20.El Principe y el Dragon

“Descubriendo los Misterios de Genesis - Un Estudio sobre el Principio y el Fin en la Biblia” es un curso Biblico que tiene como proposito explicar las grandes profecias de la Biblia desde la perspectiva del libro de Genesis. Usted se maravillara de la forma clara, sencilla y profunda en que el pastor Esteban Bohr explica estas profecias.En esta página podrá escuchar el tema o puede también bajarlo a su computadora para que lo pueda estudiar. Son 38 temas en esta página empezaremos con el primer tema “El dia casi olvidado”


20.El Principe y el Dragon

El Principe y el Dragon 2 de de 2

El Príncipe y el Dragón
Vamos a comenzar nuestro estudio hoy repasando lo que estudiamos en el tema pasado. Y hay varios aspectos que quiero recalcar al comenzar nuestro estudio de Apocalipsis 12, que será el capítulo especial al cual le vamos a dedicar tiempo.

Daniel el capítulo 2, tiene un sueño de Nabucodonosor. Y repasando, la cabeza de la imagen que vio Nabucodonosor era de oro. El pecho y los brazos eran de plata. El vientre era de bronce. Las piernas estaban compuestas de hierro y luego los pies estaban compuestos de una mezcla de hierro y de barro. Diez dedos con una mezcla de hierro y barro.

·      Ahora, ¿qué representa la cabeza de oro?

·      Babilonia.

·      ¿Qué representa el pecho y los brazos de plata?

·      Medo Persia.

·      ¿Qué representa el pecho de bronce?

·      Grecia.

·      ¿Qué representan las piernas de hierro?

·      Roma.

·      Y luego, ¿qué representan los pies de hierro mezclado con barro?

·      Representan el hecho de que Roma se dividió en diez reinos, los diez dedos, y luego fue una Roma diferente porque era una Roma que era una mezcla de iglesia y de estado.

El poder civil de Roma continuó pero se le unió también el poder de la iglesia. Una amalgama, por así decirlo, de iglesia y estado. Quiero recalcar particularmente el cuarto reino. El cuarto reino son las piernas. No olviden eso. Las piernas representan a Roma. El cuarto reino es Roma.

Ahora, el segundo punto que quiero recalcar es que el capítulo que vamos a estudiar hoy en realidad tiene como trasfondo ese versículo del cual hemos hablado mucho, Génesis, el capítulo 3 y el versículo 15. Ahí se presentan 4 puntos centrales.

1.  Dice en primer lugar que va a haber enemistad.

2.  En segundo lugar, hay una serpiente.

3.  En tercer lugar, hay una mujer.

4.  Y en cuarto lugar, hay dos simientes.

Es decir, va a haber una guerra entre la serpiente y la mujer. Y entre la simiente de la serpiente y la simiente de la mujer. Pero luego dice que la guerra principal va a ser entre la simiente de la mujer y la serpiente. Porque dice que la simiente de la mujer iba a herir a la serpiente en la cabeza y la serpiente les iba a herir a la simiente de la mujer en el calcañar. Es decir, la guerra es entre la serpiente y la mujer, y entre la serpiente y la simiente de la mujer. Es muy importante recordar eso porque está en el trasfondo del capítulo que vamos a estudiar hoy.

El tercer punto que quiero recalcar al comenzar nuestro estudio es que la serpiente de Génesis 3:15, está involucrada en todas las etapas de Apocalipsis, el capítulo 12. Algunas personas me dicen, "Pr. Bohr, lo que Ud. está estudiando esta noche tiene muy poco que ver con Génesis". La gente que dice esto ignora el hecho de que detrás de Apocalipsis 12, que vamos a estudiar hoy, está el trasfondo de Génesis 3 y el versículo 15. En otras palabras, vamos a encontrar que en Apocalipsis 12 hay 3 etapas.

1.  La primera etapa es la guerra de la serpiente o del dragón contra el niño que va a tener una mujer. Esa es la primera etapa.

2.  La segunda etapa, cuando el niño ya se le escapa a la serpiente, la serpiente no es capaz de matarlo, entonces dice que la serpiente o el dragón se lanza contra de la mujer que trajo al mundo al niño varón.

3.  Y luego finalmente la tercera etapa es cuando el dragón se lanza contra la simiente de la simiente de la mujer. Es decir, el remanente final que va a vivir en el mundo, va a ser atacado por el dragón o por la serpiente.

Vamos a encontrar en nuestro estudio que en cada una de las tres etapas, es la serpiente o el dragón que quiere matar al niño, que quiere acabar con la mujer y que quiere acabar con el remanente final. Por eso tenemos que conectar esto con Génesis 3:15. Porque en Génesis 3:15 la batalla es en contra de la simiente de la mujer y es en contra también de la mujer. Es decir, el trasfondo de Apocalipsis 12 es Génesis el capítulo 3 y el versículo 15. Porque la serpiente o el dragón está guerreando en contra de la simiente de la mujer, en contra de la mujer y en contra de la simiente final de la simiente de la mujer.

Ahora, quiero que vayamos a Apocalipsis 12 y los versículos 1-5. Vamos a leer estos versículos para que los tengamos en mente y luego entonces vamos a interpretar su significado.

Dice: "Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas".

Imagínese, esta mujer dice que está vestida del sol, la luna debajo de sus pies, en la cabeza tiene una corona que tiene doce estrellas. Versículo 2: "Y estando encinta", es decir, estaba embarazada, "clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento". Es decir, el bebé todavía no había nacido cuando Juan ve a esta mujer.

Versículo 3: "También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono".

Interesante. Una mujer, un dragón que se identifica como la serpiente antigua. Un dragón que quiere acabar con la simiente de la mujer. Ahora, para entender este panorama tan exótico, necesitamos regresar a una historia que encontramos en el Antiguo Testamento que está en el trasfondo de Apocalipsis 12. No solamente Génesis 3:15 está en el fondo de Apocalipsis 12, sino que también la historia de Moisés en Egipto antes de sacar a Israel de Egipto, está en el trasfondo de esta historia. Ahora, no disponemos del tiempo para leer todos los versículos, así que solamente les voy a leer las referencias y les voy a pintar el panorama de donde viene todo este escenario de Apocalipsis el capítulo 12.

El pueblo de Israel según Éxodo 1:13 y 14, se encontraba en terrible y amarga servidumbre en el país de Egipto. Según Éxodo 2, los versículos 23 - 25, encontramos que el pueblo estaba clamando a Dios para que Dios los librara de su amarga servidumbre, de su esclavitud. Ellos eran esclavos de Faraón y en Ezequiel 29 y el versículo 3, y ustedes deben tener estos versículos, estamos siguiendo la secuencia, en Ezequiel 29:3, se le llama a Faraón el gran dragón. Es decir, ellos eran esclavos del gran dragón. Y estaban clamando a Dios para que Dios los librara. En su terrible situación pronto nació en Egipto, el libertador.

Y el libertador se llamaba Moisés. Y quiero que noten lo interesante que en la historia de Moisés tenemos cuatro elementos de Génesis 3:15. Tenemos una mujer que es Jocabed, la madre de Moisés. Tenemos un niño que nace de ella, que es Moisés. Tenemos enemistad, porque Herodes quiere matar al niño. Y detrás de Herodes está Satanás quien es el que en verdad quiere matar al niño. Es decir, la serpiente está detrás del telón. Fíjense que interesante, que en la historia de Moisés, se está repitiendo la historia de Génesis 3:15. Así que el pueblo clama a Dios, nace Moisés, el libertador, y Faraón sospecha que entre el pueblo de Israel hay uno que podría tratar de librarlos y por lo tanto nos dice en Éxodo 1 y el versículo 22, que Faraón mandó a matar a todos los niños varones con la esperanza de que matando a los niños varones pueda matar también al prospectivo libertador de este pueblo.

Interesante. Además de eso encontramos que la estrategia de Satanás es mucho mayor que meramente matar a Moisés. Escuchen bien. Dios había dado una profecía 400 años antes. Esa profecía se encuentra en el libro de Génesis, el capítulo 15 y los versículos 13 al 15, donde Dios estaba diciendo a Abraham que cuando pasaran 400 años él iba a intervenir para librar a su pueblo de Egipto y que los iba a llevar a Canaán. Así que el diablo dice, "cuando se acaben los 400 años, Dios va a sacar a este pueblo de Egipto para llevarlos a Canaán".

·      ¿Sabía el diablo cuando comenzaron los 400 años?

·      Claro que sí.

·      ¿Creen ustedes que el diablo sabía cuando los 400 años estaban a punto de terminar?

Obviamente que sí porque él lee la historia y por lo tanto cuando el niño va a nacer, Satanás a través de Herodes, lo está esperando para matarlo. Y mata a todos los niños menores de 2 años. Es interesante como el diablo trató de impedir que el pueblo de Israel fuera a Canaán. En primer lugar, vio que Dios llevó a Abraham a Canaán y dice: "Algo va a pasar en Canaán". Luego se da la profecía de que Dios va a sacar a su pueblo de Egipto y lo va a llevar a Canaán. El diablo dice: "Hay algo especial en Canaán". Así que cuando Dios intervino para librar a Israel de Egipto, Satanás peleó a capa y espada tratando de matar al libertador y además de eso impidiendo que el pueblo saliera de Egipto. Inclusive, en cada plaga Dios estaba diciendo, deja ir a mi pueblo. Y Faraón decía: "No lo voy a dejar ir". Porque Faraón era un instrumento de Satanás. Satanás no quería que el pueblo fuese a Canaán, porque algo iba a pasar en Canaán.

El Mesías iba a nacer en Canaán. Y lo interesante es que cuando el pueblo de Israel llegó a las fronteras de Canaán, Satanás los incitó para que cometieran idolatría y fornicación con las mujeres de Moab. Porque Satanás no quería que entraran. Cuando los espías cuarenta años antes llegaron a la frontera de Canaán, diez de los espías dieron un mal informe; "no, no se puede entrar". ¿Estaban siendo usados por quién? Por Satanás. Satanás no quería que entraran a Canaán. Y luego cuando el pueblo de Israel finalmente procedió a entrar a Canaán, las naciones ahí pelearon a capa y espada para impedir que Israel entrara en Canaán. Satanás sabía que había algo especial en Canaán y por lo tanto cuando Dios vino después de los 400 años para liberar a Israel, Satanás dice: "Va a nacer un niño, y ese niño va a liberar a Israel para llevarlos a Canaán y yo no lo voy a permitir".

Lo interesante es que la vida de Moisés fue preservada en Egipto. A pesar de que Faraón quería matarlo, no lo pudo matar. Dios le preservó la vida a Moisés en Egipto. Y luego Dios llamó a Moisés a salir de Egipto con el pueblo de Dios después de haberlo preservado en Egipto. Lo interesante es que en Éxodo 12, escuchen bien, la señal de liberación del pueblo de Israel fue el sacrificio del cordero pascual. Se debía escoger un cordero perfecto y ese cordero perfecto se debía sacrificar. Y se debía poner la sangre en el dintel de la puerta y en los postes de la puerta. Es decir, la señal de la liberación del pueblo de Israel, de servidumbre o de esclavitud, fue el sacrificio de un cordero sin mancha, ni arruga, ni cosa semejante. Es decir, el cordero los libró de su servidumbre. Ahora, es interesante notar cómo termina la vida de Moisés. En Deuteronomio 34:5,6, se habla de la muerte de Moisés.

Y solo les voy a mencionar algunas cosas en cuanto a la muerte de Moisés. Allí se dicen dos cosas que son muy extrañas en cuanto a su muerte. En primer lugar, nos dice ese texto que cuando Moisés murió Dios lo sepultó. Es la única persona en toda la Biblia que Dios haya sepultado. Pero eso no es todo porque nos dice el texto también que nadie sabía a dónde estaba el sepulcro de Moisés. Y eso es raro. Porque los judíos marcaban las tumbas de sus héroes. Es decir, ellos sabían dónde estaba enterrado David, dónde estaba enterrado Abraham, dónde estaba enterrado Daniel. Ellos sabían a dónde estaban enterrados o sepultados sus héroes. Pero dice en Deuteronomio 34 que nadie sabía a dónde estaba enterrado Moisés y que Dios lo sepultó.

¿Por qué fue diferente el caso de Moisés que todos los demás héroes? En Judas 9, y quiero ir a este texto, el libro de Judas 9, encontramos que cuando Moisés murió, algo increíble sucedió. Se realizó una batalla por el cuerpo de Moisés. Judas 9 dice:

"Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo, disputando con él por el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda".

ü ¿Qué hubo cuando Moisés murió?

ü Hubo una batalla entre Miguel el arcángel y Satanás. Y estaban peleando por el cuerpo de Moisés.

ü ¿Ustedes creen que Dios pelea por cuerpos muertos?

ü ¿A qué había venido Miguel el arcángel?

ü Miguel el arcángel había venido a resucitar a Moisés. Y ustedes dicen:

ü "Pero Pr. Bohr, ¿cómo es que vino a resucitar a Moisés el arcángel Miguel?

Escuchen bien, en el Nuevo Testamento, en 1 Tesalonicenses 4, dice que cuando el Señor Jesucristo venga con sus ángeles, dice que tendrá voz de mando, voz de arcángel y trompeta de Dios. Jesús hablará con la voz del arcángel. Es decir, el arcángel Miguel aquí en realidad es Jesús. Ahora entiéndanme bien. No estoy diciendo que Jesús fue creado en algún momento, como enseñan algunas religiones. Dicen, "bueno, Jesús era ángel, fue la primera criatura de Dios. Dios hizo ese ángel primero". No. Jesús nunca fue creado. Jesús es eterno Dios. Pero la Biblia aquí lo llama el arcángel Miguel. En el Antiguo Testamento también se le llama el ángel de Jehová. No tengo tiempo de entrar a todos los versículos. Pero en el Antiguo Testamento el ángel de Jehová es Dios, en varios pasajes.

Es decir, había venido Cristo Jesús y se estaba disputando el cuerpo de Moisés. Y algunos dicen, ¿cómo sabe usted Pastor Bohr que Moisés resucitó? ¿Saben por qué? Porque aproximadamente unos 1400 años más tarde en Mateo 17 y el versículo 3 cuando Jesús está en el monte de la transfiguración, dice la Biblia que Moisés y Elías vinieron para hablar con Jesús. No dice que era el alma de Elías o el alma de Moisés. Dice que vinieron Moisés y Elías. Es decir, Moisés para poder venir, ¿tenía que estar qué? ¡Tenía que estar vivo! ¿El arcángel Miguel vino a qué? A resucitarlo, ¿y para llevárselo a dónde? Para arrebatarlo a Dios y a su trono. Para llevarlo al cielo. Ahora, yo no sé si ustedes están viendo una serie de paralelos entre esto y lo que encontramos en Apocalipsis 12. Es increíble el paralelismo.

Ahora, vamos a resumir lo que hemos estudiado en cuanto a Israel.

Ø Moisés libró al Israel literal.

Ø De esclavitud literal.

Ø En Egipto literal.

Ø Cruzó un desierto literal a Canaán literal.

Ø Se sacrificó un cordero literal.

Ø Moisés sacó agua literal de una roca literal.

Ø Y dio pan literal del cielo.

Ø Se levantó una serpiente literal en el desierto para neutralizar el veneno literal de las serpientes literales para liberar a Israel de la muerte literal.

Ahora yo pregunto algo. ¿Tenían simbolismo todas esas cosas literales? Claro que sí. Lo literal que pasó con el pueblo de Israel llegó a simbolizar grandes realidades espirituales y mundiales.

Ø Porque el pan representaba a Jesús.

Ø La serpiente representaba a Jesús.

Ø El agua representaba a Jesús.

Ø La roca era Jesús.

Ø El libertador era Jesús.

Es decir que lo que pasó literalmente con el pueblo de Israel era una ilustración o una figura de grandes realidades mundiales espirituales que iban a realizarse en el futuro. Ahora, ¿saben lo que es interesante? En la Biblia Dios prometió enviar a un profeta semejante a Moisés pero mayor que Moisés. Noten lo que dice en el libro de los Hebreos, el capítulo 3 y los versículos 1 y 2. Fíjense el paralelo que se hace entre Moisés y Jesús. Dice: "Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús; el cual es fiel al que le constituyó", y ahora escuchen, "como también lo fue Moisés en toda la casa de Dios".

Se está haciendo un paralelo entre Jesús, que fue fiel en la casa de Dios, y Moisés, que fue fiel en la casa de Dios. Ahora, no tenemos tiempo de leer los versículos pero se los voy a mencionar. En Deuteronomio 18, y los versículos 15 al 18 fue que Dios prometió que iba a mandar un profeta mayor que Moisés. Y si van al Nuevo Testamento a Hechos 3 y los versículos 22 al 26 van a encontrar allí que en realidad ese profeta mayor que Moisés no es más ni menos que Cristo Jesús. Es decir, Jesús iba a repetir la historia de Moisés.

Pero en vez de libertar a un pueblo, en cierta localidad geográfica, para llevarlos a la Canaán literal, el Señor Jesucristo iba a librar a un pueblo mundial para llevarlo a la Canaán celestial. Es decir que lo que pasó con Moisés, como líder de Israel, es un símbolo de Jesús, el líder de su pueblo en los últimos días. Ahora sí vamos a Apocalipsis, el capítulo 12, y algunas de estas cosas no tenemos que buscarlas en Apocalipsis 12 porque ya leímos el pasaje.

Pero en Apocalipsis 12:1, 2, encontramos que hay una mujer. ¿Verdad que sí? Hay una mujer. Ahora, quiero que noten lo que representa esta mujer. Porque estamos hablando de símbolos. El diablo no es un dragón con siete cabezas, ni tampoco es rojo. Son símbolos. Es decir, representan algo más allá de lo literal. Así que esta mujer debe representar algo. Noten lo que dice Jeremías, el capítulo 6 y el versículo 2. Nos dice qué representa la mujer. Dice allí: "Destruiré a la bella y delicada hija de Sion". Fíjense que Dios considera a Sion, a su pueblo, como bella y delicada. En realidad en el hebreo dice, "compararé a la hija de Sion con una mujer bella y delicada". Ahora, quiero que noten también lo que dice Jeremías 31 y el versículo 32. Y quiero que noten que Dios es el esposo e Israel es su esposa. Dice allí en Jeremías 31:32: "No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto", es decir, Israel, dice Dios, invalidó mi pacto, "aunque yo fui un marido para ellos, dice Jehová". Es decir, Dios es el esposo e Israel es su esposa. ¿Y quién va a nacer de la esposa? Va a nacer la simiente prometida. Va a nacer Jesús.

¿Entonces qué representa la mujer? La mujer representa a Israel. Pero representa a más que Israel. Porque la iglesia del Nuevo Testamento también es simbolizada por una mujer. En Efesios 5:25 el apóstol San Pablo dice: "Maridos, amad a vuestras mujeres así como Cristo amó a la iglesia". Es decir que en la Biblia esta mujer representa la iglesia de Dios en el Antiguo y el Nuevo Testamento. Ahora, ustedes notan que la mujer está vestida del sol y tiene la luna debajo de sus pies. Yo pregunto, ¿el sol tiene luz original, propia? Claro que sí. ¿La luna tiene luz original propia? No. ¿De dónde recibe la luna su luz? Del sol. Ahora, ¿qué representa el sol con el cual está vestida esta mujer y qué representa la luna en la cual está parada? Muy sencillo. Si vamos a San Juan 5:39, el Señor Jesucristo dice a los líderes de aquella época, "Escudriñad las Escrituras", ¿cuáles Escrituras? El Antiguo Testamento. "Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí".

¿Qué es lo que da testimonio de Jesús? Las Escrituras. ¿Qué es lo que da testimonio del sol? La luna. Es decir que el sol representa a Jesús y la luna representa las Escrituras que reflejan a Jesús. Es decir, esta es una iglesia que está basada en las Escrituras y que está cubierta de Cristo Jesús. Y luego tenemos las doce estrellas que tiene sobre su corona. ¿Qué representan esas doce estrellas? No voy a leer los versículos pero se los voy a mencionar. En Génesis 37 y los versículos 9 y 10, encontramos la historia de José. ¿Recuerdan uno de los sueños que tuvo José? Uno de sus sueños fue que vio el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante él. Eso está en Génesis 37 y los versículos 9 y 10. Ahora yo pregunto, ¿qué representaban las once estrellas? Las once estrellas representaban los hermanos de José. Lo cual significa que José sería la estrella número doce. Es decir que las doce estrellas representan a los hijos de Jacob. ¿Y qué llegaron a formar los doce hijos de Jacob? Llegaron a formar las doce tribus de Israel que son el pueblo de Israel que estaba compuesto de doce tribus. Noten lo que dice en Génesis 49:28 sobre este asunto. Está hablando aquí de las doce tribus de Israel, que en realidad componen a Israel. "Todos éstos fueron las doce tribus de Israel, y esto fue lo que su padre les dijo, al bendecirlos; a cada uno por su bendición los bendijo".

Entonces, ¿qué representan las doce estrellas? Las doce estrellas representan al pueblo de Dios en el Antiguo Testamento, las doce tribus de Israel. Yo pregunto, ¿Jesús nació de la iglesia del Antiguo Testamento? Claro que sí. ¿Jesús nació de Israel? ¿Nació de las doce tribus de Israel? Cómo no. Nació de la mujer. El número doce indica que Jesús nace de Israel. Ahora, dicho sea de paso, la mujer, no solamente vamos a encontrar representa el Antiguo Testamento, sino que representa también a la esposa de Cristo en el Nuevo que es la iglesia. ¿Cuántos apóstoles escogió Jesús?

Uh, eso es un accidente que escogió doce. Un accidente. Me gusta el número doce dice Jesús. ¡No! ¿Qué estaba indicando Jesús al escoger doce apóstoles? Estaba indicando de que se estaba continuando su pueblo. Doce tribus, doce apóstoles Es decir, hay una sola iglesia compuesta de dos partes que vivieron en el Antiguo Testamento y los que viven en el Nuevo Testamento. Pero es una sola iglesia con dos etapas. Ahora, por si acaso alguno no cree que el número doce no es importante, cuando Judas apostató, los discípulos se reunieron y dijeron, "tenemos que elegir el número doce". Tenían que tener doce. Porque el número doce representaba una continuación del pueblo de Israel.

Es decir, la mujer representa a la iglesia del Antiguo y del Nuevo Testamento. Es una iglesia vestida de Jesús. Es una iglesia que se basa en las Escrituras, que dan testimonio de Jesús. Ahora yo pregunto algo. Cuando el Señor Jesucristo nació, ¿alguien lo estaba esperando? Los judíos lo estaban esperando ¿verdad? No, porque dice claramente en San Juan 1:11 que "a los suyos vino, y los suyos no le recibieron". ¿Pero quién lo estaba esperando? Lo estaba esperando Satanás.

Ahora escuchen lo que les voy a decir. No pierdan este punto. ¿Qué imperio estaba gobernando cuando nació Jesús? Estaba gobernando Roma. ¿Cuál de los imperios de Daniel 2 es ese? ¿El segundo, el primero, el tercero, el cuarto? ¿Cuál es? El cuarto reino. Es decir, Jesús nació durante el periodo de las piernas de hierro. No olviden eso, porque más adelante vamos a estudiar la profecía de Daniel 7 y vamos a encontrar 4 bestias y la cuarta bestia también es Roma. Es decir, Jesús nació durante el periodo del Imperio Romano. Durante el periodo del cuarto reino de Daniel, el capítulo 2. Ahora, Jesús cuando nació, dice en Apocalipsis 12, como leímos, el versículo 3, dice que Juan ve a un dragón bermejo. Y el dragón bermejo se para al lado de la mujer para devorar a su hijo cuando el hijo nazca.

¿Pueden ustedes ver a Génesis 3:15 ahí? Claro que sí. Porque en Génesis 3:15 dice que la serpiente iba a estar enojado con la simiente de la mujer. Y ahora nace Jesús, la simiente de la mujer, y el dragón que se le llama en Apocalipsis 12:9, la serpiente antigua, el diablo y Satanás, porque quiere conectar con Génesis 3:15. Dice que se para al lado de la mujer para devorar al niño cuando el niño nazca. ¿Quién sabía que Jesús iba a nacer? Satanás. Y Satanás dice, "lo voy a matar". Pero yo pregunto, ¿Satanás procuró matarlo directamente? No. ¿Recuerdan que en el Antiguo Testamento Faraón se llamaba el gran dragón, Ezequiel 29:3, "el gran dragón"? ¿Había un gran dragón esperando a Jesús también? Claro. Era Satanás. ¿Pero qué usó Satanás para tratar de matar a Jesús? Noten lo que dice Mateo, el capítulo 2 y el versículo 16.

Al igual que en el Antiguo Testamento Satanás obró a través de Faraón, en el Nuevo Testamento trata de matar a Jesús ¿a través de quién? A través de Herodes. A través de su simiente. Noten lo que dice. Esto es cuando los reyes magos no vuelven por Jerusalén. Se van por otra ruta Dice: "Herodes entonces, cuando se vio burlado por los magos, se enojó mucho, y mandó matar a todos los niños menores de dos años que había en Belén y en todos sus alrededores, conforme al tiempo que había inquirido de los magos".

Yo pregunto, ¿eso pasó también en los días de Moisés? Solo que allá fue Faraón ¿y ahora fue quién? Fue Herodes el que lo hizo según dice esto. ¿Y quién estaba detrás de Herodes? Satanás, porque en Apocalipsis 12 dice que el gran dragón se paró delante de la mujer. Mateo dice que fue Herodes. Así que sabemos que fue el gran dragón ¿usando a quién? Usando a Herodes. Así que la primera etapa de la batalla ¿es el dragón contra quién? El dragón contra el niño. Fíjense que la primera guerra no es contra la mujer. El dragón no trata de matar primero a la mujer. Sino procura matar primero ¿a quién? A la simiente de la mujer. Exactamente como lo dice en Génesis 3 y el versículo 15.

Yo pregunto, el Señor Jesucristo, ¿murió como el cordero pascual? Noten lo que dice en 1 Corintios 5:7. Jesús está repitiendo la historia de Israel. Yo no sé si ustedes se están dando cuenta. Pero lo está haciendo no solo para Israel allá en el Medio Oriente. Sino que Israel es toda la raza humana. Ahora fíjense lo que dice 1 Corintios 5:7. Aquí el apóstol Pablo está recordando la experiencia de la liberación de Egipto. Dice aquí: "Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa", dicho sea de paso también comieron panes sin levadura allá en el éxodo, "sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros".

¿Qué representaba el cordero que fue sacrificado para librar a Israel? Representaba a Cristo Jesús, quien iba a morir como el cordero pascual para librarnos de la servidumbre al pecado. Yo pregunto algo. Cuando Jesús nació, ¿la raza humana estaba esclava? Sí, claro que sí. Fíjense lo que Jesús le dijo a los judíos. San Juan 8:34-36. El pueblo estaba cautivo, igual que Israel en Egipto.

Dice allí: "Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado". ¿El pueblo de Dios estaba esclavo también cuando Cristo nació? Sí pero, ya no a capataces literales sino a un enemigo espiritual. Versículo 35: "Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo sí queda para siempre. Así que si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres". ¿Quién vino a libertar a su pueblo? Jesús, siendo sacrificado como el cordero pascual. Y fíjense lo lindo que se realizó en esta experiencia de Jesús. El pueblo estaba clamando por un libertador. Ustedes leen en Lucas el capítulo 1, dice que estaban esperando ansiosamente la consolación de Israel. Igual en el Antiguo Testamento el pueblo estaba aclamando y anhelando que viniera el libertador. En el Nuevo Testamento el pueblo estaba anhelando también que viniera el libertador prometido. En ambos casos se mataron niños. En ambos casos el dragón se paró delante de la mujer para devorar a su hijo. En ambos casos, escuchen bien, fueron protegidos los libertadores en Egipto. ¿A dónde mandó el ángel a José a llevar a Jesús cuando Herodes quería matarlo? Le mandó que lo llevara a Egipto. Inclusive hay una profecía que se encuentra en Oseas 11 y también se cita en Mateo el capítulo 2, donde dice "para que se cumpliera lo que escribió el profeta: de Egipto llamé a mi Hijo". Así como Dios llamó a Moisés a salir de Egipto con el pueblo de Dios, librándolo, Dios llamó a Jesús para sacarlo del Egipto espiritual, de la servidumbre, para librarlos también a ellos de la esclavitud espiritual. ¡Qué tremendo paralelo está haciendo Dios en estas historias!

Ahora, ¿Saben lo que pasó en la cruz? En la cruz el diablo fue lanzado fuera como representante de este mundo. Noten lo que dice San Juan 12:31-33. Lo hemos leído antes pero vamos a leerlo de nuevo. Dice allí, está hablando Jesús: " Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera". Fíjense que el verbo está futuro, ¿sí o no? Versículo 32: "Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Y decía esto dando a entender de qué muerte iba a morir". ¿Qué fue lo que lanzó fuera a Satanás, como representante de este mundo? Fue la muerte de Jesús, como el cordero pascual que quita el pecado del mundo. ¿Saben ustedes que el diablo representaba a este mundo en el cielo antes que Jesús muriera en la cruz? Ustedes pueden leer en el libro de Job en el capítulo 1 y 2, que cuando Dios hacía reuniones en el cielo, Satanás iba allá representando el Planeta Tierra. Y Dios le preguntaba, ¿de dónde vienes? Dice: "de rodear la tierra y de andar por ella". Es decir, "vengo de supervisar mi territorio". Porque cuando el diablo le quitó el trono a Adán, Adán era el representante antes. El diablo dice: "Adán me escogió a mí como señor, él es mi súbdito. Así que como yo soy el rey, ahora Adán no va allá. Ahora voy yo". Pero cuando Jesús murió en la cruz, dice que Jesús iba a lanzar fuera a Satanás como representante de este mundo. Jesús, legalmente, iba a tomar los reinos nuevamente. Son de él. Bueno, no pareciera que fueran de él, con lo que está pasando en el mundo. Bueno, lo único que falta es que Jesús tome posesión de los reinos que ahora le pertenecen legalmente por lo que hizo en la cruz. Fíjense lo que dice Apocalipsis 12:10. Lo que sucedió en el cielo cuando Jesús ganó la victoria. Vamos a leer los versículos 10-12 para que ustedes se den cuenta lo que pasó en el cielo cuando Jesús ganó la victoria. Dice aquí: "Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera", fíjense que ahora el verbo está pasado. Juan está escribiendo mucho después de la muerte de Jesús. Dice: "porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche". Como Satanás hizo con Job en el Antiguo Testamento. Versículo 11: "Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte".

Y ahora escuchen la reacción del cielo. "Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos". Es decir, Dios está diciendo: "Cielos, ustedes pueden estar alegres porque ese fastidioso ya no está allá. Ya no va a representar al mundo, ya no va a acusar al pueblo de Dios. Se libraron de ese fastidioso. "¡Alegraos cielos y los que moráis en ellos"! Pero ahora escuchen bien. Alégrense en el cielo pero fíjense en la tierra. "¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo". ¿Qué le ha dado Jesús a Satanás en la cabeza? Le hado un golpe mortal. Es un león herido. Y los leones heridos son más peligrosos que los leones sanos. Es decir, Satanás sabe que tiene poco tiempo porque está herido de muerte. Porque Jesús le quitó el reino. Porque Cristo lo lanzó fuera como representante de este mundo. Se le escapó, en otras palabras, Jesús de las manos a Satanás.

Por eso dice en Apocalipsis 12:5, nos dice algo muy significativo. Dice que Jesús ganó. "Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones"; escuchen, " y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono". Yo pregunto, cuando Moisés terminó su vida, ¿murió, resucitó y fue arrebatado a Dios y a su trono? Claro que sí. Y este libertador también murió, resucitó y fue arrebatado a Dios en su trono. Satanás no lo pudo derrotar.

Esta es la etapa número uno. El cuarto reino. Pero ahora quiero que ustedes noten que hay una segunda y una tercera etapa en Apocalipsis 12. Es muy importante que reconozcamos esto. La primera etapa de Apocalipsis el capítulo 12, es cuando nace el niño y el niño lucha con el dragón y el niño gana la victoria sobre el dragón y asciende al trono. Esa es la primera etapa. ¿En cuál reino está pasando eso? En el cuarto reino. El reino romano, porque Jesús nació durante el Imperio Romano. ¿Están conmigo? Pero quiero que noten que cuando Juan ve a la mujer, la mujer todavía no ha tenido el niño. Es decir, es la iglesia del Antiguo Testamento que está esperando con ansias que nazca el niño. Y luego en el Imperio Romano nace Jesús. Es decir que Apocalipsis 12 empieza en el Antiguo Testamento con la mujer embarazada pero sin haber tenido el niño. Esa es la iglesia del Antiguo Testamento.

Cuando nace el niño ahí ya estamos en el Imperio Romano. Es decir, tenemos en el Antiguo Testamento Babilonia, Medo Persia, Grecia y entonces cuando nace el niño, el Imperio Romano. Pero cuando Jesús asciende al cielo gana la victoria sobre Satanás, llegamos a una segunda etapa. Noten Apocalipsis 12:6. ¿Recuerdan los pies de hierro y barro? ¿Recuerdan que eso viene después del Imperio Romano, del cuarto reino? Ahora escuchen la etapa que viene. Apocalipsis capítulo 12 y quiero leer el versículo 6. Inmediatamente después que el Hijo es llevado a Dios y a su trono dice: "Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días". Ahora, yo pregunto, ¿a dónde huye la mujer ahora? ¿Ahora el diablo quiere matar a quién? No pudo con el niño, así que dice, "ahora voy a matar a la mujer". ¿A quién quiere matar Satanás entonces? Quiere matar a la iglesia. Porque ya después que Jesús nace se lanza contra la mujer. Esto significa que Satanás ahora estaba lanzándose contra la iglesia de Jesús. Y vamos a encontrar en nuestro estudio que la forma como Satanás se lanzó en contra de la verdadera iglesia es que él llevó a la iglesia a unirse al poder civil. La iglesia empezó a usar el poder del estado para perseguir al pueblo de Dios.

En cosas como la Inquisición. ¿Han oído hablar de la Inquisición, del santo oficio? Era la iglesia que le decía al estado: "Miren, este individuo es un hereje. No cree como cree la iglesia. Ustedes tienen que encargarse de él". Y entonces el poder civil lo agarraba y lo mataba por el consejo de la iglesia. Es decir, la unión de la iglesia con el estado. Y vamos a encontrar que esa unión duró mil doscientos sesenta días, pero no son días literales, porque son símbolos. Son mil doscientos sesenta años. Este es el periodo de los pies de la imagen cuando se une la iglesia con el estado. ¿Están conmigo o no? Ahora noten lo que sigue diciendo. Más adelante en el capítulo se amplía este punto. Apocalipsis 12 y noten el versículo 13. "Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra", fue arrojado a la cruz, ¿sí o no? cuando Jesús dijo: "Consumado es", ahí fue arrojado. Dice: "cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón". Ahora se lanza contra la mujer. "Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo". Vamos a encontrar que ese es el mismo periodo de los mil doscientos sesenta días. Un tiempo es un año, tiempos, dos años, y medio tiempo, medio año. Son tres años y medio. Si ustedes multiplican tres años y medio por trescientos sesenta días que tiene cada año, ¿cuánto les da? Les da mil doscientos sesenta días, pero los días son años. Y luego noten lo que dice en el versículo 15. "Y la serpiente arrojó de su boca tras la mujer, agua como un río", y las aguas representan sus muchedumbres, sus gentes, "para que fuese arrastrada por el río". Es decir, ¿quiere ahora ahogar a quién? Quiere ahogar a la mujer. ¿Y por cuánto tiempo está tratando de ahogar a la mujer? Por mil doscientos sesenta años. ¿Y cómo lo hace? Mezclando el hierro con el barro. La iglesia con el estado. ¿Tiene esta profecía algo que ver con Daniel 2? Claro, porque Cristo nace en el cuarto Imperio, que es el Imperio de las piernas de hierro. Es decir, en Apocalipsis 12 estamos en el momento de las piernas de hierro. Y luego, los mil doscientos sesenta años. Después de las piernas sigue Roma, es el mismo dragón, la misma serpiente que persigue la mujer. ¿Es así o no es así? Claro que sí. Pero ahora no es el Imperio Romano que persiguió al niño, sino que es el Imperio Romano dividido, mezclando la iglesia con el estado.

Y luego dice aquí que la tierra ayudó a la mujer. En el versículo 16 dice que la tierra ayudó a la mujer. Esto lo vamos a estudiar más adelante en nuestra serie. Es decir, al final de los mil doscientos sesenta años cuando la mujer iba a ser ahogada, la tierra vino al rescate. Y dice que la tierra secó las aguas de persecución. Es decir, por un tiempo la persecución cesa. Debe ser entonces que la iglesia y el estado son separados de nuevo. Porque es la unión de hierro y barro lo que trae persecución. Pero debe ser ahora que se separan los dos. Y todo esto lo vamos a estudiar en temas subsiguientes, cuando estudiemos Daniel 7 y Apocalipsis 13. Es decir, que por un tiempo cesa la persecución, porque la iglesia y el estado ya no están unidos. Recuerden que les mencioné que en los pies hay dos etapas. Hay una etapa que fueron los mil doscientos sesenta años y luego está la segunda etapa después de un periodo de paz, un periodo cuando la iglesia no es perseguida, nuevamente se va a unir la iglesia con el estado para perseguir.

En Apocalipsis 13 se explica esto con una bestia que gobierna 42 meses y luego dice "recibe una herida mortal", por un tiempo no persigue. Y luego entonces dice que su "herida mortal es sanada". Y luego entonces otra vez, persigue. ¿Están conmigo o no están conmigo? Ahora, falta la última etapa. Porque Apocalipsis 12 tiene 3 etapas. Contra el niño, contra la mujer, y la última etapa está en el versículo 17. Es contra la simiente de la simiente. La simiente de la mujer es Jesús. ¿Verdad que sí? Pero este ataque va a ser contra la simiente de la simiente. Es decir, contra la simiente de Jesús. Noten lo que dice Apocalipsis 12:17. Un versículo que vamos a estudiar mucho más detenidamente en el transcurso de este seminario. Dice: "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer". ¿Quién es el que está siempre detrás de la persecución? La serpiente antigua, el dragón. Génesis 3:15. El trasfondo de esto es la serpiente. Génesis 3:15. "Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto", o como dicen algunas versiones, "contra el remanente de la descendencia". Una mejor traducción sería 'de la simiente de ella'.

Y fíjense las características que tiene la simiente final, el remanente final. Dice: "Guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo". Eso lo vamos a estudiar con detenimiento. El diablo odia a los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. Es la iglesia remanente final que Satanás odia. Un triple ataque contra el niño, contra la mujer, y contra el remanente final de Jesús que va a vivir en esta tierra. Ahora, vamos rápidamente a Gálatas 3:16 y luego vamos a leer el versículo 29. Los últimos dos textos. Gálatas 3:16, lo hemos leído antes. Dice que Jesús es la simiente. "Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo". ¿Quién es la simiente? Jesús. Y yo pregunto, ¿quién es la simiente de la simiente? Nosotros, los que recibimos a Jesús. Noten el versículo 29: "Si vosotros sois de Cristo, ciertamente simiente de Abraham sois y herederos según la promesa". Es decir, el ataque final de Satanás va a ser contra la simiente que se ha unido con Jesús. La simiente de la simiente, ¡los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesús!


Apriete aquí para ir al próximo tema:


Apriete aquí para ir Pagina Principa;

Counter