10.Dos Errores Monumentales y Mortiferos

“Descubriendo los Misterios de Genesis - Un Estudio sobre el Principio y el Fin en la Biblia” es un curso Biblico que tiene como proposito explicar las grandes profecias de la Biblia desde la perspectiva del libro de Genesis. Usted se maravillara de la forma clara, sencilla y profunda en que el pastor Esteban Bohr explica estas profecias.En esta página podrá escuchar el tema o puede también bajarlo a su computadora para que lo pueda estudiar. Son 38 temas en esta página empezaremos con el primer tema “Dos Errores Monumentales y Mortiferos”


10.Dos Errores Monumentales y Mortiferos

Los dos enganos de Satanas

Dos Errores Monumentales y Mortíferos

Quiero saludar a cada uno de los que están reunidos aquí hoy para este tema al igual que a todas las personas que están viendo este programa vía satélite o por televisión.

Estamos muy contentos que han sintonizado el programa que vamos a estudiar en el día de hoy.

Nuestro tema de hoy se titula: Dos Errores Monumentales y Mortíferos.

Vamos a hablar de dos errores que han cautivado casi a todo el mundo.

Hay muy pocos que no han aceptado estos errores. Es mas, estos dos errores son gemelos.

Es decir, si la gente cree uno de los errores, automáticamente va a creer también el otro. Están interconectados, en otras palabras.

No puede una persona creer uno de los errores sin creer al mismo tiempo el otro error. Porque los dos están estrechamente relacionados, uno con el otro.

Ahora vamos a llevar en nuestro tema de hoy un orden muy lógico.

Así que espero no se distraigan. Ya sea que estén aquí o estén viendo vía satélite o por televisión. Manténganse bien concentrados, para que puedan seguir el orden lógico que vamos a estudiar en nuestro tema de hoy.

El primer punto que quiero recalcar y subrayar es que si no hay ley no puede haber pecado.

Porque hoy en día muchas personas están diciendo que la ley fue clavada en la cruz, que los cristianos no tienen que guardar la ley, que no están bajo la ley sino bajo la gracia, y que por lo tanto la ley no tiene mucha importancia para el cristiano. Lo importante es el Espíritu Santo y la gracia.

Pero quiero mostrarles al comenzar nuestro tema que si no hay ley no puede haber pecado. Vamos a leer algunos versículos en el nuevo testamento, y luego vamos a ir al Génesis.

Estamos empezando ahora fuera de Génesis pero más adelante vamos a ir al primer libro de la Biblia.

Noten lo que dice Romanos el capitulo 3 y el versículo 20. Nuestro primer punto es que si no hay ley no puede haber pecado.

Dice: "Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él; porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado".

Es decir, conocemos el pecado ¿por la qué? Por la ley. Ahora vamos a notar también Romanos 4:15, la misma idea.

Que si no tenemos ley no puede haber conciencia de pecado.

Dice: "Pues la ley produce ira," y algunos dicen como la ley produce ira la ley es mala, porque solo una cosa mala puede producir ira.

Pero necesitamos entender que la ley es santa, justa y buena según dice el apóstol San Pablo en Romanos 7 y el versículo 12.

Nosotros somos los malos. La ley produce ira, porque nosotros somos pecadores, porque la ley es buena y nosotros somos malos.

Sigue diciendo: "Pues la ley produce ira", ahora escuchen bien, "pero donde no hay ley, tampoco hay transgresión".

Es decir, si no hay ley, usted no puede desobedecer una ley que no existe.

Usted no puede transgredir la ley si no hay ley.

Notemos un texto mas, Romanos 7:7. Aquí el apóstol Pablo nos dice esto: "¿Qué diremos, pues? ¿La ley es pecado?"

Que me dirían ustedes, ¿la ley es pecado? "En ninguna manera. Pero yo no conocí el pecado sino por la ley, porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás".

Es decir, yo no sabría que la codicia es mala, al menos que haya un mandamiento que diga, 'No codiciarás'.

Es decir, hay un mandamiento que dice, no codicies, así que cuando yo codicio yo sé que eso está mal porque la ley lo dice.

Donde no hay ley ¿no puede haber qué? Haber pecado.

Porque la ley nos muestra el pecado.

Ahora noten el último texto en esta primera parte de nuestro tema. 1 S. Juan 3:4.

Es un texto que hemos leído antes pero ahora vamos a leerlo en este nuevo contexto.

Dice allí: "Todo aquel que comete pecado, infringe" o transgrede o desobedece, "también la ley; pues el pecado es infracción de la ley.

Yo pregunto, ¿puedo yo saber si mi cara está sucia si no me miro en un espejo? Claro que no.

La ley es el espejo, y cuando yo me miro en el espejo yo veo ¿mi qué? Mi pecado. Para usar otra ilustración.

Si yo voy a donde un medico, un oncólogo y él me hace exámenes y determina que tengo cáncer, Dios no lo quiera, pero determina que yo tengo cáncer, él medico me está mostrando que yo tengo cáncer.

La ley es como ese medico. La ley me muestra que yo tengo cáncer, y que necesito un remedio.

Es decir, si no hubiese ley no habría pecado, porque el pecado es transgresión de la ley.

Ahora vamos a nuestro segundo punto.

Si no hay ley, y por lo tanto no hay pecado, entonces si no hay pecado, tampoco puede haber muerte.

Noten lo que dice en Romanos 5:12. El apóstol Pablo nos dice algo muy importante aquí en este versículo.

Dice: "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron".

¿Qué es lo que produce el pecado?
El pecado produce muerte. Noten también ya que estamos en Romanos, Romanos 6:23.

 

Aquí dice el apóstol Pablo claramente: "Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro".

¿Cuál es la paga del pecado? La paga del pecado es muerte.

Es decir, cuando yo desobedezco la ley, eso es pecado. Y cuando peco, ¿qué va a suceder?

Muero, según la Escritura. Ahora noten también un texto mas para este segundo punto.

Santiago 1:15. Nos dice aquí, el hermano de nuestro Señor, lo siguiente: "Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado, y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte".

Es decir, el pecado lleva a la muerte.

Por lo tanto si no hay ley no puede haber pecado, y si no hay pecado ¿no puede haber qué?, no puede haber muerte.

Pero ahora vamos a nuestro tercer punto en el orden lógico que llevamos.

Si no hay ley por lo tanto no hay pecado, y si no hay pecado por lo tanto no hay muerte, eso tendría que significar que yo soy ¿qué cosa?

Inmortal. ¿Me están entendiendo el punto?

Si no hay ley, y no hay pecado y no hay tal cosa como la muerte entonces yo tendría que ser ¿qué cosa? Yo tendría que ser inmortal.

Quiero que quede claro este punto, que es crucial.

Si no hay ley, no hay pecado.

Si no hay pecado, no hay muerte.

Si no hay muerte, entonces yo soy inmortal.

Ahora, vamos a nuestro cuarto punto.

¿Quién según la Biblia es el único que es inmortal?

Vamos a 1 Timoteo 6:16. Aquí el apóstol Pablo nos va a decir el único que tiene inmortalidad.

Dice allí, y vamos a empezar leyendo el versículo 14 para el contexto. "Que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén".

¿Quién es el único que tiene inmortalidad?

El único que tiene inmortalidad es Dios.

Vamos también a 1 Timoteo 1:17. Dice: "Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén". Fíjense que dice: "Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal.

¿Quién es el único que posee inmortalidad?

Solamente Dios posee inmortalidad.

Nosotros no tenemos inmortalidad.

Es mas, la Biblia dice, que nosotros tenemos que buscar la inmortalidad.

Si hay que buscarla no la tenemos.

Noten Romanos 2:7 para que quede claro este punto.

Dice aquí el apóstol Pablo: "Vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad".

Yo pregunto, ¿nosotros tenemos que buscar inmortalidad?

Claro que sí.

La Biblia dice que debemos buscarla. Si debemos buscarla entonces no la tenemos como nuestra propiedad.

¿Está claro este punto?

Ahora, repasemos lo que hemos estudiado hasta ahora.

Punto número 1: Si no hay ley no hay pecado.

Punto número 2: Si no hay pecado no hay muerte.

Punto número 3: Si no hay muerte yo tendría que ser inmortal.

Punto número 4: Solamente Dios es inmortal.

Ahora, hemos llegado a un punto muy crucial en nuestro estudio.

Les voy a hacer en un momento una pregunta y tienen que tener una mente bien perspicaz para captar el punto que quiero recalcar.

Si no hay ley, no hay pecado.

Si no hay pecado, no hay muerte.

Si no hay muerte, yo tengo que ser inmortal, pero solo Dios es inmortal.

Lo cual significa que entonces si Dios es el único que tiene inmortalidad y yo soy inmortal porque no hay ley y no hay pecado, ¿yo tengo que ser qué?

Yo tengo que ser Dios.

¿Me están entendiendo?

Repito de nuevo.

Si no hay ley, no hay pecado.

Si no hay pecado, no hay muerte.

Si no hay muerte, yo soy inmortal.

Pero como solo Dios es inmortal, yo tendría para ser inmortal

¿qué ser qué?

Tendría que ser Dios.

Ahora, ¿cuáles son los dos grandes errores que cree casi todo el mundo?

En primer lugar, la idea de que la ley, ya no existe para el cristiano, o no se aplica al cristiano.

El segundo error es la idea de que el hombre por naturaleza ¿es qué? Inmortal.

Es decir que el hombre tiene inmortalidad propia.

Que cuando el hombre muere hay algo que tiene por dentro que sale del cuerpo y sigue viviendo porque es inmortal.

Los dos errores son un ataque contra la ley de Dios, diciendo que el cristiano no necesita la ley.

Y el otro error es la idea de que el hombre es por naturaleza inmortal.

Casi todo el mundo cristiano cree en alguna forma o en otra estos dos errores.

Ahora, yo pregunto, ¿a dónde se originaron estas dos ideas, de que no existe la ley para el cristiano, porque estamos bajo la gracia, que la ley fue clavada en la cruz, y la idea de que el hombre es inmortal?

¿Adónde se originó esa idea?

Pues yo quiero decirles que se originó en el libro de Génesis.

Vamos a Génesis el capitulo 3, y vamos a empezar leyendo en el versículo 1, y voy a enfocar especialmente en los versículos 4 y 5.

Gen. 3:1. "Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis".

Es decir, Dios dijo que no comiéramos de ese árbol porque si comemos de ese árbol vamos a morir.

Si iban a morir significa que el hombre no tenía inmortalidad inherente y propia. Porque inmortalidad significa que no se puede morir.

Pero el hombre podía morir, según dice en Génesis 3:4.

Espero que los que están viendo por televisión estén escuchando con cuidado lo que estamos hablando. Porque es muy importante.

Le está diciendo: "Tú no eres mortal. Tú puedes desobedecer el mandato de Dios y seguir viviendo para siempre porque tú eres inmortal.

Ese es el primer error.

Ahora noten el segundo en el versículo 5. "Si no que sabe Dios que el día que comáis de él," es decir, no va a morir, no eres mortal, sino inmortal, "sino que sabe Dios que el día que comáis de él serán abiertos vuestros ojos," y ahora escuchen bien, "y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal."

Yo pregunto, ¿quién es el único en este universo que puede definir qué es bueno y qué es malo? Dios.

¿Dónde se origina la definición del bien y del mal? Se origina con Dios.

¿Y adonde se encuentra la revelación especialmente de lo que es bueno y lo que es malo? ¿Adónde se encuentra?

Díganme ustedes. En la ley de Dios, los Diez Mandamientos.

Yo pregunto,

¿adulterio es malo? Sí.

¿Robar es malo? Sí.

¿Matar es malo? Sí.

¿Adorar a otros dioses es malo?

¿Idolatría está mal?

¿Codiciar está mal? Claro que sí.

Es decir, la definición de lo bueno y lo malo está en la ley de Dios.

¿Y quién dio esa ley? Bueno si es la ley de Dios, ¿la dio quién? Dios.

Dios define lo que es bueno y lo que es malo en su santa ley.

¿Pero que es lo que le está diciendo Satanás a Eva?

Le está diciendo: "Mira, tu no tiene que depender de Dios para que él te diga qué es bueno y qué es malo. Porque si tú eres inmortal, porque tú no vas a morir si tú eres inmortal, entonces tú eres dios. Y si tú eres dios, tú no necesitas que Dios te diga qué es bueno y qué es malo, sino tú misma siendo dios vas a saber qué es bueno y qué es malo. Tú serás tu propia fuente de ética. Tú serás tu propia fuente de saber lo que es bueno y lo que es malo y no tienes que depender de que Dios te diga que esta ley es buena y que eso es malo si tú eres dios y tú eres inmortal. Tú vas a saber lo que es bueno y malo sin que Dios te lo defina en su santa ley."

Es decir, tenemos aquí en Génesis los primeros dos errores de la historia, que se han proliferado en el mundo hoy, y es la idea de que no necesitamos la ley para definirnos el bien y el mal y que el hombre por naturaleza es inmortal.

Y si no creen que el mundo cree eso. Hay toda clase de apariciones, de tales llamados ángeles, a la gente. Dicen que son difuntos que pueden hablar con los vivos.

Los ángeles no son seres humanos.

Los ángeles existieron antes que existiera un ser humano, mis queridos amigos. Dice en Job 38:7 que cuando Dios hizo este mundo, las estrellas del cielo cantaron y las estrellas representan ángeles.

Ya estaban aquí. Es decir, los ángeles no son espíritus desencarnados que vuelven a hablar con los vivos.

¿Y qué diríamos de las apariciones de la Virgen María, tales llamadas?

¿Y qué diríamos de aquellas personas que tratan de comunicarse a través de un individuo, de un médium o de un canalizador como le dicen hoy en día?

¿Qué diríamos de todas las películas que está produciendo Hollywood, con lo sobrenatural, con la idea de que los muertos no están muertos?

¿Qué diríamos en los púlpitos de las iglesias cristianas a donde se está diciendo que cuando tú te mueres te vas directo al cielo si fuiste bueno o si fuiste malo se va tu alma al infierno?

Mi pregunta es, si cuando yo me muero me voy al cielo entonces ¿a qué viene a buscarme Jesús cuando venga, si ya me fui?

¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo?

El mundo cristiano ha asimilado estos dos errores.

Un ataque contra la ley y un ataque contra Dios, nuestra única fuente de vida.

Ahora volvamos otra vez a Génesis 2:16, 17.

Hemos leído esto muchas veces pero hay que leerlo cada vez mas, porque es básico para todo lo que enseña la Escritura.

Dice en el versículo 15: "Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Versículo 16: "Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás".

Yo pregunto, ¿quién fue el que definió lo que es bueno y lo que es malo en el huerto del Edén?

Fue Dios. Y según hemos estudiado en ese solo mandato se encontraban todos los diez mandamientos. Ya hemos estudiado eso. No voy a volver otra vez a ese punto. Todos los diez mandamientos estaban ahí.

Dios le dice a Adán y a Eva: "Miren, yo le doy esta ley a ustedes. Ustedes obedecen la ley, van a vivir. Pero si ustedes desobedecen mi ley, eso se llama pecado.

Si ustedes transgreden mi ley eso se llama pecado".

Noten Romanos 5:12. Yo pregunto, ¿Adán pecó cuando quebrantó la ley de Dios? Claro que sí.

Dice en Romanos 5:12: "Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron."

Yo pregunto, ¿Adán pecó? Dice aquí: "Por tanto, como el pecado entro en el mundo por un hombre." Yo pregunto, ¿qué es el pecado según hemos estudiado?

El pecado es transgresión de la ley. ¿Cómo puede haber Adán desobedecido la ley si no había ley?

¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo?

La ley existía. En ese mandamiento se encontraba toda la ley de Dios.

Y Dios le dice a Adán: "Mira, si tú quebrantas mi ley, eso va a ser pecado. Y si tú pecas," ¿qué va a venir? "Si tu pecas va a venir como consecuencia la muerte." Dios le dijo a Adán después que pecó: "Polvo eres y al polvo serás tornado."

¿Están viendo los puntos? La ley: "Si quebrantas mi ley eso es pecado.

Si cometes pecado, va a venir la muerte." Estamos llevando el mismo orden lógico con que empezamos este tema.

Ahora ¿qué sucedió cuando Adán y Eva comieron del árbol de la ciencia del bien y del mal? Dios los lanzó fuera del huerto.

Noten lo que dice Génesis 3:23. Dios los lanza fuera. Dice allí: "Y sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado."

¿Qué pasó cuando Adán transgredió la ley de Dios y se hizo reo de muerte porque pecó? ¿Qué fue lo que hizo Dios?

Lo sacó del huerto por haber desobedecido la Santa Ley de Dios.

Ahora yo pregunto, ¿por qué los sacó del huerto?

Noten Génesis 3:22: "Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal."

Ahora, algunos dirán, "ve, ellos ahora sabían el bien y el mal como Dios."

Lo que pasa es que Satanás estaba exagerando en que sentido iban a ser Dios.

En un sentido Adán y Eva ahora eran como Dios, en el sentido de que ya Dios conocía el mal porque Satanás había pecado en el cielo.

Dios no quería que Adán y Eva conocieran el mal. Pero como resultado de comer del árbol ellos ahora como Dios había conocido el bien y el mal, ahora ellos conocen el bien y el mal.

No era el sentido que Satanás dice que ustedes ahora van a distinguir el bien y el mal sin la ayuda de Dios.

Dice: "Y Dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal”; y ahora escuchen esto, "ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado."

¿Por qué sacó Dios a Adán y Eva del huerto del Edén?

¿Para que no qué? Para que no comieran del árbol de la vida y viviesen para siempre.

Fíjense lo que hemos visto.

Dios dio una ley: Quebrantaron la ley, eso fue pecado.

Al cometer pecado Dios dice ¿ustedes van a qué? A morir.

Dios los saca ¿de dónde? Del huerto del Edén ¿para qué no puedan qué?

Comer del árbol de la vida y vivir para siempre.

Ahora escuchen bien. Si ya el hombre tenía inmortalidad de qué le habría valido a Dios echarlos del huerto.

Si ya era inmortal, de nada le valía a Dios echarlos del huerto porque aunque lo echaran ya el hombre iba a seguir viviendo igual.

El hecho de que Dios lo echó del huerto para que no comiera y viviera para siempre demuestra que el hombre en sí mismo no iba a vivir para siempre.

Ahora quiero que noten que cuando Dios lo echa del huerto, Dios coloca ángeles en la entrada del huerto.

 

Noten Génesis 3:24. Dice aquí: "Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén," ¿qué cosa? "Querubines", son ángeles, "y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida."

¿Qué colocó Dios en la entrada del huerto para que no pudieran volver a entrar y comer y vivir para siempre? Colocó ángeles a la entrada.

Y quiero que noten lo que vino como resultado.

Dos cosas.

Y solamente voy a mencionar estos versículos. En Génesis 3:17 dice que entró a la tierra la maldición.

Dice: "Por cuanto obedeciste la voz de tu mujer y comiste del árbol de que te mandé diciendo que no comieses, maldita será la tierra por causa de ti.”

Es decir, entró a la tierra ¿qué cosa? La maldición. Y saben que en Génesis 3 y 4 se usan la palabra maldición tres veces.

Se usa también para describir a Caín cuando mato a su hermano. Dice, maldito serás.

Es decir, ahora como consecuencia del pecado entra la maldición.

Y también según Génesis 3:19 entra la muerte.

Ahora repasemos todo este proceso. Dios tenía una ley.

En ese mandamiento se encontraban todos los diez.

Cuando Adán y Eva quebrantaron esa ley pecaron.

Cuando pecaron Dios les dijo van a morir. Dios los echó del huerto.

A la entrada puso ángeles para que no pudieran comer del árbol de la vida y como resultado vino la maldición y también ¿vino qué cosa? Vino la muerte.

Ahora yo quiero que ustedes vayan conmigo al libro de Apocalipsis para ver como Dios va a deshacer lo que sucedió al comienzo.

Noten lo que dice Apocalipsis 22:14 y este versículo reza de una forma distinta dependiendo la versión que ustedes estén leyendo.

Yo estoy leyendo particularmente de la versión de 1960.

Si leen la de 1977, la de 1909 Reina Valera, van a encontrar que la traducción es distinta.

Yo creo que la traducción del 60 no es la más correcta. Y van a ver por qué razón. Dice en el versículo 14: "Bienaventurados los que lavan sus ropas,"

¿alguien tiene una Biblia que dice diferente que eso? Ah, varios tienen una Biblia que dice Bienaventurados los que ¿qué? Los que guardan sus mandamientos. Ahora escuchen bien, los que guardan sus mandamientos para tener derecho," ¿qué cosa? "Al árbol de la vida, y para entrar por las puertas," ¿en la qué?

En la ciudad." Saben por que yo creo que la traducción correcta es, bienaventurados los que guardan los mandamientos, porque esto deshace lo que pasó en Génesis. En Génesis, Adán y Eva ¿qué hicieron?

Quebrantaron los mandamientos. Cómo resultado ¿qué pasó? Pecaron.

Cuándo pecaron ¿qué hizo Dios? Los echó ¿de dónde?

Del huerto, para que no pudieran ¿qué? Comer del árbol de la vida.

Aquí en Apocalipsis es lo opuesto. Dice que Dios va a tener un pueblo que guarda ¿qué cosa? Los mandamientos.

Y por lo tanto, Dios los va a dejar, en vez de sacarlos, ¿va a dejar que qué?

Que entren por las puertas ¿para comer de dónde? Para comer del árbol de la vida. ¿Y saben ustedes quién va a estar en las puertas, para ver quién va a entrar y quién no va a entrar?

Noten Apocalipsis 21:12. Apocalipsis 21:12 habla de las puertas de la ciudad.

Dice allí, hablando de la Santa Ciudad:

"Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas," ¿doce qué? "Doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel". ¿Quiénes están en las puertas?

En las puertas están los ángeles chequeando ID.

Chequeando identificación, para ver si usted tiene derecho de entrar.

Fíjense que aquí dice que Dios va a tener un pueblo que guarda los mandamientos. Dios va a permitir que entren por las puertas.

Los ángeles van a permitir que entren y luego cuando entren van a comer ¿de qué cosa? Van a comer del árbol de la vida.

Es decir, se está reversando lo que pasó en Génesis. ¿Y saben que no va a haber en la tierra nueva?

Noten Apocalipsis 22:3. Dice allí: "Y no habrá" ¿más qué? "Más maldición y el trono de Dios y del Cordero estarán en ella, y sus siervos le servirán."

¿Qué mas no va a haber en la Santa Ciudad, en la tierra nueva? ¿No va a haber qué cosa? Maldición.

Y noten que más no va a haber. Apocalipsis 21:4. Dice: "Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron."

¿Qué va a desaparecer? La maldición ¿y qué cosa? Y la muerte. ¿Están viendo ustedes que en Apocalipsis sucede lo contrario que en Génesis?

En Génesis el hombre desobedece la ley y eso es pecado.

El pecado, Dios dice, te va a llevar a la muerte.

Lo echan del huerto.

Pone ángeles en las puertas para que no coman del árbol y como resultado viene la maldición y la muerte.

En Apocalipsis Dios tiene un pueblo que guarda los mandamientos.

Es decir, vence el pecado.

Llegan a las puertas, los ángeles los dejan entrar por las puertas para comer del árbol de la vida y vivirán en un mundo donde no hay mas maldición ni tampoco hay muerte.

Por esa razón yo creo que la mejor traducción es 'Bienaventurados los que guardan sus mandamientos', porque Adán y Eva quebrantaron la ley de Dios.

Dios tendrá al final un pueblo que guarda su Santa Ley.

Noten lo que dice Apocalipsis 22:15. Aquí hay otra razón por la cual la mejor traducción es 'Bienaventurados los que guardan sus mandamientos'.

El contexto lo indica en el versículo 15.

Dice allí, después de decir que dejara entrar los que guardan sus mandamientos, dice en el versículo 15: "Mas los perros estarán fuera," ahora se hace un contraste con los que están afuera, " y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira."

Yo pregunto, ¿son estas violaciones de los diez mandamientos?

Claro que sí. ¿Qué mandamiento violan los fornicarios?

No cometerás adulterio, porque es un pecado sexual.

Los homicidas, ¿cuál mandamiento? No matarás.

Los idólatras, ¿cuál mandamiento?

No te harás imagen ni tendrás dioses ajenos delante de mí.

El que ama y hace mentira ¿qué? No hablarás falso testimonio.

Es decir, los que están afuera son caracterizados por el hecho de ¿qué hacen qué? Quebrantan los mandamientos de Dios.

Mientras los que están adentro ¿qué hacen? Guardan los mandamientos de Dios. Se hace el contraste entre el versículo 14 y 15.

Noten también Apocalipsis 21:8. Habla otra vez de los que están afuera.

Fíjense lo que dice el versículo 7 primero para que capten el contexto. Versículo 7 primero.

Dice: "El que venciere, heredará todas las cosas y yo seré su Dios y él será mi hijo." ¿Qué hay que hacer? Hay que vencer. Y los de afuera ¿qué característica tienen? Versículo 8, "Pero los cobardes" es decir no tienen fe, todo lo que no es de fe es pecado, "los cobardes, incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre que es la muerte segunda."

Dios tendrá en la Santa Ciudad aquellos ¿qué hacen qué cosa?

Que guardan los mandamientos de Dios, mientras que afuera están los que pisotean los mandamientos de Dios.

Ahora yo me pregunto, ¿cómo es posible que se hable de los mandamientos de Dios si los mandamientos fueron clavados en la cruz?

¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo? Es ridículo, pensar que la gracia ahora hace innecesaria la ley y crucifica la ley.

Eso no me resuelve ningún problema. Es como por ejemplo, si hay un policía que me pone una multa por comerme un semáforo.

Yo le digo: Desháganse de ese policía, desháganse de la ley. Que clase de mundo seria este. Si nos deshacemos de la ley para salvar al criminal.

Lo que hay que hacer no es deshacerse de la ley sino cambiar el corazón del criminal. ¿Me están entendiendo, no solo los que están aquí sino los que están viendo vía satélite?

Ahora, quiero ir a Génesis 3:21 de nuevo. ¿Quién nos salva de la muerte? Jesús.

El mismo día que Adán y Eva pecaron, ¿qué hubo en el huerto del Edén? Esto lo hemos estudiado, ¿un qué? Un sacrificio, o dos sacrificios mejor.

Y de los sacrificios Dios tomó ¿túnicas de qué? De pieles y vistió a Adán y Eva. ¿Qué estaba avisando Dios? Estaba Dios diciendo que corderos iban a morir ¿qué cosa? En lugar de morir ¿quién?

En lugar de morir el hombre, el cordero de Dios que quita el pecado del mundo iba a morir en lugar de ellos.

Como dice en Gálatas el capítulo 3 y el versículo 13, el Señor Jesucristo sufrió la maldición de la ley. El se hizo por nosotros maldición.

O como dice el apóstol San Pablo en 2 Corintios 5:21.

Dice: "Al que no conoció pecado Dios le hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él".

Es decir, Jesús murió la muerte que yo debo morir para que yo ¿pueda qué? Vivir. Pero ahora hay un punto muy importante y escuchen bien lo que voy a decir.

Si el hombre es inmortal ¿para qué tuvo que morir Jesús para darme lo que ya tengo?

¿Me están entendiendo lo que estoy diciendo? Si yo soy inmortal yo no necesito que Jesús haya muerto para darme la vida porque ya la tengo.

Lo que hace la doctrina de la inmortalidad del alma es restarle la necesidad de la muerte de Jesús.

Porque Jesús murió para que yo no muera. Pero si yo soy inmortal igual no puedo morir.

No habría sido necesario que Jesús muriera. ¿Están entendiendo lo que estoy diciendo?

Es decir, la idea de que yo soy inmortal hace innecesaria la muerte de Jesús para salvarme a mí de la muerte. Es decir, le resta poder a Jesús.

La Biblia dice: "porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios" ¿es qué cosa? "Vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro".

Yo les pregunto, ¿la Biblia es clara de que la muerte existe? ¿De que el hombre no es inmortal? ¿Por qué nos dice el apóstol San Pablo: porque la paga del pecado es ¿qué cosa?

La paga de la transgresión es muerte? ¿Cómo puede decirse eso si el hombre es inmortal?

No sería posible decir que la paga del pecado es muerte. Y muchos cristianos dicen: "No, lo que está diciendo eso allí, la muerte en realidad es vida eterna en miseria". Pero la muerte es dejar de existir.

Vamos a tener un tema completo sobre la muerte en esta serie. Vamos a encontrar que la muerte es inconsciencia total hasta el momento de la resurrección.

Es decir, cuando el hombre muere está muerto hasta que Cristo venga a resucitarlo en la resurrección de vida o en la resurrección de condenación, como dice la Sagrada Escritura.

Es decir, en el tiempo interino el hombre no tiene vida en sí mismo. Si la vida eterna es un don de Dios yo no lo tengo.

Tengo que recibirlo ¿de manos de quién? Tengo que recibirlo de manos de Jesús. Noten lo que dice 1 San Juan: 5:11, 12.

Muy interesante esta declaración. Es categórica.

Dice allí: "Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna"; y esta vida ¿está donde? "Y esta vida esta en su Hijo".

¿Adónde está la vida eterna? ¿En nosotros?

No, la vida eterna está en su Hijo. Y ahora escuchen esto:

"El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida". ¿Puede ser mas clara la Biblia que esto?

Que el que tiene a Jesús tiene la vida porque él es la vida. El que no tiene a Jesús no tiene la vida porque Jesús es la vida.

Es decir, yo no tengo inmortalidad y vida en mí mismo. Saben ustedes que estos dos errores se van a proliferar según la Biblia, muchísimo en el mundo al final de la historia.

Tanto el espiritismo, y no estoy hablando de ese espiritismo craso donde uno va a un salón oscuro y entonces tienen una bola de cristal y se agarran todos las manos para llamar a alguien de entre los muertos.

Hoy en día el espiritismo es mas refinado, mucho mas sofisticado, el espiritismo hoy. Lo único que tienen que hacer es mirar en la televisión a Walter y las estrellas. Ese es un espiritismo sofisticado. La astrología es espiritismo.

La idea de que uno puede comunicarse con los muertos es espiritismo. La idea de que uno puede leer el destino en las estrellas es espiritismo.

Es decir, el espiritismo es muy extenso.

Es no solamente meterse en un salón oscuro para tratar de llamar a una persona que esta muerta, para que le revele a uno el pasado o el futuro.

La Biblia también dice que en los últimos días además de los espíritus de demonios haciendo señales para engañar a los moradores de la tierra y de todo el mundo, dice también la Biblia que en los últimos días, los cristianos se van a lanzar en contra de la Santa Ley de Dios.

Noten lo que dice en San Mateo 24:12. Es muy interesante este versículo y necesito explicarles el significado de una palabra muy importante aquí.

Dice el versículo 12: " Y por haberse multiplicado" ¿la qué? "La maldad, el amor de muchos ¿sé qué? "Se enfriará".

Hay gente que va a tener amor, pero por la maldad ¿se van a qué? Se van a enfriar. El amor se va a enfriar. Ahora, ¿qué significa esa palabra maldad?

Escuchen bien. Es la mismita palabra que aparece en 1 Juan 3:4 donde dice que el pecado es infracción de la ley.

Ustedes no lo sabrían por la traducción, porque dicen bueno, aquí dice maldad y allí dice infracción, pero si ustedes van al idioma original en que fue escrito el Nuevo Testamento, ustedes van a encontrar que esta palabra maldad, es la mismita palabra que se traduce infracción de la ley.

Es decir, aquí se podría traducir eso: Y por haberse multiplicado la transgresion de la ley el amor de muchos se enfriará.

Leímos en nuestro último tema San Mateo 7:21-23, vamos a ir allí nuevamente. San Mateo 7:21-23.

Aparece esta mismita palabra, infracción de la ley. Para que vean que aun cristianos en los últimos días van a infringir la ley de Dios, porque van a creer que la ley ya no está vigente para el cristiano.

Que lo único que importa es la gracia o el Espíritu Santo. No me entiendan mal.

Yo creo en el Espíritu Santo. Pero la Biblia dice que Dios le da el Espíritu Santo a los que le obedecen.

Yo creo en el amor. Pero la Biblia dice que el amor es el cumplimiento de la ley. Hay que dar definiciones correctas a estas cosas.

Noten S. Mateo 7:21-23. "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos".

No el que dice Señor, Señor, ¿sino el que qué? El que hace la voluntad de Dios. Versículo 22. "Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"

Yo pregunto, ¿esos milagros eran genuinos? No.

¿Ese echar fuera demonios era genuino? No.

¿Esas profecías eran genuinas? No, porque fíjense lo que dice Jesús.

Versículo 23. "Y entonces les declararé: Nunca os conocí"; ni cuando estaban haciendo los milagros, fíjense, "nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad". La misma palabra que se puede traducir, 'los que transgreden o desobedecen la ley de Dios'.

Yo pregunto, ¿va a haber mucha gente en los últimos días que va a hacer milagros, y van a lanzar demonios y van a dar muchas profecías, que Jesús va a decir, yo no los conozco a ustedes porque ustedes son transgresores de mi ley?

Claro que sí.

Y la Biblia dice que van a odiar, Satanás va a odiar a los que guardan los mandamientos, porque dice en Apocalipsis 12:7 "que el dragón se airó contra la mujer y se fue a hacer guerra contra el remanente de la simiente de ella los cuales guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo".

Yo me pregunto, ¿cómo es que Dios puede tener un pueblo que guarda los mandamientos si fueron clavados en la cruz? Es que no tiene sentido.

Pero la gente, los cristianos, se comen el cuento.

Los ministros se paran y predican estas cosas, y todo el mundo dice Aleluya y Amén, sin pensar y sin estudiar la Biblia por ellos mismos.

Por favor escuchen los que están viendo vía satélite o por televisión.

Ustedes también aquí. Estos son asuntos de vital importancia, los dos ataques de Satanás al final de la historia van a ser contra la ley y contra la idea de que el hombre es mortal.

Ahora yo quisiera tocar un último punto antes de terminar.

Algunos dicen, pero Pastor, la Biblia dice que somos salvos por la gracia a través de la fe. ¿No creemos eso? Claro que sí.

Noten lo que dice Efesios 2:8, 9. No quiero que alguien me entiendan mal, y digan, el Pastor Bohr no cree en la gracia.

El Pastor Bohr cree que la gente se salva guardando la ley.

No, no, no. La gente se salva por la gracia de Jesús y por amor a Jesús guarda la ley.

Si no guarda la ley es porque no ha recibido la gracia de Jesús.

Porque Pablo dice que somos justificados por la fe sin las obras de la ley, mientras que Santiago dice: "No viste que Abraham y Rahab fueron justificados por obras".

Y algunos dicen, hay contradicción de la Biblia porque Pablo dice justificados por la fe sin obras y Santiago dice que fue justificado Abraham por obras.

Lo que pasa es que Pablo y Santiago están mirando dos diferentes problemas. Pablo está tratando con aquellas personas que dicen: Yo soy salvo por fe y no importan mis obras.

Mientras que Santiago está tratando con aquellas personas que dicen: yo soy salvo por fe, y tratan mal a la gente y dicen que de todas maneras son salvos.

Es decir, el apóstol Pablo está tratando con gente que profesa obrar mucho y ser salvos por fe.

Mientras que Santiago tiene que ver con aquellas personas que dicen que tienen fe y no obran nada.

Ahora noten Efesios 2:8, 9. "Porque por gracia sois salvos". ¿Cómo somos salvos? Por gracia. "Por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios, no por obras, para que nadie se gloríe".

¿Cómo somos salvos? Por gracia ¿a través de la qué? A través de la fe.

Y algunos dicen, ve, aquí esta clarito Pastor, que las obras no importan porque Pablo dice que somos "salvos por gracia a través de la fe, y esto no es de nosotros pues es don de Dios, no por obras para que nadie se gloríe".

Lo que pasa es que la gente no lee el versículo 10. Hay que leer el siguiente versículo. Cuándo somos salvos por gracia a través de la fe ¿qué va a pasar? Versículo 10.

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús" es decir, hemos nacido de nuevo cuando somos salvos por gracia, "creados en Cristo Jesús" ¿para qué? "Para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

¿Espera Dios que produzcamos buenas obras? Sí, cuando hemos sido creados en Cristo Jesús, como nuevas criaturas vamos a andar en las obras que Dios creó para que andásemos en ellas.

Permítanme darles una ilustración para que puedan entender. Cuando ustedes arrancan su carro por la mañana, ¿cuales ruedas se mueven primero las de alante o las de atrás? Siempre hay alguien que dice, depende.

Depende si son tracción delantera o tracción trasera. Pero yo digo que no. Porque si es tracción trasera, el momento que se mueven las ruedas de atrás, las ruedas de alante simultáneamente se mueven también.

Así es la fe. La fe es el poder precursor, y cuando hay fe las obras siguen.

Si no hay obras es porque ¿no hay qué? No hay fe y no hemos sido salvos por la gracia.

Por eso la Biblia dice que somos salvos por gracia a través de la fe pero seremos juzgados por nuestras obras.

Por eso el apóstol Pablo dice que somos salvos por la gracia a través de la fe mientras que Santiago dice, pero aquellos que tienen fe, obran.

Por eso el apóstol Pablo dice que somos justificados por la fe sin las obras de la ley, y Santiago nos dice que, los hacedores de la ley serán justificados.

No hay contradicción. El hecho es que la fe genuina producirá ¿qué cosa?

Producirá obras. Así que mis queridos hermanos y amigos, dos errores monumentales y mortíferos al final de la historia.

Primero la idea de que el cristiano no tiene que guardar la ley porque está bajo la gracia. Que la ley fue clavada en la cruz.

Y la segunda idea, la idea de que el hombre por naturaleza es inmortal, tiene un alma inmortal que ni siquiera Dios le puede quitar la vida.

Dos errores que van a cautivar a casi todo el mundo.

¡Que el Señor por su gracia nos libre de estos dos grandes errores!


Apriete aquí para ir al próximo tema: