Genesis y el Milenio
Ministerio "MARANATA"
Pagina principal Ano Biblico El Apocalipsis El Genesis Daniel


Génesis y el Milenio
Bajar a tu computadora

Top of Form

Génesis y el Milenio Apocalíptico

 

El título del tema de hoy es: Génesis y el Milenio Apocalíptico.

       Y queremos comenzar nuestro estudio en el libro de Génesis, el capítulo 1 y el versículo 2.

Aquí está hablando de la condición de la tierra antes de la creación.

Y dice esto: "Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la haz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas".

Ahora, hay cuatro conceptos claves que quiero subrayar en este versículo.

1.     En primer lugar, antes de la creación se dice que la tierra estaba desordenada.

2.     En segundo lugar, dice que la tierra estaba vacía.

3.     En tercer lugar, dice que la tierra estaba en tinieblas.

4.     Y en cuarto lugar, dice que la tierra era como un abismo.

Cuatro conceptos claves: desordenada, vacía, sin luz, y se usa la palabra abismo.

Ahora, es interesante notar como Dios obra en la semana de la creación. No voy a leer los versículos porque ustedes pueden leerlos en Génesis, el capítulo 1, pero quiero describir la secuencia de días y qué fue lo que Dios creó en cada día, para arreglar los cuatro problemas que tenía el planeta.

1)    En primer lugar, Génesis 1 dice que Dios hizo la luz.

2)    En segundo lugar, dice que hizo el firmamento, es decir, la atmósfera. Y la Biblia dice que en el segundo día, Dios separó las aguas de las aguas. Es decir, Dios colocó agua encima del planeta, que se conoce como la atmósfera, y Dios colocó aguas frescas debajo de la tierra.

3)    El tercer día, Dios hizo tierra fértil, y colocó sobre la tierra plantas y árboles y flores.

4)    El cuarto día, Dios sincronizó el sol, la luna y las estrellas. Es decir, ubicó el sol, la luna y las estrellas en sus lugares en el cielo para que pudieran ser funcionales y ayudar en el planeta.

5)    El quinto día, Dios llenó los cielos de aves y llenó las aguas de peces.

6)    Y el sexto día, lógicamente, Dios llenó el planeta, o puso en el planeta, mejor dicho, a Adán y Eva, seres humanos. Así que Dios, en la semana de la creación, hizo luz, el firmamento, puso aguas frescas debajo de la tierra, colocó el sol, la luna y las estrellas en sus lugares. Creó aves, creó peces, creó animales terrestres el sexto día, y creó seres humanos. Y cuando Dios terminó su obra la tierra estaba ordenada, estaba llena y tenía luz. Ya no se podía describir la tierra como un abismo porque la tierra ahora tenía orden, la tierra estaba llena.

La Biblia nos enseña, sin embargo, que va a venir un momento en la historia del mundo, adonde Dios va a reversar la creación. Es decir, Dios va a deshacer lo que él hizo en la semana de la creación. El libro de Apocalipsis, en el capítulo 16, y no lo vamos a leer tampoco porque son 21 versículos, pero en Apocalipsis 16, los versículos 1 al 21, encontramos la descripción de siete plagas devastadoras que van a reducir el planeta a la condición en la cual se encontraba antes de la creación. Estas plagas catastróficas y cataclísmicas, devastadoras, lo que van a hacer es regresar el planeta a la condición en la cual se encontraba antes de la creación.

 

Es interesante notar que las siete postreras plagas culminan con la Segunda Venida de Jesús. Es decir, después que las plagas han devastado al Planeta, el proceso de desolación y destrucción culminará con la Segunda Venida de Jesús. Quiero que notemos este evento como se describe en Jeremías 4 y el versículo 19. Habla aquí del evento que conocemos como la Segunda Venida de Jesús. Y hay dos palabras claves que quiero que notemos en este versículo.

Hay la palabra trompeta y está la palabra guerra o la palabra batalla.

·        Noten lo que dice en Jeremías 4:19. Leamos. "¡Mis entrañas, mis entrañas! Me duelen las fibras de mi corazón; mi corazón se agita dentro de mí; no callaré;" y ahora escuchen, "porque sonido de trompeta has oído, o alma mía, pregón de guerra".

Dos ideas. La trompeta y el sonido o el pregón de guerra.

Ahora, esto es importante porque el Nuevo Testamento nos indica que cuando Cristo venga, él viene con el sonido de la trompeta. Noten lo que dice 1 Corintios 15 y los versículos 51 y 52.

·        Leamos. Dice el apóstol Pablo. "He aquí os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento en un abrir y cerrar de ojos", ¿y cuándo será? "a la final trompeta. Porque se tocará la trompeta y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados".

Fíjense que aquí se nos dice que se va a tocar la trompeta y eso va a marcar la resurrección de los muertos y la transformación de los que están vivos.

·        Noten también 1 Tesalonicenses 4:16. La misma idea del sonido de la trompeta.

Dice allí: "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel", y ahora escuchen, "y con trompeta de Dios, descenderá del cielo y los muertos en Cristo resucitarán primero".

Fíjense que en todos estos textos, Jeremías, el capítulo 4 y el versículo 19, 1 Corintios 15:51, 52 y 1 Tesalonicenses 4 y el versículo 16, tenemos la idea de que cuando Cristo venga va a sonar la trompeta. Y yo no sé si ustedes se dieron cuenta en Jeremías 4 y el versículo 19, que el corazón de Jeremías está latiendo a millón. Dice que su corazón rugía dentro de él porque él está presenciando este evento con el son de la trompeta, la Segunda Venida de Jesús. Y está viendo una guerra que se está realizando. Ahora, hemos visto que la trompeta suena cuando Cristo venga.

·         Pero la pregunta es: ¿por qué dice Jeremías que él ha oído pregón de guerra? Vayan conmigo a Apocalipsis 19 y vamos a leer el versículo 11 y entonces vamos a saltar al versículo 14. Apocalipsis 19 y el versículo 11, está describiendo la Segunda Venida de Jesús.

·         Y dice aquí: "Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y él que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea". Es decir que el jinete del caballo blanco viene a batallar, o a pelear. Versículo 14, fíjense que no viene solo: "Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos". Y luego dice mas adelante en el capítulo que la bestia, y el falso profeta, y los reyes de la tierra están parados para batallar contra el que se encuentra sentado en el caballo blanco y contra sus ejércitos. Es decir, que cuando Cristo venga, viene con el sonido de la trompeta para despertar a sus hijos que están durmiendo y el son de la trompeta también es el llamado a la batalla contra el dragón, la bestia, y el falso profeta.

·         Ahora, queremos notar algunos otros datos interesantes en cuanto a lo que sucede cuando el Señor Jesucristo venga. Noten lo que dice Jeremías 4 y el versículo 23, sobre lo que va a pasar con este planeta. Yo les mencioné que el planeta va a regresar a la condición en la cual se encontraba antes de la creación. Es decir, Dios va a reversar la creación.

·         Fíjense lo que dice Jeremías 4:23, "Miré a la tierra, y he aquí que estaba asolada y vacía; y a los cielos, y no había en ellos luz". Yo pregunto, ¿hemos leído algún otro versículo que tiene lo mismo? ¡Claro que sí! La terminología es idéntica a la que encontramos en Génesis 1:2. Dice que la tierra estaba desordenada, aunque dice asolada, es la misma palabra hebrea, desordenada y vacía y en los cielos no había luz. Ahora, fíjense que este es Jeremías 4:23. Acabamos de leer en el versículo 19, que lo que va a causar que la tierra quede asolada y vacía y sin luz es que Jeremías ha presenciado el son de trompetas y el llamado a la batalla. Es decir, es la Segunda Venida de Jesús, culminando las siete postreras plagas que van a reducir a la tierra a la condición en la cual se encontraba antes de la creación. Ahora, no voy a leer todos los textos. Se los voy a mencionar, para que ustedes vean como las plagas de Apocalipsis devuelven al planeta a la condición en la cual se encontraba antes de la creación. Apocalipsis 16:4 y 5, nos dice que las fuentes de las aguas, fíjese que Dios colocó debajo el planeta el segundo día, las fuentes de agua dulce, dice que se van a tornar todas en sangre, dice en la segunda plaga y en la primera, el mar se convierte en sangre.

·         Es decir, que se va a reversar ese aspecto de la creación. Ya las aguas no van a ser aguas frescas que se puedan beber. En Apocalipsis 16:20, dice que las islas y las montañas van a ser removidas de sus lugares. Es decir, la superficie de la tierra que Dios hizo hermosa el tercer día de la creación, ahora se va a resquebrajar y se va a desordenar. Porque islas van a desaparecer. Montañas van a ser tragadas por el mar. Además de eso, en Jeremías 4:26, que es en el mismo capítulo donde leímos en cuanto a la tierra asolada, vacía y sin luz, se nos dice que Jeremías vio la tierra y la tierra era un desierto. Es decir, la tierra fructífera se volvió un desierto. Lo cual significa que toda la vegetación que producía fruto va a ser destruida, especialmente por el sol de la cuarta plaga que va a quemar todo con un intenso calor. Es decir, la tierra resquebrajada, las fuentes de las aguas llenas de sangre y además de eso la superficie de la tierra trastornada. La tierra fructífera sin plantas, sin árboles, sin flores, todo destruido. Además de eso, nos dice en Apocalipsis, el capítulo 16, que la tierra, después que el sol queme la vegetación, el planeta va a quedar en tinieblas.

·         La quinta plaga es una plaga de tinieblas y lo que va a pasar, según Mateo 24:29 y 30, es que el sol y la luna y las estrellas, cuando Dios deje oir su voz, van a ser removidas de sus lugares. Dice: "Las potestades de los cielos serán conmovidas". Y por eso el planeta va a quedar como al principio, en oscuridad después que el sol quema toda la vegetación. Jeremías 4:25, dice que Jeremías miró toda la tierra, y no había aves en ninguna parte. Todas las aves se habían ido. Es decir, todas las aves habían muerto. Además de eso, Apocalipsis 16:3, dice que todos los peces que estaban en el mar murieron.

·         En Jeremías 4:25, Jeremías dice: "Miré la tierra y no tenía habitante alguno". Es decir, todos los seres humanos habían perecido. Es más, en Jeremías 25: 33, se nos dice qué va a pasar con los seres humanos cuando el Señor Jesucristo venga. Dice allí: "Y yacerán los muertos de Jehová en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el otro; no se endecharán ni se recogerán ni serán enterrados; como estiércol quedarán sobre la faz de la tierra". Es decir, que todos los seres humanos en el Planeta Tierra van a perecer. ¿Se dieron cuenta como esta descripción de Apocalipsis y de Jeremías demuestra como la creación va a regresar a la condición a la cual se encontraba en su estado caótico antes de que Dios creara los cielos y la tierra?

·         Las aves no están, los peces se mueren, la vegetación se quema, la oscuridad impera, el sol, la luna y las estrellas son desquiciados. Las fuentes de las aguas se llenan de sangre, la superficie de la tierra que Dios hizo hermosa al tercer día, se resquebraja y se daña. Es decir, la tierra regresa a la condición en la cual se encontraba antes de la creación.

·         Y saben ustedes que hay muchas iglesias que enseñan que durante los mil años va a haber gente viviendo aquí en el planeta.

ü  Y yo me pregunto, ¿cómo es que puede haber gente viviendo en el Planeta Tierra después de esta descripción?

ü  ¿Acaso podía vivir gente aquí en la tierra antes de la creación? No.

ü  ¿Cómo podían vivir si no tenían atmósfera que respirar?

ü  ¿Cómo podían vivir si no había vegetación que comer?

ü  ¿Cómo podían vivir si el sol y la luna no marcaban las estaciones y el tiempo?

ü  ¿Cómo podían vivir los animales sin vegetación?

Es decir, que con el planeta en esta condición es imposible que en este mundo viva algún ser humano durante el milenio acá. Es una imposibilidad. Sin embargo, muchas iglesias enseñan que esta tierra va a ser un hermoso paraíso como el huerto del edén y el Señor Jesucristo se va a sentar en el trono de David, y aquí la gente va a vivir feliz durante un periodo de mil años. ¡Es imposible! Porque las plagas y la Segunda Venida habrán devastado completamente el Planeta Tierra.

Ahora yo pregunto, ¿qué pasará con los impíos y con los justos cuando vengan las plagas y cuando se realize la Segunda Venida?

ü  ¿Qué va a pasar con los impíos y con los justos? Noten Isaías, el capítulo 24, y los versículos 1 al 4, con lo que va a pasar aquí en la tierra. "He aquí que Jehová vacía la tierra y la desnuda", fíjense las expresiones. Dice: "vacía la tierra y la desnuda", "y trastorna su faz", es decir su superficie, "y hace esparcir a sus moradores. y sucederá así como al pueblo, también al sacerdote; como al siervo, así a su amo; como a la criada, a su ama; como al que compra, al que vende; como al que presta, al que toma prestado; como al que da a logro, así al que lo recibe".

Es decir, a todo el mundo le va a pasar por igual. Versículo 3: "La tierra será enteramente vaciada, y completamente saqueada; porque Jehová ha pronunciado esta palabra. Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra".

ü  Fíjense como se describe la devastación que va a venir al Planeta Tierra.

ü  La catástrofe, el cataclismo que va a pegar sobre este planeta.

Ahora, cuando venga esta destrucción, ¿será que no va a quedar nadie aquí? Sigamos leyendo en el versículo 6, de Isaías 24.

 

Dice: "Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados"; fíjense que los moradores de la tierra son asolados. Y ahora escuchen esto: "por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra", y dice en la versión del 60 de donde estoy leyendo, "y disminuyeron los hombres".

 

ü  Ahora, necesito explicarles algo sobre esa palabra 'disminuyeron'. Una mejor traducción sería quedaron pocos hombres. Es decir, cuando la tierra sea devastada, dice: "quedaron pocos hombres". Entonces alguno dirá, pero Pastor Bohr, usted acaba de decir que cuando se realize esto no va a quedar nadie. Todos van a perecer.

ü  Entonces, ¿quiénes son los que quedan aquí?

ü  ¿Quiénes son los pocos que quedan?

ü  ¿Quiénes son los que permanecen después que el número de hombres disminuye?

Necesitamos regresar a Génesis, el capítulo 7, y los versículos 23 y 24. Fíjense qué interesante esto. Vamos a leer este pasaje que tiene la mismita palabra hebrea. Dice allí en Génesis 17:22, hablando del diluvio, "Todo el que tenía aliento de espíritu de vida en sus narices, todo lo que había en la tierra, murió". Así fue destruido todo ser que vivía sobre la faz de la tierra, desde el hombre hasta la bestia, los reptiles, y las aves del cielo; y fueron raídos de la tierra".¿Cuántos de los que estaban en la tierra murieron? Todos.

Pero, ¿permanecieron unos poquitos después que se disminuyeron todos, quedaron algunos? ¿Sí o no? Sí. ¿Y quiénes fueron los que quedaron, los malos o los buenos? ¡Oh! Los que fueron dejados, o los que quedaron fueron los buenos, porque dice en la última parte del versículo, "y quedó", esa es la mismita palabra 'disminuyeron' de Isaías 24, "quedó solamente Noé, y los que con él estaban en el arca".

Es decir, cuando se disminuyen los hombres que van a ser destruidos por esta catástrofe devastadora, ¿quiénes son los únicos que van a quedar? Los únicos que van a quedar vivos son quiénes? Los justos, representados por Noé y su familia. Ahora, ¿por qué traigo a colación esto? Porque hay muchos que enseñan hoy en día que Jesús va a venir a este mundo en un rapto, siete años antes de su venida gloriosa. Y se va a llevar al cielo en el rapto a los fieles. Y cuando venga, van a morir muchos de los que están sobre la tierra, pero van a quedar algunos impíos vivos, porque Jesús 7 años mas tarde va a regresar.

No es posible esto. Porque nos dice Jesús, "que como fue en los días de Noe, así será la venida del Hijo del hombre". Es decir, que como pasó allá, va a pasar en el futuro. Ahora yo pregunto, cuando Noé entró al arca, ¿había dos grupos de impíos afuera? ¿Muchos que murieron y quedó otro grupo de impíos? ¡No! ¿Murieron todos los impíos cuando Noé y su familia estaban en el arca? Sí. Ahora yo pregunto, cuando Cristo venga, ¿todos los impíos van a morir? Eso lo enseña la Escritura. Todos los impíos van a morir. ¿Y quiénes son los únicos que quedan? Los únicos que quedan son los fieles. Los que han recibido a Jesús. Mucha gente entiende mal, por ejemplo, Mateo 24, y los versículos 40 y 41.

Vamos a leer esos versículos. Mateo 24:40, 41. Ahí habla de lo que va a pasar cuando el Señor Jesucristo venga. Dice allí: "Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado". Quiero preguntarles, ¿quién es el tomado y quién es el dejado? La mayoría de las iglesias dicen que el tomado es el que Cristo toma para el cielo y el dejado es el que se queda atrás. Pero en realidad la Biblia enseña que el que es tomado, es tomado por destrucción y el que es dejado es el que queda, como Noé y su familia. Sigue diciendo: "Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada". Una es tomada por la destrucción y la otra ¿es dejada con qué? Es dejada con vida. Y algunos dicen, ¿será esa una interpretación correcta? Miremos los versículos que vienen inmediatamente antes de estos versículos. Noten Mateo 24 y los versículos 37 al 39. Dice allí: "Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre".

¿Qué dos grandres eventos se comparan? Los días de Noé y el día de la Venida de Jesús. Ahora yo pregunto, cuando la destrucción vino en los días de Noé, ¿quiénes fueron tomados por el diluvio? Los impíos. ¿Y quiénes fueron dejados con vida? Noé y su familia. Dice: Solo quedó ¿o fue dejado quién? Noé con su familia. Cuando Cristo venga, ¿quiénes van a ser los que van a ser tomados por la destrucción? Los impíos. ¿Quiénes son los que van a ser dejados con vida? ¿Quiénes son los que van a quedar? Los justos, como Noé y su familia. Es decir, que cuando las plagas caigan, cuando Cristo venga, va a haber solamente dos grupos. Los que van a ser destruidos, todos ellos, como todos los impíos fueron destruidos por el diluvio, y los que van a quedar con vida ¿que son quiénes? Los justos.

ü  ¿Está claro este punto? Ahora,

ü  ¿que va a suceder con los justos cuando el Señor Jesucristo venga?

ü  Bueno, sabemos que la tierra va a estar desordenada y vacía. Nadie va a poder habitar aquí, porque las plagas habrán devastado todo.

ü  Entonces surge la pregunta, ¿adónde van a vivir los hijos de Dios durante los mil años?

ü  La respuesta bíblica es muy clara. Noten San Juan, el capítulo 14 y los versículos 1 al 3. Es un texto que casi ni tenemos que buscarlo. Lo podemos repetir de memoria.

ü  Pero leámoslo. Dice Jesús: "No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre"

ü  ¿dónde queda la casa del Padre? Padre nuestro que estás en los cielos.... "en la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues",

ü  ¿a dónde se iba a ir Jesús? al cielo, "voy pues a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis".

ü  ¿Qué prometió Jesús? Que él iba a venir a buscarnos para llevarnos

ü  ¿a dónde? A la casa de su Padre. Es decir, cuando Cristo venga, él no va a poner su reino aquí para quedarse con su pueblo. Porque la tierra va a estar desordenada y vacía y sin luz. Dice aquí que él está preparando un lugar en el cielo, para llevar a sus hijos a la casa de su Padre. Y eso sucede a la Segunda Venida de Jesús.

ü  Noten también, 1 Tesalonicenses 4:15-17. "Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado", fíjense, ¿quiénes son los que han quedado? ¿Los malos o los buenos? Los buenos. Dice: "Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado", ahora escuchen esto, "seremos arrebatados juntamente con ellos", es decir, con los que murieron y resucitaron", "juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor ¿en el qué? "en el aire, y así estaremos siempre con el Señor".

ü  Yo pregunto, ¿Jesús viene hasta el Planeta Tierra para establecer su reino acá?

ü   No. Somos arrebatados ¿en las qué? En las nubes para recibir al Señor ¿a dónde?

ü  En el aire. Y nos va a llevar a la casa de su Padre. ¿Y qué va a pasar con todos los impíos? Como en los días de Noé todos van a ser tomados por la destrucción. Todos van a ser destruidos cuando Cristo venga. Es decir, todos los impíos estarán muertos y todos los justos, los que murieron en Cristo y los que están vivos, van a ser arrebatados en las nubes y Cristo se los va llevar a la casa de su Padre.

ü  Noten lo que dice Mateo 24:31. Nos dice que Jesús cuando esté viniendo en las nubes antes de que él llegue a la tierra, porque él no va a tocar la tierra, dice que va a hacer algo muy interesante. Mateo 24:31 dice: "Y enviará a sus ángeles", eso es muy importante. ¿qué va a hacer Jesús? Si él va a venir hasta la tierra, ¿para qué los va a enviar? El tiene que estar en el aire. ¿Y qué está haciendo? Está enviándolos. Dice: "Y enviará a sus ángeles con gran voz "¿de qué? Lo mismo que vimos antes, "con voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro".

ü  Es decir, Jesús está arriba, él manda a sus ángeles a buscar a sus escogidos, y arrebatarlos en las nubes, dice la Biblia.

ü  ¿Qué son las nubes? Las nubes son nubes de ángeles. La nube que se llevó a Jesús al cielo ¿era una nube de qué? Era una nube de ángeles. Es decir que cuando Cristo venga, y aún antes de que venga con las plagas la tierra será reducida a una ruina total. Todos los impíos mueren. Los justos son librados por Jesús arrebatados en las nubes y son llevados a la casa del Padre. Recogidos por los ángeles que son representados por las nubes.

ü  Pero ahora necesitamos hablar un poquito mas de lo que va a pasar con los impíos y con Satanás y sus ángeles, cuando Jesús venga. Vayan conmigo a Isaías 24 y vamos a leer empezando en el versículo 18.

 

Ustedes van a ver la descripción catastrófica que se da aquí.

"Y acontecerá que el que huyere de la voz del terror caerá en el foso; y el que saliere de en medio del foso será preso en la red; porque de lo alto se abrirán ventanas, y temblarán los cimientos de la tierra".

¿Se dan cuenta qué es lo que se está describiendo aquí?

Es la Segunda Venida de Jesús. Sigue diciendo en el versículo 19.

"Será quebrantada del todo la tierra, enteramente desmenuzada será la tierra, en gran manera será la tierra conmovida. Temblará la tierra como un ebrio, y será removida como una choza; y se agravará sobre ella su pecado, y caerá, y nunca más se levantará", el planeta como lo conocemos hoy.

Hasta que Dios haga un planeta nuevo. ¿Se dan cuenta qué es lo que está diciendo aquí? La tierra va a ser resquebrajada, la tierra va a ser vaciada. Dice aquí que la tierra va temblar, va a haber un terremoto mundial. La séptima plaga habla de un terremoto en el libro de Apocalipsis. Y ahora quiero que noten lo que dice el versículo 21. Ya hablamos de lo que va a pasar con los justos. Ahora hablemos de lo que va a pasar con los impíos, y Satanás y sus ángeles. Versículo 21.

"Acontecerá en aquel día", ¿cuál día? ¿Qué día se acaba de describir? El día que Jesús venga, ¿verdad que sí? "Y acontecerá en aquel día, que Jehová castigará al ejército de los cielos en lo alto", ¿a quiénes va a castigar? Al ejército de los cielos o al ejército celestial. ¿Y a quiénes mas va a castigar? "Y a los reyes de la tierra sobre la tierra".

Dos grupos van a ser castigados cuando concluyan las plagas y Cristo venga.

El ejército celestial ¿y quiénes?

Y los reyes de la tierra.

Ahora, en primer lugar hablemos del ejército celestial que va a ser castigado cuando Jesús venga. ¿Quién es el ejército celestial? No cabe duda que el ejército celestial son los ángeles. Noten lo que dice el libro de Efesios, el capítulo 6 y el versículo 12, y podríamos leer muchos versículos mas donde se habla que Satanás es el príncipe del aire. Dice allí en Efesios 6:12: "Porque no tenemos lucha contra sangre y carne", contra sangre y carne significa que no estamos luchando con seres humanos, "sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad" ¿dónde? "en las regiones celestes". No estamos luchando contra seres humanos, sino que estamos luchando contra poderes espirituales ¿que se encuentran dónde?

En los lugares celestes. ¿Quiénes son esos contra quiénes estamos luchando, que no son seres humanos? Son Satanás y sus ángeles, exactamente. Entonces, ¿quiénes van a ser castigados cuando Jesús venga? El ejército celestial. No pueden ser los ángeles buenos que va a castigar, porque los ángeles buenos no hay que castigarlos. Es decir, va a castigar a Satanás y a sus ángeles.

¿Y a quiénes mas va a castigar? Noten Apocalipsis 19:19. Ya culmina la batalla, cuando Jesús viene sobre el caballo blanco. Las huestes celestiales vienen con él. Dice en el versículo 19: "Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos", ¿quiénes están reunidos contra Jesús? La bestia ¿y quiénes? y los reyes de la tierra. "Reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército". Y fíjense lo que va a pasar con los reyes que se levantan contra Dios. Versículo 21: "Y los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca del que estaba sentado sobre el caballo, y todas las aves se saciaron de las carnes de ellos". ¿Va a castigar Jesús a los reyes de la tierra cuando regrese? Como no.

¿Va a castigar a los ejércitos celestiales? Claro que sí, va a castigar también a los ejércitos celestiales. Por eso Isaías, el capítulo 24 y el versículo 21, dice que en aquel día Jehová castigará el ejército celestial, que son Satanás y sus ángeles y a los reyes de la tierra que se encuentran sobre la tierra. El libro de Apocalipsis deja en claro este punto. Ahora, la pregunta clave es, ¿cómo van a ser castigados? Dice que serán castigados, los ejércitos celestiales y los reyes de la tierra cuando Jesús venga, van a ser castigados. Los hijos de Dios no van a ser castigados.

Esos van a ir al cielo, arrebatados en las nubes para ir a la casa del Padre. ¿Pero cuál será su castigo? Yo quiero que ustedes noten que el castigo de Satanás y sus ángeles y el castigo de los reyes de la tierra, tiene dos etapas. Vayan conmigo otra vez a Isaías, el capítulo 24, y vamos a leer el versículo 22. Aquí habla del castigo. Dice: "Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados". ¿Cuál va a ser el castigo de ellos? Van a ser echados a la mazmorra y van a quedar encerrados en prisión. Y ustedes dicen: ¿qué quiere decir eso Pastor? Permítanme mencionarles algo sobre la palabra 'mazmorra' que se usa aquí. Van a ser echados en la mazmorra. Esa palabra mazmorra se usa de dos formas en el Antiguo Testamento. Es una palabra versátil. Puede referirse a un lugar a donde se retiene gente viva hasta que se decida qué es lo que se va a hacer con ellos. Pero también es una palabra que se usa para hablar del sepulcro a donde van los muertos. Es decir, puede referirse a gente viva, retenida en ese lugar hasta que se decida qué se va a hacer con ellos, y también puede referirse a gente que permanece en el sepulcro allí donde van los muertos.

Ahora, hay una razón por la cual Isaías usó esta palabra versátil mazmorra y en un momento les voy a decir por qué. Pero permítanme darles un par de ejemplos donde se usa la palabra mazmorra en el sentido en el sentido de retener a alguien vivo mientras se decida qué se va a hacer con ellos. Solamente me voy a referir a estos textos, porque no tenemos tiempo de leerlos todos, pero en Génesis 37:24, 25, ¿recuerdan a José cuando los hermanos lo echaron en la cisterna? Esa palabra cisterna es la idéntica palabra que se traduce mazmorra en Isaías 24. Y a José lo echaron ahí hasta que pudieran decidir qué es lo que iban a hacer con él. Ahora, otro lugar donde se usa es Jeremías 38:6 para hablar del profeta Jeremías. El profeta Jeremías también fue echado en una cisterna. Es la misma palabra de Isaías 24, mazmorra. Y a Jeremías lo echaron ahí hasta que pudieran decidir qué es lo que iban a hacer con él. Es decir, fue retenido en la mazmorra estando vivo. Pero saben que la palabra se puede usar también para hablar de retener gente en el sepulcro que está muerta. Noten un ejemplo. Isaías 38:18. Dice allí: "Porque el Seol no te exaltará", Seol significa sepulcro, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad". La palabra sepulcro allí es la mismita palabra que se traduce mazmorra en Isaías 24. Es decir, esto está hablando de un lugar a donde va gente muerta. Es decir, esa palabra puede significar gente estando viva, que se retiene en un lugar, o gente que está muerta que es retenida por el sepulcro.

Y ustedes dicen- Pastor, ¿por qué es importante esto? - Porque el libro de Apocalipsis nos enseña que todos los impíos van a estar muertos durante los mil años. Es decir, van a ser retenidos en la mazmorra por mil años, estando muerto. Pero el mismo libro de Apocalipsis nos enseña que Satanás y sus ángeles van a ser retenidos y encarcelados aquí, no muertos sino vivos. Es decir, los reyes de la tierra y los ejércitos celestiales, ambos van a ser retenidos aquí. Los impíos estando muertos, porque ya leímos que van a ser destruidos. Y Satanás y sus ángeles retenidos aquí pero estando vivos.

¿Ustedes recuerdan esa palabra abismo en Génesis el capítulo 1 y el versículo 2? Noten lo que dice Apocalipsis el capítulo 20, y quiero leer el versículo 2 y 3. Fíjense lo que va a pasar con Satanás. Ya leímos que los reyes de la tierra van a ser destruidos con la espada que sale de la boca del que viene sentado en el caballo. Pero noten lo que dice de Satanás:

"Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo", en Génesis la palabra abismo describía al planeta en un estado caótico, en un estado desordenado, vacío y sin luz.

¿En qué condición va a estar la tierra cuando Satanás sea prendido? En la misma condición. Porque dice aquí, "prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo", ¿y qué hizo? "y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo".

Yo pregunto, ¿Satanás va a ser amarrado aquí estando vivo? ¿Sí o no? Claro que sí. ¿Y los reyes de la tierra en qué condición van a estar retenidos acá? Estando muertos. Ahora, noten lo que dice Apocalipsis 20:7-9 "Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió".

Dice que serán echados en la mazmorra y en prisión serán encerrados. Y el castigo de los reyes de la tierra es que van a ser retenidos por el sepulcro. El castigo de Satanás y sus ángeles es que van a ser amarrados o atados en la mazmorra, en la prisión del Planeta Tierra, en forma abismal como estaba el mundo originalmente antes de la creación. ¿Están entendiendo lo que estoy diciendo? ¿Van a estar muertos todos los impíos durante los mil años? Sí, porque si ustedes leen Apocalipsis 20 y el versículo 5 dice: "Los otros muertos no vivieron de nuevo sino hasta que se cumplieron los mil años". Y los otros muertos tienen que ser los muertos malos, porque los muertos en Cristo fueron resucitados cuando Cristo vino y se los llevó para el cielo.

Así que los otros muertos tienen que ser los malos. Los unos muertos son los que resucitan cuando Cristo venga. Los otros muertos que no resucitan sino hasta el final de los mil años, ¿tienen que ser quiénes? Tienen que ser los impíos. Es decir, durante los mil años, los hijos de Dios van a estar en el cielo, mientras que los impíos van a estar todos muertos y Satanás y sus ángeles van a estar amarrados en el Planeta Tierra.

Y créanme, Dios no va a usar una cadena literal. El poder de Satanás radica en el hecho de que tiene gente que puede usar para cumplir su propósito. Pero como toda su gente está muerta, está amarrado. El no tiene poder sin gente. Porque mientras tiene gente puede engañar. Si no tiene gente no engaña. Es decir, está amarrado porque toda su gente está muerta.

Ahora, la pregunta es, ¿cuánto tiempo van a permanecer ahí en la cárcel? ¡Oh, mil años! Vamos a Isaías 24, para que ustedes vean como allá el profeta Isaías tenía esto contemplado, y noten lo que dice otra vez el versículo 22: "Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados", y ahora escuchen esto, "y serán castigados después de muchos días". ¿Están captando lo que está diciendo? Cuando Jesús venga ¿qué va a pasar con los impíos y con Satanás? Van a ser echados en la prisión. ¿Cuánto tiempo van a quedar en la prisión? Aquí dice muchos días. ¿Cuántos son los muchos días? Apocalipsis dice que son mil años.

¿Están captándolo o no?

Mil años. Ahora,

¿cuántas etapas de castigo tienen los impíos y Satanás?

Tienen dos. Noten la última parte otra vez del versículo 22. Dice: "Y serán castigados después de muchos días".

Pero ya leímos que cuando Jesús venga va a castigar al ejército celestial y va a castigar a los reyes de la tierra y los va a echar a la cárcel. Ahí los castigó. Pasan muchos días, y luego dice aquí en el versículo 22, que después de muchos días son castigados de nuevo. Es decir, el castigo de Satanás y sus ángeles y de los impíos tiene dos etapas.

Una etapa es cuando Cristo venga y los echa en la cárcel y la segunda etapa es después que pasan los muchos días, o los mil años, y entonces van a ser castigados. Es decir, van a ser destruidos de una vez por todas, lo que la Biblia llama la muerte segunda.

ü  Yo pregunto, ¿qué van a hacer los hijos de Dios durante esos mil años?

ü  ¿Se han preguntado ustedes alguna vez por qué razón cuando Cristo venga en su Segunda Venida, no acaba con los malos, y con Satanás y sus ángeles de una vez?

ü  ¿Por qué es que viene, los encarcela, y luego mil años pasan, y después es al final de los mil años los destruye?

ü  ¿Por qué no acaba de una vez con ellos y que no haya nada de mil años?

ü  ¿Saben por qué?

Porque el pueblo de Dios va a tener un trabajito que hacer durante el milenio. Todos los impíos van a estar muertos aquí. Satanás y sus ángeles. Y los hijos de Dios en el cielo van a desempeñar una obra de juicio. Van a juzgar a los que se quedaron en la tierra, para que todo el universo vea por qué se quedaron aquí, por qué no se los llevó Dios. ¡Para que todos puedan ver la justicia de Dios! Eso lo dice Apocalipsis 20:4. Dice que se sentaron sobre tronos los justos y les fue dada la facultad de juzgar. También se menciona en 1 Corintios 6:1 al 3, si quieren ir conmigo allí vamos a leer. El apóstol Pablo está hablando aquí de los hermanos que llevan a juicio a otros hermanos. Dice esto y leo: "¿Osa alguno de vosotros, cuando tiene algo contra otro, ir a juicio delante de los injustos, y no delante de los santos? ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo?"

¿Quiénes van a juzgar al mundo? Los santos, y la palabra mundo significa los que no están en Cristo, los mundanos, en otras palabras.

Y luego dice: "Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas? ¿O no sabéis que hemos de juzgar" ¿a quiénes? ¿Hemos de juzgar a los ángeles? ¡Wow! Es decir, vamos a juzgar, no solamente al mundo, los santos al mundo, los mundanos, los perdidos, sino que los santos ¿van a juzgar a quiénes? A los ángeles. No pueden ser los ángeles buenos porque los ángeles buenos no necesitan juicio. Tienen que ser los ángeles malos. Dios va a abrir los libros y nos va a dar la posibilidad de ver qué hicieron los ángeles y qué hicieron los impíos para perderse.

Y después de los mil años, leamos Apocalipsis 20:7-9 lo que va a suceder. Dios ahora va a ejecutar la sentencia que su pueblo ha determinado durante los mil años. Dice en Apocalipsis 20:7 y leo: "Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión", ¿qué significa eso que Satanás va a ser suelto de su prisión? Tiene que ser que el resto de los muertos ahora resucitan y con su gente ya tiene poder otra vez, ¿y qué es que hará? "Y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada;"

¿Qué va a hacer Satanás con todos los impíos que ahora han resucitado? Van a rodear la Santa Ciudad, con el fin de destruir a la ciudad. Y yo pregunto, ¿adónde están los santos? Dentro de la ciudad. ¿Y de dónde vino la ciudad? Del cielo. Entonces, ¿a dónde estaban los santos durante los mil años? No sé si captaron mi punto o no. La ciudad desciende del cielo, los santos están en la ciudad, por lo tanto, los santos deben haber estado en la ciudad en el cielo. Así de sencillo es. Y luego dice que va a pasar con ellos.

 "Y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió". Ahora, vamos rápidamente a Isaías 24, porque tenemos un par de cosas mas que estudiar. Isaías el capítulo 24, y vamos a leer el versículo 23. ¿Qué va a pasar después de los muchos días cuando Satanás y sus ángeles y los impíos sean destruidos? El versículo 23 dice, escuchen bien: "La luna se avergonzará," esto es después de los muchos días, después de los mil años. "La luna se avergonzará y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén,", que terminología rara, la luna se va a avergonzar y el sol se va a confundir, ¿cuándo va a ser eso? "cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso". Cuando Jehová reine en Jerusalén, la luna se va a avergonzar y el sol se va a confundir. ¿Qué terminología rara es esa? Pues vamos a ir a Apocalipsis, el capítulo 21, y el versículo 2. Dice: "Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido". ¿Qué pasa después de los mil años? Se ve la nueva Jerusalén igual que en Isaías 24, se ve a Jehová reinando en Jerusalén. ¿Y el sol y la luna qué? Noten lo que dice el capítulo 21 y el versículo 23, hablando de la ciudad dice: "La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera".

¿Qué significa que la luna se va a avergonzar y el sol se va a confundir? Significa el hecho que dentro de la ciudad a donde Jehová reina, no se necesita ni sol ni luna. No es que no haya. Va a haber sol y luna. Pero con la gloria de sería como prender una linterna a mediodía. La linterna se opaca ante la luz del sol. Ahora, una o dos cosas mas antes de que terminemos, y aquí viene la parte mas linda. Dios va a hacer cielos nuevos y tierra nueva.

Lo dice Apocalipsis 21:1. También 2 Pedro, capítulo 3 y el versículo 13. Ahora escuchen lo que les voy a decir. ¿Cuántos días creen ustedes que va a usar Dios para hacer un cielo nuevo y una tierra nueva, después que los impíos sean destruidos, Satanás y sus ángeles sean destruidos? ¿En cuántos días creen ustedes que Dios va a hacer cielos nuevos y tierra nueva? ¿Será que va a hacer el mundo otra vez en seis días? Sí señor. Pero hay una gran diferencia. Al principio cuando Dios hizo los cielos y la tierra. Adán y Eva no andaban por ahí. Adán y Eva no vieron a Dios crear nada. Aún cuando Dios creó a Eva, durmió a Adán. Así que Adán y Eva no vieron a Dios crear absolutamente nada. Tenían que aceptar de que Dios era el Creador, por fe. Porque Dios dijo- Yo soy el Creador - tenían que aceptarlo porque Dios lo dijo. Pero escuchen bien.

Al final de los mil años cuando los impíos, y Satanás y sus ángeles sean destruidos en las llamas del fuego, los justos estarán dentro de la ciudad y estarán vivos. Y cuando Dios diga - Sea la luz, sea el firmamento, produzca la tierra árboles y plantas y flores. Ocupen el sol, la luna y las estrellas sus lugares. Llénense los cielos de aves y las aguas de peces. Produzca la tierra seres vivientes - Cuando Dios esté diciendo eso, los hijos de Dios van a estar probablemente sentados sobre los muros de la ciudad, viendo a Dios hacerlo. Ya no va a ser por fe sino que va a ser por vista. Y alguno dice: Pastor, ¿no estará especulando? Nuestro último texto. Isaías 66 y los versículos 22 y 23. Dice aquí: "Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre". Y ahora escuchen. "Y de mes en mes", y eso es para comer del árbol de la vida, porque Apocalipsis 22:2 dice que el árbol de la vida produce su fruto cada mes. "Y de mes en mes y de día de reposo en día de reposo", o de sábado en sábado, "vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová". Dios va a hacer cielos nuevos y tierra nueva y cada sábado vamos a venir a adorarle, ¿Y por qué vamos a venir a adorarle? Porque él es el Creador del cielo nuevo y de la tierra nueva. Es decir, conmemorará el sábado, la nueva creación.