifica el día del Señor como el domingo.

Si ustedes quieren saber cuál es el día del Señor tienen que ir a otros versículo de la Biblia.

Ya leímos en Marcos 2; 27 que el Hijo del hombre es Señor del sábado, exactamente.

Y encontramos en Isaías 58 que debemos retraer nuestro pie de pisotear el día santo ¿de quién? De Dios, de Jehová.

Es decir, la Biblia identifica el sábado como el día de reposo.

Algunos dicen: Pero Pastor, el sábado Dios lo hizo como un símbolo del reposo espiritual que Cristo nos iba a dar cuando muriera en la cruz.

El problema con eso es que el sábado fue creado antes de que se necesitara cruz.

Porque no había entrado el pecado cuando Dios hizo el sábado.

El sábado en su sentido original nada tiene que ver con la cruz.

Algunos dicen: Pero Pastor, Jesús quebrantó el sábado.

Y lo que yo les digo es que si ustedes creen que Jesús quebrantó el sábado, entonces Jesús se hizo pecador, porque el pecado es trasgresión de la ley.

Y el sábado es uno de los diez mandamientos.

Los fariseos decían que Jesús quebrantó la ley.

Así que si usted dice que Cristo quebrantó la ley, usted está con los fariseos.

¿Me estoy explicando o no me estoy explicando?

Algunos dicen: Pero Pastor, ¿cómo puede estar la mayoría equivocada?

¿Sabe usted que en la Biblia nunca la mayoría ha estado con Dios?

En los días de Noé eran ocho.

En los días de Elías eran unos pocos.

En los días de Daniel, tres jóvenes.

Y Daniel solo fue echado al foso de los leones.

Jesús se paró solo, hasta los discípulos lo abandonaron.

La mayoría siempre ha estado equivocada.

Así que porque todo el mundo guarda el primer día de la semana, no significa que es el día que debemos guardar.

¿Saben ustedes que el sábado y el domingo están en polos opuestos?

Nosotros los encontramos lado a lado porque tenemos sábado, domingo.

Pero cuando ustedes miran el calendario van a encontrar que el sábado esta acá y el domingo esta acá.

Es decir, están en polos contrarios.

¿Ustedes recuerdan en uno de los temas que presenté que lo genuino viene siempre primero y después viene la falsificación? Yo pregunto, ¿cuál fue el día original genuino que hizo Dios como día de reposo? El sábado.

¿Creen ustedes que más adelante en la historia Satanás iba a implementar una falsificación, un día también de 24 horas, donde la gente profesa rendirle homenaje a Jesús?

No cabe duda alguna. Si quieren saber cual es el día de reposo genuino es el que Dios hizo al principio.

Cualquier otro día que se inventa mas adelante tiene que ser la falsificación.

Por eso el cuarto mandamiento empieza diciendo:

"Acuérdate del día sábado para santificarlo".

Un ultimo argumento que usa la gente: Ah pero Pastor, el sábado se ha perdido.

Nadie sabe que el sábado de hoy es el mismo sábado de la antigüedad.

Y a veces yo me sonrió. Tu celebras el domingo en honor de la resurrección ¿verdad?

Ahora, si tu crees que el domingo de hoy es el domingo de la resurrección, el sábado de hoy también es el sábado de allá. ¿Cómo es que el domingo no se ha perdido?

Y han notado ustedes, en semana santa, escuchen bien, que se habla de domingo de ramos, se habla de jueves santo, se habla de viernes santo y se habla de domingo de resurrección ¡y no se dice nada del sábado! ¿Por qué?

¡Porque Satanás quiere borrar el sábado, porque es la señal de Dios, de Jesús nuestro creador!

Y el diablo odia el sábado. Por eso hizo que los fariseos torcieran el sábado.

La mayoría de los cristianos creen que el sábado fariseo es el sábado de Jesús. Y por eso no quieren nada que ver con el sábado. ¡Pero el sábado bíblico es el sábado glorioso que hizo Jesús para tener compañerismo un día a la semana con su pueblo! ¡Ojalá esa sea nuestra experiencia!


Apriete aquí para ir al próximo tema:


Apriete aquí para ir Pagina Principa;