La disolucion de una sociedad...

Guerras y falta de tranquilidad, violencia y asesinatos, hambre y pobreza, tornados, inundaciones, terremotos etc. Nada de esto es algo nuevo. Sin embargo, la generación de hoy tiene nuevos desafíos: problemas medioambientales, manipulación genética, cambios climáticos, epidemias y demás. Muchos de nosotros vemos también que nuestra sociedad está dejando al lado valores morales básicos.

Muchos se sienten pequeños e impotentes, pero no debemos dejar de hacernos ésta pregunta: ¿Por qué sucede esto?

Hay una razón para este desarrollo. ¡Pero la buena noticia es que también hay una solución!

No estamos hablando de las soluciones que presentan los políticos o líderes religiosos de hoy. La historia nos muestra que a pesar de alianzas para la paz, acuerdos de colaboración y buenos programas, el deseo de tener poder y la codicia no dejan de existir en los corazones.

¡Nos encontramos en una lucha entre el bien y el mal, pero terminará! Detrás de esta realidad caótica hay un plan que está por realizarse.

El libro de los libros, la Biblia, está diciendo algo concreto acerca de la situación en la cual vivimos. ¡Te habla especialmente a tí que estás buscando una explicación y que deseas saber lo que traerá el futuro!

¡Las profecías de la Biblia nunca han fallado! Por lo tanto creemos que las últimas profecías también se cumplirán.

En El Apocalipsis encontramos una serie de profecías que ahora están en vía de ser cumplidas. A continuación las examinaremos más de cerca.

El primer mensaje

En el último libro de la Biblia, El Apocalipsis, encontramos una serie de profecías que nos cuentan mucho de lo que ha pasado, de nuestros tiempos, y de nuestro futuro próximo. Aquí encontramos también tres mensajes únicos, que son de gran interés actual y a los cuales debemos estar atentos.

Dice que estos tres mensajes son dados por ángeles. La palabra griega para "ángel" es "angelón", que significa: «mensajero».

Los tres ángeles son entonces una representación simbólica de hombres y mujeres que trabajen en armonía con la voluntad de Dios, los cuales presentarán éste mensaje del "evangelio eterno", con poder al mundo.

El evangelio eterno

¿Qué es "el evangelio eterno"? Lo encontramos brevemente descrito en la Biblia, en Juan, capítulo 3, verso 16. Dice así:

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna..." (Jn. 3. 16)

Todos conocemos el relato bíblico de Adán y Eva, que no eran obedientes y comieron del fruto prohibido. Habían recibido una advertencia y sabían que si desobedecerían entonces morirían. Detrás de este relato aparentemente simple se esconde una tragedia profunda que se ha propagado a toda la raza humana. La Biblia confirma que la paga del pecado es la muerte. (Romanos 6.23). Aquí se trata de la muerte eterna. Dios, nuestro Creador, es la fuente de toda forma de vida, y cuando nuestros antepasados eligieron desafiar las advertencias de Dios, se separaron de Aquel que es La Vida. Pero Dios amó a los hombres.

El mismo asumió el juicio justo de morir. Envió a su Hijo Jesucristo, que estaba dispuesto a asumir los sufrimientos de la muerte por nuestra culpa. Aunque Jesús era Dios, vino como hombre. (Jn. 1. 1-3 + 14 y Fil. 2.5-8). Como hombre fue probado tal como nosotros. La única forma de poder asumir nuestro castigo y sufrir por nuestros pecados sin ser culpable, era viviendo una vida justa y sin pecado. Cristo venció TODOS los pecados mediante el poder de Dios. (He. 2.17-18). El es el único que lo hizo. (Ro. 3. 23). Al fin, dejó su vida sobre la cruz para liberarte a tí y a mí de la muerte eterna. Como está escrito:

"Y sin derramamiento de sangre no se hace remisión." (He. 9. 22).

Por lo tanto, el llamado de recibir el sacrificio de Jesús por fe es para tí y para mí. Si te consideras un pecador, puedes quitarte la carga de pecado viniendo a Jesús. La Biblia dice: "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad." (1 Jn. 1. 9).

Y cada uno que reciba ésta justificación por fe, será salvo. ¿No son estas buenas noticias?

Temed a Dios y dadle Gloria

Pero la vida no se detiene cuando hemos dicho SI a Jesús, a partir de entonces es cuando comienza con Jesucristo. Entonces se puede ver en nuestra vida que hemos experimentado un cambio. La Biblia dice que serémos transformados con la renovación completa de nuestra mente. (Ro. 12. 2). Eso es lo que pasa cuando aceptamos a Jesús y el Espíritu Santo entra en nuestro corazón. Entonces debemos seguir, con la ayuda del Espíritu Santo, a lo que Dios nos muestra y no continuar por nuestros propios caminos. Entonces entrarán en nuestra vida rasgos de carácter como: amor, felicidad, paz, bondad y amistad, en vez de: contienda, ira y codicia... (Ga. 5. 16-26). Esto no lo podemos hacer solos, pero con la ayuda de Dios lo podremos lograr. Por lo tanto, dar gloria a Dios, significa mostrar Su carácter en nuestra propia vida, y de ésta manera hacerle conocer por nuestro alrededor. Jesús nos ha dado un ejemplo y ahora nos toca a nosotros _ con la ayuda de Dios _ continuar Su misión revelando Su carácter en nuestra vida y enseñanza. (1 Pedro 2. 21 y Ef. 3. 10).

Vivir con Cristo, y revelar Su carácter en nuestra vida, incluye muchos aspectos. Jesús dice así:

"Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame." Y "si me amáis, guardad mis mandamientos." (Mt. 16. 24 y Jn. 14. 15).

El que ha recibido a Jesús por fe, disfruta guardando Sus mandamientos. Los mandamientos de Dios expresan la posición del mismo, y estos diez puntos, han sido preparados por Dios para que sepamos como deben ser nuestras relaciones con Dios y con nuestros prójimos. En la primera epístola de Juan, estamos puestos a prueba de esta manera:

"Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en èste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado: por esto sabemos que estamos en él. El que dice que está en él, debe andar como él anduvo." (1 Jn. 2.3-6).

Por lo tanto, temer a Dios significa también obedecerle.

Cuando entendemos realmente cuánto Jesús sacrificó para salvarnos, será un placer guardar todos los mandamientos de Dios. Entonces no será una esclavitud a las leyes, sino que obedeceremos por amor y agradecimiento a Dios quien nos amó primero.

Cuando Jesús subió al cielo, dijo a sus discípulos:

"Mas recibiréis el poder del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros." (Hch. 1.8).

El mismo poder está también a nuestra disposición. Por lo tanto, tal como Jesús tenía que recibir poder de Dios para vencer el pecado, así podemos nosotros también vencer cualquier tentación que enfrentamos. (Jn. 5.30 y 1 Co. 10.13). Un seguidor de Jesucristo no será solamente uno que escucha la palabra, sino uno que también la realiza. La fe se expresará en buenas obras. La vida y los hechos estarán en armonía con la voluntad de Dios. (Stg. 1.22 y 2.14-26, además 1 Jn. 2.29).

La Biblia nos aclara, que el Espíritu Santo será dado a los que obedecen a Dios. (Hch. 5.32), y es justamente el Espíritu Santo que nos ayuda a no pecar. La Biblia nos promete:

"Cualquiera que es nacido de Dios, no practica el pecado; cualquiera que peca, no le ha visto, ni le ha conocido." (1 Jn. 3. 6-9).

Cuando nos atrevamos a creer en esta promesa, veremos que recibiremos ayuda para vencer sobre cualquier tentación que afrentaremos. Entonces tendremos al más poderoso a nuestro lado. Esperamos que tú también tendrás la experiencia de la colaboración entre los poderes humanos y divinos, porque esto es algo que todos tenemos que experimentar, para poder honrar a Dios en las diferentes actividades de nuestra vida.

Seguro que te preguntarás: "¿qué pasa si olvidamos la ayuda de Dios, y caemos en la tentación?" En este caso, somos nosotros los que hemos olvidado su ayuda, y no al contrario. Entonces es necesario aferrnos nuevamente a Jesús. El siempre recibirá y perdonará a todos los pecadores arrepentidos. El Espíritu Santo nos tocará para que admitamos nuestro pecado, para que nos arrepintamos y pidamos misericordia y para que recibamos nuevamente la salvación en Jesucristo. La Bíblia lo dice así:

"Hijitos míos, estas cosas os escribo, para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo; Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo." (1 Jn. 2. 1-6).

Estas palabras han sido un gran aliento para aquellos que se han sentido completamente perdidos. Si tú eres uno de ellos, debes saber que Jesús siempre está listo para recibirte y que tampoco hay otro camino de salvación. Todos tenemos que pasar por Jesucristo para ser salvos. Por eso dice Jesús:

"Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; Nadie viene al Padre, sino por mí." (Jn. 14.6)

Predicar el "evangelio eterno" y "honrar a Dios" no solamente incluye que alguna vez hemos recibido a Jesús como nuestro salvador personal, sino también que vivimos nuestra vida diaria junto con Jesucristo y revelamos Su carácter en nuestras vidas. Cuando colaboramos así con los poderes celestiales, recibimos la ayuda que necesitamos para ser testigos vivos de él, y por Su gracia estaremos listos cuando Jesucristo pronto venga para llevarse a los suyos.

La Biblia nos anima también a honrar a Dios en nuestros cuerpos. En 1 Co. 6.19-20 leemos:

" ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual teneis de Dios, y que no sois vuestros? Porque comprados sois por precio: glorificad pues a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios." (1 Co. 6. 19-20).

¿No es algo que te hace reflexionar al aprender que nuestro cuerpo es comparado con un templo? En el Antiguo Testamento, el templo era consagrado a Dios. Así debemos consagrarle también nuestras vidas. Debes tratar de conservar en la mejor forma posible y con la ayuda de Dios, el cuerpo maravilloso que El te ha dado. Tenemos que volver a los remedios simples de la naturaleza: Aire fresco, luz del sol, ejercicio físico, comida sana, higiene, suficiente descanso, abstinencia, mucha agua pura, y confianza en Dios.

Entonces tendremos una mejor calidad de vida, físicamente, psíquicamente y espiritualmente.

Mantener nuestro cuerpo en la mejor forma posible, es también una manera de honrar a nuestro Creador. Esto es una tarea para cada discípulo de Cristo.

Ahora veremos otra parte del primer mensaje que será proclamado en alta voz:

La Hora de Su Juicio ha Llegado

La Biblia dice que antes del regreso de Jesucristo, ya estará decidido quienes serán salvos y quienes se perderán. En realidad somos nosotros mismos los que decidimos en que grupo terminaremos. La Biblia nos dice que Jesús es ahora el gran sumo sacerdote en el santuario celestial donde El intercede por nosotros. Para entender el servicio que Cristo realiza allá, tenemos un modelo que podemos estudiar: "el santuario terrenal" del cual podemos leer en el AntiguoTestamento. Pablo lo llamó "lo que es figura y sombra de las cosas celestiales." (He. 8. 5). De esta manera era un modelo en miniatura del santuario celestial. Lo podemos leer en Hebreos, capítulos 8 y 9.

En el santuario terrenal el sacerdote realizaba los servicios en el primer compartimiento cada día. Este es llamado el "Lugar Santo". Solamente un día al año, podía entrar al segundo compartimiento, llamado: «Lugar Santísimo". En el servicio del santuario del Antiguo Testamento, el pueblo había transferido simbólicamente sus pecados mediante la sangre del animal de sacrificio al santuario. En este día especial, "el gran día de expiación", el santuario debía ser limpiado de todos los pecados que le habían contaminado. (Lea Levítico, Cáp. 16.). El pecado era borrado del santuario y un poco más tarde podían celebrar "La fiesta de las cabañas". Dicha fiesta estaba llena de felicidad y agradecimiento.

Como el servicio del santuario del Antiguo Testamento era un símbolo de lo que Jesús haría en el santuario celestial, es claro que

también en este debía tomar lugar un día de juicio antes de la "fiesta gozosa" cuando Jesús se reuna con los suyos.

El profeta Daniel nos cuenta acerca de este día de juicio _ esta "purificación" del santuario celestial.

En el libro de Daniel, Cáp. 8, verso 14, podemos leer que el tiempo cuando comenzaría este juicio ya estaba fijado. Esto coincide con nuestro título: "La hora de su juicio ha llegado". ¿Cuándo llegó dicha "hora?" Daniel había sido informado que pasarían 2300 días, y luego este juicio comenzaría.

En tiempo profético 1 día = 1 año (Ezequiel 4. 6), así que hablamos de un período largo de 2300 años.

Un poco más tarde en el libro de Daniel encontramos el punto de partida para esta profecía (lea Dan. 9. 25), y la historia nos informa que el evento que representaba el comienzo tuvo lugar en otoño del año 457 A. C.

Así que, si contamos y añadimos 2300 años llegamos a mediados de los años 1840. Según la profecía, esto era cuando comenzaría "el gran día de expiación" en el cielo.

La Biblia dice también que el juicio comenzará con los que han confesado ser hijos de Dios. (1 Pedro. 4. 17). Sus nombres serán examinados y sus vidas probadas a la luz de la Ley de Dios, que justamente se encuentra en el segundo compartimiento del santuario: "El Lugar Santísimo". (He. 9. 3-4).

En el tiempo del Antiguo Testamento, todos los pecados tenían que ser confesados y abandonados antes que llegase el gran día de expiación, para que pudieran ser expiados.

Del mismo modo, nosotros también tenemos que colocar todos nuestros pecados ante Dios, para que Jesús los pueda expiar. Cuando el "día del juicio" en el cielo haya terminado, el tiempo de gracia también habrá concluido.

Esto sucederá justamente antes del regreso de Jesús, como nuestro Señor y Salvador. La sangre de Jesús solamente habrà podido purificar a los que han orado por ello _ aquellos que se han arrepentido y confesado sus pecados y recibido el perdón a través de Jesucristo. Los otros, estarán perdidos. Aunque Jesús ha deseado también salvarlos, no han aceptado el regalo de la salvación. Un día será demasiado tarde, y aunque Dios se entristece por esto, la justicia requiere que sean juzgados según sus obras. Está escrito que serán destruidos por fuego y azufre. (Ap. 20. 12 y Ap. 21. 8).

Ahora, Jesús está en el cielo. (Jn. 14. 1-3 y Hch. 1. 8-11). Nadie sabe cuando terminará Su servicio como sumo sacerdote y su proceso judicial allá. Nadie sabe cuando su vida terminará. Por lo tanto, no tenemos tiempo que perder. Hoy es el día de gracia. Es ahora que Dios te llama para que cambies tu rumbo y en humildad pongas tus pecados a los pies de Jesús.

"Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera." (Jn. 6. 37)

Así es Jesús. Tu siempre puedes ir a El; te recibirá y te dará paz. Su paz, una paz y seguridad que este mundo no puede dar. (Jn. 14. 27). ¿ Aceptas esta oferta? A tí te toca decidir, pero debes saber que nunca te arrepentirás si dices SI a esta pregunta. Recuerda las palabras de la Biblia:

"Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres." (Jn. 8. 36). Y "Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad." (2 Co. 3. 17).

Dejemos de ser esclavos bajo Satanás y de la carga de nuestros pecados en nuestras vidas, sino pongámonos en libertad con la ayuda de Dios para que seamos libres en Jesucristo. Entonces habremos pasado de muerte a vida. Tomemos esta decisión ahora mismo, mientras nos encontremos en el tiempo de gracia.

(Se puede leer màs acerca de este tema en el libro "En Conflicto de los Siglos". Vea el material gratuito).

La última parte del primer mensaje que ahora tiene que ser proclamado con voz clara, es ésta:

Adorad a Aquél que Hizo el Cielo y la Tierra, el Mar y las Fuentes de las Aguas

La Biblia nos cuenta que Dios creó el cielo y la tierra, el mar y todo lo que existe en éstos, en seis días, y descansó el séptimo día.

Y Dios bendijo el séptimo día y lo santificó. (Génesis 2. 1-3). En el cuarto mandamiento de la Biblia, en Éxodo, capítulo 20, versos 8 - 11, encontramos el mandamiento del día de descanso. Allí, vemos el mismo llamado a adorar al Creador. El día de descanso, que la Biblia llama: "Sábado", está reservado para que podamos exaltar y conocer mejor y de una manera expecial a nuestro Creador. Podemos conocer mejor a Dios estudiando Su Palabra y contemplando Su obra. Aunque la naturaleza está siendo destruida, todavía hay mucha belleza por admirar. Cuanto más se conoce Su creación, tanto más se reconoce al Creador. Hay tantas cosas lindas y encantadoras en la naturaleza. Considere un pequeño insecto, una flor, un animalito o un ser humano. ¡Todos son hechos tan maravillosa e ingeniosamente!

Es triste pensar, que algunos han empezado a dudar en Dios como Creador. En el siglo 19, Charles Darwin publicó sus teorías sobre el origen de las especies. Lamentablemente, muchas personas se han dejado engañar por esta teoría de la evolución, desarrollada por meros seres humanos, que se ha extendido mediante los libros y la educación en escuelas y universidades.

No debemos exaltar al ser humano, y sus teorías erróneas acerca del comienzo de la vida, sino exaltar y adorar al Creador que creó este mundo en seis días y descansó en el séptimo; hace unos 6000 años. El ha creado todo tan maravillosamente para nosotros. Si todavía dudas que Dios es el Creador, cierra tus ojos un día entero. Entonces entenderás lo importante que es la vista para todos nuestros movimientos diarios. Igualmente importantes son todos nuestros miembros para que podamos funcionar en una manera óptima. Y al fin, debemos agradecer a Dios y a Jesucristo por la vida. La Biblia lo dice así:

"Y él es antes de todas las cosas, y por él todas las cosas subsisten." (Col. 1. 17; Jn. 1. 1-3 + 14; y Éxo. 1. 26).

¡Si todos nos hubiéramos tomado tiempo para adorar a Dios en el día que Él ha reservado para uso sagrado, no habrían muchos evolucionistas o ateos hoy! Dios tiene bendiciones innumerables para todos los que deseen adorarle en espíritu y en verdad.

El segundo mensaje

"Y otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído,ha caído Babilonia, aquella gran ciudad, porque ella ha dado á beber á todas las naciones del vino del furor de su fornicación." (Ap. 14. 8).

Ha caído, ha caído Babilonia

¿Quién es entonces "Babilonia", "Babilonia la grande" y "la Ramera"?

"La Ramera" está descrita en el Apocalipsis, capítulo 17. Tiene muchas características,de modo que será fácil identificarla. Puede ser que al comienzo suene duro, pero no obstante, todos las características mencionadas en la Bíblia corresponden al sistema católico. Sin duda hay muchas personas sinceras en esta Iglesia, y no son ellas a quienes quisiéramos ofender. Sin embargo, estamos convencidos que debemos hacer un llamado especial para amonestarlos y a todos nuestros prójimos, acerca de esta Iglesia y acerca de sus doctrinas falsas sobre las cuales está fundada. En el fondo de esta advertencia, está el hecho de que no podemos encontrar nada que confirme que la doctrina de este sistema corresponde a las palabras claras de las Sagradas Escrituras. Además, al estudiar las características de "La Ramera" en la Bíblia, vemos que solo corresponden a éste poder. (Lea Apocalipsis. 17. 1-6).

Una de sus características está descrita así:

"Y en su frente un nombre escrito, un MISTERIO: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA." (Ap. 17. 5).

La Iglesia Católica se autodefine como la iglesia madre. En una carta a las conferencias mundiales de todos los obispos escribe el Cardenal Joseph Ratzinger: "Debe quedar siempre evidente que la única iglesia universal, católica y apostólica no es una hermana, sino la madre de todas las iglesias." (The Daily Telegraph, 4. Sep. 2000). Tales declaraciones contribuyen a confirmar que la Iglesia Católica es el cumplimiento de Apocalipsis 17.5.

Una situación horrible en el mundo religioso está descrita en el segundo mensaje angelical. La Bíblia revela que "la Ramera" o "Babilonia la grande" seducirá al mundo con sus doctrinas no bíblicas o "su vino intoxicante". La falsificación más grande realizada durante los años por la Iglesia Católica es tal vez que ha cambiado los diez mandamientos de Dios, de modo que los mandamientos encontrados en los catequismos difieren en varios aspectos de los diez mandamientos de Dios como los encontramos en Éxodo, capítulo 20, versos 3-17. Lamentablemente las Iglesias Luteranas han aceptado también los mandamientos falsos en su catequismo y seducido con éstos al pueblo. (Volveremos a este punto bajo la sección "El sello de Dios o la marca de la bestia").

El Vino Intoxicante / El Vino de las Fornicaciones

La Iglesia Católica o "La Ramera" (Ap. 17. 5), también ha introducido muchas otras doctrinas no bíblicas, p. ej. la adoración a la Virgen María, y la doctrina de la inmortalidad del alma que también aparece hoy en la "Nueva Era" y en el espiritismo. Muchas comunidades religiosas aceptan hoy en día las doctrinas del espiritismo. La creencia en fenómenos espiritistas abre la puerta para espíritus que nos llevan por el mal camino y a conocimientos que tienen su origen en los poderes malignos. La influencia de "ángeles malignos" será cada vez más y más evidente en cuanto nos acerquemos al fin del tiempo. (Deuteronomio 18. 10-12 y 2 Ts. 2. 9).

* La Comunión

La Iglesia Católica nos enseña que la hostia de la comunión, y el vino, se convierten literalmente en el cuerpo y en la sangre de Jesús cuando el sacerdote las levanta y las bendice, y que sacrifican ("matan") a Jesús nuevamente, cada vez que comen la hostia y beben el vino. Por esto se llama un sacrificio de misa. Este es otro de los errores que la Iglesia Católica ha introducido. La Biblia, sin embargo, dice que Jesús fue sacrificado, una vez por todas, y que la "santa cena" tiene como objeto recordarnos lo que Jesús hizo para salvarnos. (He. 9. 24-28 y 1 Co. 11. 23-26).

Hay muchas indicaciones que nos muestran que el protestantismo apóstata, aceptará también las costumbres de comunión de la Iglesia Católica en un futuro cercano.

* Declaraciones conjuntas

Hemos comentado brevemente un poco de algunos de los errores (el vino intoxicante) que poco a poco han entrado fructuosamente en otras comunidades religiosas. Es triste ver que las Iglesias Luteranas y la Iglesia Católica firmaron una declaración conjunta sobre la doctrina la justificación el 31 de octubre de 1999. Muchas personas dentro de la Iglesia Luterana, ni saben del contenido de este acuerdo, porque es la elite de los poderes dentro de las iglesias que lo ha decidido a través de los grandes concilios, ignorando al pueblo. Esta declaración conjunta dice entre otras cosas que somos pecadores y justos al mismo tiempo. La Biblia nos enseña, sin embargo, que cuando hemos recibido la justicia de Jesús ya no somos pecadores, sino justos. (1 Jn. 1. 9). Y además, si fueramos pecadores todo el tiempo, nadie serìa salvo, porque está escrito que nada impuro entrará al Reino de Dios, y Jesús vino para salvar a los hombres del pecado y no en pecado. (Ap. 21. 27 y Mt. 1. 21).

* ¿Justificado por sacramentos?

La declaración conjunta dice también que los creyentes son totalmente justificados porque Dios perdona sus pecados a través de palabras y sacramentos. Pero no podemos recibir perdón y ser justificados por obras (los sacramentos). Esto es una doctrina católica que

tiene su raíz en el Concilio de Trento del siglo 16. ¿Por qué han vuelto a Roma los Luteranos sobre este punto tan importante? Bautismo y comunión que forman parte de los llamados sacramentos, son actos simbólicos. No debemos colocar nada entre Jesucristo y nosotros para tratar de salvar o justificarnos. Solamente podemos ser justificados si vamos directa-mente con nuestros pecados a Jesús.

* Bautismo de niños

La declaración conjunta dice también que "los hombres que escuchen y crean serán justificados por el bautizmo". Sabemos que asperjar agua sobre las cabezas de niños es la entrada a la Iglesia Católica como tambièn a la Iglesia Luterana. Pero un bebe no puede tener su propia fe. Tampoco es correcto que otros puedan creer por ti. La Biblia dice que la fe viene por el oír la Palabra de Dios, y él que creyere y fuese bautizado será salvo. (Ro. 10. 17 y Mr. 16. 16). El bautismo es un buen pacto de conciencia entre Dios y los hombres. (1 Pedro 3. 21). Un niño pequeño no puede entender el contenido de este pacto. Cada uno tiene que escuchar el evangelio y después tomar la decisión de querer, o no querer entrar en este pacto santo con Dios. Además un bautizmo bíblico significa ser sepultado en el agua, donde uno entierra su vida pecaminosa anterior y se levanta a una nueva vida con Cristo Jesús (Ro. 6. 3-6).

Charta Oecumenica

La Declaración Conjunta es un documento desconcertante y no un "así dice el Señor". Últimamente, las grandes organizaciones luteranas y católicas, CEC (Conferencia de Iglesias Europeas) y CCEE (Conferencia Europea de Obispos Católicos), han publicado, en conjunto, un nuevo documento ecuménico llamado: "Charta Oecumenica". Este documento es acerca de varios puntos, casi una copia de los planes de la Iglesia Católica y los Jesuitas de 1995. (de la asamblea generál de los Jesuitas en 1995). Las minutas de esta asamblea generál demuestran que están promoviendo una unión completa de iglesias. No será necesario mencionar que quieren que ésta unión debe estar bajo el manto de la Iglesia Católica.

Casi lo mismo es repetido en Charta Oecumenica. Dice así: "Hasta que lleguemos a la meta de unión completa de iglesias, tenemos la intención de cooperar en todos los asuntos donde no existen diferencias profundas que exigen que actuemos separadamente." Para llegar a esta meta entraràn en DIÁLOGO con otras comunidades religiosas donde ellas podrán informar acerca de sus creencias. Después tratarán de unirse en lo que puedan tener en común y dejar al lado sus desacuerdos. Pero un verdadero discípulo de Cristo debe expresar también su opinión sobre verdades contenciosas y, rogar a Dios, por Su ayuda para llegar a plena armonía con Su voluntad, en todas las áreas.

Charta Oecumenica está también promoviendo "ecumenismo en la educación cristiana, la educación teológica y en otras formas de educación". ¿Cómo podemos proteger a nuestros jóvenes contra tal influencia ecuménica,extremamente católica y parcial?

Charta Oecumenica quiere también utilizar la oración para juntar los cristianos bajo la bandera del ecumenismo. Dicen: "Rezar juntos es el corazón mismo del ecumenismo." Es importante orar a Dios, pero entendemos que hay una estratégia definida detrás de tales compromisos para volverse "compañeros en oración".

Charta Oecumenica promueve también una "evangelización y misión conjunta en Europa" y que no deben evangelizar para "robar" miembros de los otros. Si uno tiene que seguir esta táctica, la libertad de predicar y de llamar a la gente para que salga de "Babilonia" habrá desaparecido. ¡Tenemos que advertir firmemente contra esto! ¡Con la Charta Oecumenica la libertad religiosa está en peligro!" ¡Estamos llegando a tiempos muy difíciles! Es evidente que favorecen los grandes bloques de poder de la cristiandad, y dicen que es importante diferenciar entre "iglesias" y "sectas". Pero es mejor estar con Pablo que siguió el "camino que ellos llaman una secta" (Hch. 24. 14), en vez de permitir que los bloques de poder nos aten en su estructura ecuménica y católica.

Hijas de la Ramera

Vemos con esto que las Iglesias Luteranas y otras comunidades religiosas que entran en acuerdos y firman declaraciones conjuntas con la Iglesia Católica, y que se quedan con doctrinas falsas en cuestiones importantes, se han vonvertido en "hijas de la Ramera", como la Biblia lo describe en Ap. 17. 5.

La primera vez que encontramos las palabras "Babilonia" y "Torre de Babel" en la Bíblia es en Génesis, capítulos 10 y 11. Nimrod era el soberano y fue bajo su gobierno que se construyó la Torre de Babel. Desde el comienzo, "Babilonia" era un sinònimo de: "rebelión contra el reino supremo de Dios". Los hombres ocuparon el primer lugar que solo pertenece a Dios. La Torre de Babel fue construida para que los hombres mismos pudieran alcanzar a Dios. De esta manera "Babilonia" se convirtió en la madre de todas las religiones falsas, y su religión enseñaba que se podía alcanzar la salvación por sus propios obras. El resultado fue impiedad, concentración de poder y confusión. Por lo tanto asociamos "Babilonia" con confusión. La palabra "Babilonia" significa confusión.

La ciudad de Babilonia que existía 600 años antes de Cristo, tenía también muchas de las mismas características de apostasía y confusión. Este "poder mundial" suprimía a los hombres de Dios, y la Biblia daba el siguiente llamado al pueblo de aquellos tiempos:

" Huid de en medio de Babilonia, y librad cada uno su vida, para que no perezcáis a causa de su maldad: porque el tiempo es de venganza de Jehová; le dará su pago." Y "Curamos a Babilonia, y no ha sanado." (Jer. 51. 6+9)

En la expresión, "Ha caído, ha caído Babilonia" (Ap. 14. 8), la palabra "Babilonia" es usada simbólicamente. Se trata de una comunidad religiosa caída. Es una imagen de la corrupción espiritual dentro de la cristiandad. Dios está haciendo una acusación y una reprimenda contra una cristiandad apóstata. Las iglesias luteranas son un buen ejemplo de esto. Martín Lutero protestaba fuertemente contra el poder papal en su tiempo, pero hoy, la Iglesia Luterana se ha aliado con Roma en muchos puntos importantes. Ya hemos dado algunos ejemplos, pero pronto verás que la apostasía se extendiò extensamente.

Por esto Babilonia es la descripción del sistema falso que seducirá a los hombres de la tierra. La congregación babilónica falsa es la Iglesia Católica, porque lleva la marca de Babilonia, desde la Babilonia antigua. Las Iglesias Luteranas se asemejan cada vez más a "Babilonia" y son por ende parte de "Babilonia". La Bíblia indica que la caída será grande, para la Iglesia Católica como para la Luterana, y para todos los que siguen la misma senda... Los tiempos venideros nos lo revelarán.

A pesar de la oscuridad espiritual y la alineación frente a Dios que caracterizan las comunidades que forman parte de "Babilonia", la mayoría de los verdaderos seguidores de Cristo se encuentran todavía en ella. Muchos de ellos todavía no han abierto sus ojos a las verdades especiales que son válidas para nuestro tiempo. Muchos no están contentos y anhelan una luz más clara. Buscan en vano la

imagen de Cristo en las comunidades religiosas a las cuales pertenecen. Gradualmente, mientras que estas comunidades religiosas se aparten más y más de la verdad y se ligarán más al mundo, la distancia entre los dos grupos aumentará. Al final, habrá una ruptura completa. El tiempo vendrá cuando los que aman a Dios sobre todas las cosas ya no podrán seguir manteniendo la conexión con aquellos que...

"tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella: y a éstos evita." (2. Tim. 3. 5).

La exhortación de la Biblia para todas las almas sinceras en el tiempo final es muy clara:

"Salid de ella, pueblo mío." (Ap.18. 4)

Unión en Cristo

El movimiento ecuménico trata de elaborar un acuerdo, a través de compromisos y decisiones mayoritarias, sobre unos cuantos puntos que no han sido tan controversiales, y entonces dejan de lado otros puntos de fe que están cuestionados. La Bíblia, sin embargo, dice que tiene que ser el Verbo de Dios al cual tenemos que seguir. Entonces llegaremos a una unión verdadera.

La Bíblia está a favor de la unión, pero tiene que ser una unión sobre una base claramente bíblica. Tiene que ser una unión en Cristo. Jesús lo dice así:

"Para que todos sean una cosa; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros una cosa; para que el mundo crea que tú me enviaste." (Jn. 17. 21-23).

Los hijos de Dios quedarán juntos y tendrán unión en Cristo y con Cristo. Llegarán a la unión según los valores de Dios y no por concesiones recíprocas y decisiones mayoritarias que muchas veces no están basadas en un "así dice el Señor".

¡Sal de Babilonia!

La Biblia describe la situación en el tiempo final de este modo:

"Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites." (Ap. 18. 3).

Esta es una situación sombría, pero hay luz en la oscuridad. Dios tiene todavía su gente en "Babilonia", y estos recibirán ahora, en el tiempo final, un llamado fuerte. Surgirá un movimiento nuevo, simbolizado por un ángel. Con voz alta se denunciará los pecados de "Babilonia". Y he aquí el mensaje:

"Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas." (Ap.18.4).

Esta proclamación, junto con "el mensaje del tercer ángel", forma la última advertencia a la humanidad. Si te consideras parte del Pueblo de Dios, debes recibir esta advertencia y salir de la seducción ecuménica. Ahora estudiarémos el último mensaje que será proclamado antes de que termine el tiempo de gracia y Jesús vuelva.

El tercer mensaje

"Y el tercer ángel los siguió, diciendo en gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente, o en su mano, este también beberá del vino de la ira de Dios, el cual ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles, y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y los que adoren a la bestia y a su imagen, no tiene reposo día ni noche, ni cualquiera que tomare la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos; los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús." (Ap. 14. 9-12).

El Sello de Dios o la Marca de la Bestia

"La marca de la bestia" o "el sello de Dios" _ estas son las alternativas de los últimos días. Aquí se trata de obedecer a Dios o a los hombres. Dios tiene su sello físico o marca en el mandamiento del día de reposo. Un sello contiene el nombre del legislador, su título y dominio. En el mandamiento del día de descanso se dice:

"Acuérdate del día sábado, para santificarlo: seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día será sábado para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas; Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día de sábado y lo santificó." (Exo. 20. 8-11).

Aquí se dice que el nombre del legislador es "Jehová" , su título es él que "hizo" (El Creador), y los dominios del legislador son "los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay". Este texto ha sido quitado completamente de los mandamientos en su catequismo por la Iglesia Católica. De esta manera han quitado el texto que demuestra que Dios es el legislador. Una vez hecho esto, se han tomado la libertad de volverse legisladores ellos mismos y así cambiaron los mandamientos tal como los encontramos en el catequismo. Pero recuérdese las propias palabras de Jesús: "No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas: no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo, que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido." (Mt. 5. 17-18).

La Iglesia Católica ha quitado también el texto bíblico que dice que debemos adorar a Dios el séptimo día de la semana, y no en domingo, el primer día de la semana.

Lamentablemente la Iglesia Luterana siguiò las huellas de la Iglesia Catòlica. Por lo tanto existe solamente éste texto corto en el Catequismo Luterano: "Debes guardar el día de reposo". Aquí no menciona cual día debe ser el día de descanso. Por lo tanto, la Iglesia Luterana ha escogido seguir el día falso de descanso hecho por los hombres, y no el día de descanso de la Bíblia.

El cambio del día de descanso de sábado a domingo se realizó más de mil años antes del tiempo de los reformadores.

Hoy poca gente sabe de esta falsificación, y muchos guardan el domingo de buena fe como día de reposo, creyendo que éste es el día de descanso de la bíblico. Pero aquí los sacerdotes han engañado al pueblo y no han predicado la Palabra clara y pura como enseñan las Sagradas Escrituras.

Dies Domini

El Papa Juan Pablo II reconoce en su pastoral "Dies Domini" de mayo 1998 que el sábado es el día original de descanso de Dios, pero dice sin tener verguenza que "los cristianos que están llamados a proclamar la libertad obtenida por la sangre de Cristo, pensaron que tenían la autoridad para transferir el sentido del sábado al día de la resurrección." El Papa también habla de "la riqueza espiritual y pastoral del domingo que nos ha sido dada por la tradición." ¿Se da cuenta de las debilidades de ésta argumentación? El Papa habla de que pensaron que tenían autoridad para hacer este cambio y admite que el domingo como día de descanso es una tradición.

"El domingo es una institución católica y la pretensión de guardarlo puede ser defendida únicamente sobre la base de las premisas católicas". (The Catholic Press, Sydney, Australia, agosto 1900).

Ahora queda claro que todas las características en la Bíblia del poder anticristiano, es decir la "bestia", corresponden al poder papal. Los reformadores dijeron también en forma directa, que el Papa lleva "la marca de Anticristo". Esto fue dicho también en "La Confesión Augsburgiana", pág. 539.

Hemos visto que la Iglesia Católica ha quitado el sello físico o la señal de Dios de sus mandamientos en el catequismo, y que además dice en sus varias afirmaciones que el domingo es su marca de autoridad, y que otros reconocen el poder de la iglesia por guardar el domingo. (H.F. Thomas, Canciller del Cardenal Gibbons y The Douay Catechism, pág. 59).

El Día del Señor

La Iglesia Católica y muchas sociedades religiosas llaman al domingo "el día del Señor", pero la Biblia dice que el sábado es "el día del Señor". (Isaías 58. 13/Mateo 12:8).

Comunión & Santificar el Domingo

En su pastoral, Dies Domini, el Papa Juan Pablo II amonesta a los sacerdotes a tener su servicio de comunión cada domingo. Es decir, que amonesta a la gente a introducir dos costumbres no bíblicas a la vez, la comunión católica y el falso sábado. Ahora vemos cada vez más claramente como las cosas se agudizan, y el Papa dice en otro pastoral, "Ad Tuendam Fidem", publicado el 28 de mayo 1998, que él que no es leal a los principios católicos debe ser "castigado como un hereje". Estas declaraciones son como un viento frío del pasado. Pero no debes asustarte. El que tiene a Jesús como su líder, tiene al más fuerte a su lado, y El dará a sus hijos poder suficiente para aguantar aún bajo amenazas y persecuciones.

El Numero de la Bestia

En el folleto "Watch out for the Power Elite and the Global Union" encontramos las 16 características de la "bestia". Todas las marcas corresponden a la Iglesia Católica, también el número de la bestia = 666. La Bíblia dice que este número es el NUMERO DE UN HOMBRE y no el número de un código de cifras. Los que dicen que un sistema de cifras o códigos o el microchip es la marca de la bestia o su número, están engañando a la gente. Esto no tiene nada que ver con la marca de la bestia. El hecho que el sistema electrónico puede ser utilizado para vigilar a la gente y asegurarse de que los que no reciben la marca de la bestia no podrán comprar ni vender, es, sin embargo, muy posible.

Pero volvemos al número de la bestia. La Bíblia dice que aquí se trata del número de un hombre. ¿De qué hombre se trata?

Todos los Papas tienen un nombre común: VICARIUS FILII DEI, que significa "Representante del Hijo de Dios en la tierra". ("Our Sunday Visitor", semanal católica, Huntington, Ind., 18 de abril 1915).

Las letras tienen en la lengua latina ciertos valores numéricos, y si insertamos estos valores llegamos a 666. (V y U=5, I=1, C=100, A=0, R=0, S=0, F=0, L=50, D=500, E=0). En total, 666.

El "número de la bestia", la ""marca de la bestia" y la "imágen de la bestia" son solamente tres entre muchas características de "la bestia".

Todas las características deben corresponder a un cierto poder, y todas corresponden al poder papal. Lutero y los reformadores tenían razón cuando dijeron que el Papa llevaba las marcas del "Anticristo".

En la Frente o en la Mano

En la Bíblia leemos que la marca de la bestia será recibida en la frente o en la mano. Dice así:

"Y hacía (Estados Unidos influenciado por el poder papal) que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en su mano derecha, o en sus frentes: Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca, o el número de la bestia, o el número de su nombre." (Ap. 13. 16-17).

La Bíblia se explica por si misma y dice que la frente tiene que ver con la cabeza, es decir, con los pensamientos. (Deut. 6. 6-9 y Éxo. 13. 8-10).

Cuando llegue el tiempo de recibir la marca de la bestia, aquellos que han sido informados de lo que es, y han entendido lo que significa, pero en su mente han escogido guardar el mandamiento del domingo del poder papal, recibirán la marca en la frente. Los que reciben la marca en su mano, demuestran su decisión. Ellos trabajarán durante el sábado del Señor, mientras que dejarán descansar su mano durante el sábado falso. En ambos casos tomarán la "marca de la bestia".

Podemos resumirlo así: Recibir "la marca de la bestia" significa que uno ha llegado a la misma decisión que LA BESTIA, y defiende las mismas ideas en oposición directa a la Palabra de Dios.

Mientras que la mayoría acepta la marca de fidelidad hacia los poderes terrenales, una pequeña minoría elige mantenerse leal a Dios y tenerle a El como su autoridad, y reciben por lo tanto el "sello de Dios".

A los que recibirán "la marca de la bestia", suena el mensaje de amonestación desde el cielo:

"Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y toma la marca en su frente, o en su mano, este también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en la cáliz de su ira..." (Ap. 14. 9-10).

"Pero nadie sufrirá la ira de Dios antes que la verdad haya sido presentada a su mente y a su conciencia, y que la haya rechazado. Hay muchas personas que no han tenido jamás la oportunidad de oir las verdades especiales para nuestros tiempos. La obligación de observar el cuarto mandamiento no les ha sido jamás presentada bajo su verdadera luz. Aquél que lee todos los corazones y prueba todos los motivos no dejará que nadie que desee conocer la verdad sea engañado en cuanto al resultado final de la controversia. El decreto no será impuesto estando el pueblo a ciegas. Cada cual tendrá la luz necesaria para tomar una decisión consciente." (El Conflicto de los Siglos, pág. 600-601).

Lamentablemente, demasiada gente cederá bajo la presión de las autoridades y recibirán la marca de la bestia; parcialmente por temor de perder su trabajo y quedar sin el sustento diario. Pero un discípulo verdadero de Cristo tendrá suficiente confianza en que Dios le ayudará durante esta última crisis _ también en este área existencial.

¿Què Autoridad Escogerás?

En este pequeño folleto se te està presentando la posibilidad de escoger entre dos autoridades a seguir: Jesús que ha instituido el sábado, o el poder papal que promulga el domingo como el día santificado. En este contexto queremos hacer una pequeña aclaración. Jesús participó en la creación, y la Bíblia dice que "Todas las cosas por él fueron hechas." (Jn. 1. 1-3 + 14). Él participó en instituir el sábado, y la Bíblia dice que Jesús es el Señor del sábado. (Mr. 2. 28). Por consiguiente, si alguien podría cambiar el día de descanso, sería Jesucristo. Pero ¿puédes encontrar una palabra de la boca de Jesús que diga que debemos dejar de guardar el sábado y comenzar a guardar el domingo como día de descanso? Hemos leído anteriormente las palabras de Jesús que "ni una jota ni una tilde pasarán de la ley". Además, la Bíblia dice que...

"Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos." (He. 13. 8).

Esto nos demuestra que los mandamientos de Dios siguen vigentes, también el mandamiento del día de descanso.

La pregunta será entonces: ¿A qué autoridad debemos obedecer? ¿Aquella que está detrás del mandamiento de los hombres y del domingo como día de descanso, o a Dios y Su día de descanso?

La Bíblia dice que ésta pregunta surgirá claramente en el tiempo final: Si adoras a la bestia y recibes su marca = el día de descanso del poder papal, el domingo, o si quieres adorar a Dios y obedecerle a El, guardando su sábado. (Ap. 13. 15-17 y Ap. 9-12). Todos tomarán su decisión cuando el asunto haya sido aclarado. Este folleto tiene la meta de ayudarte a tomar esta decisiòn, pero deberìas leer más sobre esto en el libro "El Conflicto de los Siglos" o en el folleto "Liberty in Danger!" El sábado será por lo tanto la gran prueba de lealtad, el objeto especial de la controversia. Cuando el mundo se enfrente a la prueba decisiva, se creará una frontera entre los que sirven a Dios y los que no lo hacen. La celebración del sábado falso _ según las leyes del país, pero contra el cuarto mandamiento _ será una declaración de lealtad al poder opuesto a Dios, mientras que guardar el sábado verdadero en obediencia a los mandamientos de Dios, será una declaración pública de lealtad hacia el Creador. Mientras que un grupo acepta la señal de fieldad a los poderes terrestres, y por lo tanto recibe la "marca de la bestia", el otro grupo escoge la marca de la autoridad de Dios y recibe de esta manera el "sello de Dios".

El Sello de Dios en la Frente

Aunque el sello físico de Dios está en el mandamiento del día de descanso y Dios dice que el sábado será una señal entre El y Su pueblo, (Eze. 20. 12+20), entendemos que el sello que los hijos de Dios recibirán en su frente justamente antes que la lucha en la tierra haya terminado, será de un carácter especial. Este "sello" se otorgará a los creyentes que sobrevivan y ganen en la lucha contra la "marca de la bestia".

El "sello de Dios" es una señal de aprobación de Dios hacia sus hijos. La Bíblia dice que los que se convierten y creen en Jesús, tienen la promesa del Espíritu Santo como un sello. El creyente tiene el Espíritu Santo como un sello en su vida todo el tiempo que quedará al lado de Cristo haciendo Su voluntad. (Ef. 1. 13 y Ap. 5. 32).

Pero ahora veremos como el ángel de Dios pone el sello justamente antes que vuelva Jesús. La Bíblia dice que el ángel de Dios pondrá el "sello de Dios" en la frente de los que gimen y claman a causa de las abominaciones practicadas entre los que confiesan ser líderes espirituales del pueblo de Dios. El sello de Dios en la frente es una marca que solo ángeles pueden ver, pero no los ojos humanos. (Eze. 9. 4-6). El "sello de Dios" en la frente, es una fortificación intelectual y espiritual en la verdad, para que los hijos de Dios no se dejen mover de ella. (Ap. 14. 1-6).

Los que no confían en su propia fuerza, pero que se humillan frente a Dios, y viven de acuerdo con Su voluntad mediante el poder innato del Espíritu Santo, recibirán el sello celestiál y se prepararán para recibir el "sello de Dios". Cuando el sello esté puesto en sus frentes, su carácter continuará siendo puro y sin mancha por toda la eternidad. Por esta razón el "sello de Dios", o la señal de aprobación, será dada a los que tienen el Espíritu de Dios y estos serán fortalecidos en el Espíritu para que nada les pueda mover de la verdad. Entonces nadie podrá destruirlos cuando caigan las plagas, y estarán calificados para estar con Jesús cuando El venga para llevarse a los suyos.

La Bíblia revela entonces que la "marca de la bestia" será impuesta antes de que termine el tiempo de gracia y antes del regreso de Jesús. (Ap. 13. 11-16). Por lo tanto leemos que: "los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia, y su imágen, y su marca, y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios." (Ap. 15. 2).

Juan vió también a los que habían obtenido la victoria sobre la "marca de la bestia", ante el trono de Jesús en el cielo (Ap. 4. 2 y Ap. 7. 9). ERAN VICTORIOSOS. Habían participado en una lucha. Los salvos que vivirán cuando Jesús vuelva, habrán pasado por lo tanto por la gran prueba de la "marca de la bestia".

El "sello de Dios" o la "marca de la bestia", esto será la última gran prueba que decidirá nuestro destino eterno. Esta es la prueba que los siervos de Dios tendrán que haber soportado antes de recibir "Su sello". Todos los que obedecen a Dios guardando Su ley y rechazando el sábado falso, se unirán bajo la bandera de Dios y recibirán el "sello de Dios". El que retrocede de la verdad, que tiene origen divino, y acepta el descanso dominical, recibirá la "marca de la bestia".

Ahora ha llegado el tiempo para prepararse. El "sello de Dios" nunca será puesto en la frente de un hombre impuro. Nunca será puesto en la frente de un ser humano que es ambicioso y ama al mundo. Jamás será puesto en personas que tengan lenguas mentirosas o corazones traidores. Todos que reciban el "Sello de Dios" tienen que ser sin mancha y sin defecto ante Dios _ como aquellos que han tenido el cielo como su meta.

Un Movimiento Dominical ha Comenzado

Un "movimiento dominical" ha comenzado en todo el mundo. El Papa Juan Pablo II, trata de imponer el domingo como día de descanso. Grandes organizaciones religiosas como "La Coalición Cristiana" dicen que la gente debe volver a los diez mandamientos de Dios. En la Unión Europea los protestantes y los católicos tratan de encontrar puntos en los cuales pueden estar de acuerdo, y el domingo como día de descanso es un tal punto de entendimiento. En Europa "la alianza ecuménica CEC" conectará las comunidades religiosas según el modelo católico, y el domingo estará enfocado como el día común de descanso.

Cuando Harald V fue coronado como Rey de Noruega, quiso que la ceremonia de bendición fuera durante el domingo para fortalecer al domingo como el día de descanso. Obispos y sacerdotes anhelan una celebración renovada del domingo. Algunos quieren una acción popular para defender el día de descanso, mientras que otros quieren que se paguen penalidades por romper la paz del día feriado. Vemos también como obispos y sacerdotes se juntan con organizaciones laborales, movimientos ambientales y diversos ramos de la industria para proteger el domingo y hacerlo un "día especial". Sus motivos pueden ser buenos, y básicamente es saludable que desean dar un mejor contenido al día de descanso. Necesitamos reducir el estrés, descansar y tener una renovación espiritual y física, pero si los cristianos profesos quieren fortalecer el día de descanso, este día debe ser el día que el Creador santificó y bendijo, el sábado, el séptimo día de la semana de la Bíblia. Además, no es justo que algunos estén presionados a guardar el día de descanso que deciden las autoridades. Guardar el día de descanso tiene que ser un acto voluntario, y no obligatorio. Pero la Bíblia dice que esta libertad de conciencia desafortunadamente será eliminada cuando se trata de este punto. Ya están preparando una tal restricción religiosa.

La Marca de la Bestia Vendrá Pronto

Inicialmente, la "marca de la bestia" será introducida cuando el domingo como el día de descanso sea impuesto por fuerza o por decreto, probablemente en un futuro muy cercano.

Sin embargo, ahora que tienes conocimiento de esta falsificación hecha con el día del Señor, debes tomar tu decisión, en lo posible hoy mismo.

Es crucial ponerse plenamente al lado de Jesús ahora, también en esta cuestión, de modo que tengamos el Espíritu Santo como fuente de poder en las decisiones y pruebas que tendremos por delante.

Un Resto Aguantará, Ellos Guardarán los Mandamientos de Dios y Tendrán la Fe de Jesús

La Bíblia describe a aquellos que no cederán por el día falso de descanso hecho por los hombres, de esta manera:

"Aquí está la paciencia de los santos; aquí están los que guardan los mandamientos de Dios, y la fe de Jesús." (Ap. 14.12).

Por lo tanto, debemos conocer mejor los mandamientos de Dios y la fe que Jesús tenía.

La Bíblia nos clarifica que habrá una tremenda lucha espiritual en el último tiempo, justamente antes de la venida de Jesús. Los que no quieren recibir la marca de la bestia serán presionados de diferentes maneras. Está escrito que ellos no podrán comprar ni vender, y que habrá órdenes de matarlos. (Ap. 13. 15-16). Todo el mundo se asombrará y seguirá al poder papal ("la bestia"), pero el "remanente fiel" de los siervos de Dios, no cederá por las presiones. La Bíblia dice que no se han contaminado con otras mujeres (congregaciones, 2 Co. 11. 2), porque son como vírgenes. En otras palabras, no aceptan el "vino intoxicante de Babilonia", sino proclaman "los tres mensajes angelicales" con gran voz y revelan el carácter de Dios en sus vidas. No dejan que sus "egos" les dominen, sino que siguen el camino de Dios, guiados por el Espíritu Santo. Acerca de ellos se dice:

"Estos son los que siguen al Cordero por donde quiera que fuere... Y en sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios." (Ap. 14. 1-5).

Ellos han dedicado sus vidas a Cristo y han recibido el Espíritu Santo como fuente de poder en sus vidas para poder vivir justos para con Dios y los hombres.

Se dice que son "sin tacha". Lo mismo se decía de los corderos que fueron ofrecidos según el pacto antiguo. Ellos señalaban hacia Jesucristo que también era sin tacha. Del mismo modo, podrémos nosotros, guiados por el Espíritu Santo, revelar el carácter de Cristo en nuestras vidas, de modo que no pequemos. No debe haber ninguna equivocación aquí. A esto podemos llegar, no por nuestro propio poder, sino por el poder de Dios que entra en nosotros y nos ayuda a seguir Su voluntad. (1 Pedro 1. 14-16 y Fil. 2. 12-13). Por lo tanto, la Biblia te hace este desafío: Si te sientes indigno frente a Dios o tienes miedo a causa del futuro, debes saber que el Espíritu Santo te llama ahora, para que vengas a Jesús con tu carga de pecados. Deja todos tus pecados a los pies de Jesús en oración, de modo que El pueda expiarlos. Entonces, Su justicia será la tuya. Al mismo tiempo debemos orar para recibir el poder del Espíritu Santo, para poder continuar nuestra caminata con Cristo, de modo que podamos vivir justos en todo. Con la gracia de Dios estarémos listos cuando El regrese pronto para llevarse a los suyos.

La Marca de la Bestia

Como el poder papal corresponde a las características de la "bestia", la "imagen de la bestia" tiene que ser una imitación de este sistema.

La "imagen de la bestia" significa una forma de protestantismo apóstata que surge cuando las comunidades religiosas protestantes busquen el apoyo del estado para imponer sus normas al pueblo.

En Europa, muchos países tienen una iglesia estatal. El estado y la iglesia trabajan juntos. La iglesia recibe la ayuda del estado para realizar su misión. Esto se parece al sistema católico. En la oscura "Edad Media" tenemos un buen ejemplo de cómo la Iglesia Católica usaba su poder torturando los creyentes de otra fe. La Biblia dice que el mismo abuso de poder volverá a surgir en el tiempo final. (Ap. 13. 11-18). Ya que los Estados Unidos de América no tienen un sistema de iglesia estatal en su constitución, uno no se puede imaginar que este país será aquel que introducirá una imagen del gobierno del poder papal, pero la Biblia dice claramente que es justamente esto lo que pasará. Usarán el estado para introducir una legislación religiosa, especialmente con respecto a la observación del domingo como día de descanso.

Pero, tal vez dices que, los Estados Unidos son un país con "libertad religiosa". Si, la Biblia lo caracteriza también como un cordero, con dos cuernos pero hablando como un dragón. EEUU se parecía en el comienzo de su historia a un cordero, un país de libertad religiosa. Los cuernos del cordero representan juventud, inocencia y apacibilidad _ rasgos típicos de los Estados Unidos, cuando el país empezó a tomar forma a fines de los años 1700. Protestantismo y gobierno republicano eran los principios básicos. La libertad religiosa era asegurada, de modo que cada uno tenía el derecho de venerar a Dios según su propia conciencia. Sin embargo, la Biblia reconoce también, que la situación cambiará, de modo que el país hablará como un dragón. Una nación habla a través de su legislación y sistema de cortes.

Muchos han descubierto que el Congreso de los EEUU ya ha comenzado a aprobar leyes que conciernen a la religión, por ejemplo: HR 2431, que da poderes a una oficina nueva con el propósito de vigilar sobre grupos religiosos en todo el mundo. Los que se dedican a la persecución religiosa deben ser castigados. Esta "oficina especial" definirá lo que es persecución religiosa. ¿Será este folleto considerado como persecución de la Iglesia Católica?

La "constitución norteamericana" menciona que no harán leyes que tengan que ver con religión. Aquí se dice por ejemplo: "El Congreso no debe aprobar leyes respecto a la introducción de religión o prohibir la libre práctica de religión." Solamente con una indiferencia evidente a estas garantías de la libertad de la nación, pueden las autoridades dar órdenes de índole religioso. Esto es lo que está pasando, y vendrá aún más. Si, la Biblia dice que los EEUU (la segunda bestia) utilizaràn toda la autoridad que tiene el poder papal (la primera bestia), en presencia de ella. Introducirán la "marca de la bestia". Ya están en vías de realizarlo.

EEUU Lidera en la Introducción de Observancia Forzada del Domingo

Será una sorpresa para la mayoría que serán justamente los EEUU que tomarán el liderazgo en introducir la "marca de la bestia" (observancia forzada del domingo como día de descanso), y después otros países seguirán. Los que resistirán contra estos poderes gigantescos (el protestantismo apóstata y el catolicismo) y no recibirán la "marca de la bestia", serán señalados como rebeldes culpables de todas las catástrofes y accidentes y como los que disturban la paz mundial. La Biblia dice que finalmente se extenderán órdenes para aniquilarlos. (Ap. 13. 11-16). Será en esta situación que Jesucristo, el Salvador, volverá para liberar a su pueblo. (Lea más sobre "la bestia semejante a un cordero" en el libro "El Conflicto de los Siglos", págs. 339 _343)

Un Castigo Horrible

La Biblia deja bien claro que todos los que reciban la "marca de la bestia" tendrán un castigo terrible. Además dice claramente que los que reciban la "marca de la bestia", sufrirán tremendas angustias durante "las 7 plagas postreras" que llegarán una vez que haya terminado el tiempo de gracia. (Ap. 15. 5-8). La Palabra de Dios lo dice así:

"Oì una gran voz del templo, que decía a los siete ángeles: Id y derramad las siete copas de la ira de Dios sobre la tierra. Y fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra; y vino una plaga mala y dañosa sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y sobre los que adoraban su imagen." (Ap. 16. 1-2).

Las siguientes seis plagas, que son las copas de la ira de Dios, llegarán también a los que han recibido la "marca de la bestia", mientras que los hijos de Dios escaparán de ellas. (Ap. 16. 1-21). Hoy, estamos todos afectados por los poderes destructivos del diablo, pero los hijos de Dios que han recibido la señal de Su aprobación, es decir, el "sello de Dios", no estarán afectados por las "siete postreras plagas", justamente como los Israelitas de antaño no sufrieron ningún mal bajo las últimas siete plagas antes de salir de Egipto. (Éxo. 8. 22).

El último y peor castigo para los que hayan recibido la "marca de la bestia" será cuando Satanás y los que están a su lado, serán finalmente destruidos con fuego y azufre. La Biblia lo describe así:

"Mas a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y los hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda." (Ap. 21. 8).

Los que han resistido a Dios, serán juzgados según sus obras y serán quemados como paja. Serán destruidos. (Ap. 20. 11-15 y Mal. 4. 1).Esto será la aniquilación final de la maldad y de aquellos que se han puesto del lado de Satanás. Después, Dios hará un nuevo cielo y una nueva tierra donde reinará la justicia. Entonces, el círculo será cerrado. Dios habrá recreado el Paraíso, un nuevo Edén, donde no exista más el pecado y donde los hombres nuevamente puedan estar frente a frente con su Dios, poseyendo un cuerpo de gloria. (1 Co. 15. 50-54).

Esto es algo por lo cual vale la pena mirar hacia el futuro, y las dificultades aquí no son de gran importancia comparadas con la gloria que espera a los salvados. Oremos para que el Espíritu Santo nos ayude a alcanzar la meta, ya que todas las evidencias actuales nos indican que este tiempo no está muy lejos.

Primero, los Salvados irán al Cielo

Cuando Jesús vuelva, los salvados serán levantados en el aire y llevados al cielo. La Biblia lo describe así:

Por lo cual, os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no seremos delanteros a los que durmieron. Porque el mismo Señor con voz de mando, con voz de Arcángel y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero; Luego nosotros, los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor." (1 Ts. 4. 15-17).

Los salvados serán levantados juntos en el aire para encontrar se con el Señor.

Jesús no bajará a la tierra entonces, pero los salvados serán levantados en el aire. Irán al cielo. (Ap. 15. 2).

La Biblia dice que los salvados quedarán 1000 años en el cielo. (Ap. 20. 4-5). Será un tiempo maravilloso junto con Jesús, nuestro Salvador y con los salvados, pero también un tiempo de tristeza. La Biblia revela que los salvados pronunciarán sentencia. Verán que los perdidos habrán recibido una sentencia justa y que Dios es justo.

Después de los 1000 años los impíos se levantarán de sus tumbas y recibirán su sentencia final. Serán echados en el mar de fuego, como ya hemos descrito.

(Estudie la línea de tiempo.)



1) Gods seal: Rev. 7. 2-4; Rev. 14. 1-5; Ex. 20. 8-11; Ez. 9. 4
2. The mark of the beast: Rev. 13 (espec. v. 16-17); Deut. 6. 6-8; Rev. 15. 2; 20. 4; Rev. 16. 2
3. End of probation: Rev. 15. 8; Rev. 22. 11
4. 7 last plagues: Rev. 15. 2 - 16. 21
5. Jesus 2nd coming: Acts. 1. 9-11; Rev. 1. 7; Rev. 14.14; Mt. 24. 27+30-31
6. 1. Thess. 4. 15-18; 1. Cor. 15. 51-55; Jn. 5. 28-29
7. The saved are with Jesus in Heaven: Jn. 14. 1-3; Rev. 20. 4+6; Rev. 15. 2-4; Rev. 7. 9-17
8. The 1000 years: Rev. 20. 2-7
9. The ungodly die on the second coming of Jesus: Rev. 6. 15-17; Rev. 20. 5a
10. Satan and his angles are bound to the deserted earth for 1000 years: Rev. 20. 1-3; Jer. 4. 23-26
11. The new Jerusalem decends: Zec. 14. 3-9; Rev. 21. 2+10
12. Sea of fire. Satan and evil destroyed for ever: Rev. 20. 7-9; Rev. 20. 13-15; Rev. 21. 8; Mal. 4. 1-4; Is. 5. 24
13. The 2nd resurrection: Jn. 5. 28-29; Rev. 20. 5a
14. The new earth: Rev. 21. 1-5; Rev. 22. 1-5


Dios está al Mando

Aunque parezca que los gobernantes del mundo hoy tienen la ventaja, es en realidad Dios que está al mando. El intervendrá a su debido tiempo para liberar a Su pueblo y para llevarlos adonde El está _ al cielo. (Jn. 14. 1-3). Y por lo tanto la Biblia describe el resultado final de la lucha así:

"Vi tambièn como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca, y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos." (Ap. 15. 2,3).

Ap. 17.14 nos informa quien ganará. Serà "la bestia" (el poder papal) y sus aliados o "el Cordero" (Cristo) y los que están de Su lado. La conclusión se describe así:

"Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque el es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles." (Ap. 17. 14).

Es Cristo y los que están a Su lado que obtendrán la victoria en la lucha que enfrentaremos. Los fieles quieren tener la fe de Jesús. Por su amor a Dios y con la ayuda del Espíritu Santo ellos también anhelan guardar Sus mandamientos, no a la fuerza sino voluntariamente y con alegría. La Biblia lo dice de la siguiente manera:

"En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. Porque este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos." (1 Jn. 5. 2-3).

¿Con Quién Irás?

Los tres ángeles que proclaman "los tres mensajes angelicales" representan a los hombres que han consagrado sus vidas a Cristo. Proclamarán "los tres mensajes angelicales" a alta voz. Será una voz poderosa y clara, porque el Espíritu Santo estará con ellos. ¿No quieres tú también venir con nosotros para proclamar "los tres mensajes angelicales?» El tiempo ha llegado para tomar la decisión ahora. Si te sientes atado por Satanás y las cadenas del liderazgo de poder, ruega a Dios en el cielo por su poder para liberarte. La Biblia nos hace esta exhortación:

¿"No es màs bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompais todo yugo?» (Isa. 58. 6).

Que tú y yo roguémos por Su poder para liberarnos de las cargas que los hombres ponen sobre nuestras espaldas y que son contrarios al Verbo de Dios y a los principios de la Biblia. Tratan de atarnos con miles de reglas hechas por los hombres, de modo que no podamos ser libres en el Señor, pero la verdadera libertad se obtiene cuando empezamos a colaborar con los poderes celestiales, para poder romper la carga de pecados. Recordemos nuevamente las palabras alentadoras de la Biblia:

"Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres." (Jn. 8. 36), y "Donde hay el Espíritu del Señor, allí hay libertad." (2. Co. 3.17)

Como vivimos en un período final con el tiempo de gracia casi terminado, sería natural que el pueblo de Dios se comprometa lo máximo posible por salvar almas entrampadas por las garras de Satanás y para que abran sus ojos al mensaje de salvación. Pero la Biblia llama la congregación del tiempo final "Laodicea". (Ap. 3. 14-22). Laodicea se caracteriza por insipidez y tibieza. La mayoría de aquellos que confiesan creer en los tres mensajes angélicales son confesores tibios que tienen nombre pero ningún ardor por llevar el mensaje a otros. No son fríos ni calientes. No toman una decisión definida, y al mismo tiempo se felicitan de que no necesitan nada. No tienen voluntad para morir al "yo". Creen que son ricos y que no les falta nada (en un sentido espiritual), pero son pobres, ciegos y desnudos. No pueden verse como realmente son. ¿Estámos nosotros, tu y yo, en este estado tibio?

¡Pero agradezcamos a Dios! El nos ofrece un escape de esta situación desesperante. El viene con un llamado sincero y cariñoso para que nos convirtamos y recibamos su ungüento para los ojos. Este ungüento es lo que dice la Palabra de Dios a nuestra conciencia a través del Espíritu Santo. Al "untar"nuestros ojos con este ungüento podemos tener la perspicacia para resistir a los ataques astutos de Satanás, descubrir y tener aversión al pecado _ y ver la verdad y obedecerla. Cuando esta conversión haya tenido lugar, Dios podrá usarnos nuevamente, y seremos testigos poderosos de Dios en esta obra final.

Esperamos que dedicarás tu vida al servicio de Dios y participarás en la predicación de los "tres mensajes angelicales" en tu vida, como en tu enseñanza. Esto es el último mensaje de gracia y de advertencia a un mundo caído, y es una gran responsabilidad la que tenemos todos los que nos llamamos hijos de Dios. Debemos entender que estamos llegando al fin de la historia de este mundo. Cuando haya terminado el tiempo de gracia y Jesús vuelva, no habrán más oportunidades. Es ahora, que tenemos que contestar afirmativamente al llamado del Espíritu Santo a nuestro corazón y a nuestra mente.

Deseamos que muchas personas, y en lo posible todos los que lean este texto, sientan el llamado y empiezen a transmitir el mensaje de los tres ángeles, como un privilegio muy especial. La cosecha está madura, pero los obreros son pocos, y Dios usará aquellos que dedicarán su vida a El.

¡Que tu y yo nos encontremos entre ellos!

 

Haz clic aquí para suscribirte a estudiandoapocalipsis
Haz clic para suscribirte a estudiandoapocalipsis

Pagina principal | Firma el Libro de Visitas

Counter