EL Poder del Evangelio.

"Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Porque en el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Más el justo por la fe vivirá (1:16,17)

 

NO ME AVERGÜENZO.

¿Que quiso decir el apóstol con esta expresión? En muchos ambiente hoy es muy popular ser cristiano; es algo honroso. No era así en el siglo primero de la era cristiana. El cristianismo era visto con desdén tanto por los judíos y los gentiles, debido a que se había originado entre gente de escasos recursos culturales y económicos. Y giraba en torno a la experiencia de un líder religioso que había sido crucificado, pero que sus seguidores insistían en que estaba vivo.

La cruz, no debemos olvidar, era un instrumento de tortura, el más horrible de todos, reservados sólo para los peores criminales que no gozaban de la ciudadanía romana.

 

EL EVANGELIO

El Evangelio es el anuncio de que Dios, a un precio infinito, canceló nuestra deuda y nos reconcilió otra vez con él por medio de nuestro Señor Jesucristo. Por eso la vida eterna es una dádiva, un regalo inmerecido.

 

PODER DE Dios.

Lo que Pablo quiere decir en el texto que nos ocupa, es que  el Evangelio no es algo pasivo, una idea para ser discutida, sino que es un poder explosivo, que se origina fuera del hombre y puede cambiarlo por dentro; es un poder capaz de transformar a un altanero fariseos en un cristiano humilde, amante y servicial.

 

Para SALVACIÓN.

La misión de Cristo es traer salvación. Su nombre fue anunciado como Jesús, "porque el salvar a su pueblo de sus pecados" (Mateo 1: 21). Pero, ¿qué implica este concepto, salvación? La salvación del pecado involucra tres momentos diferentes. Tiene que ver con el pasado, con el presente y con el futuro. En primer lugar, resuelve un problema del pasado, de la culpabilidad y de la pena  del pecado. "La paga del pecado es muerte..." (6: 23), y siendo que "todos pecado y están destituido de la gloria de Dios" (3: 23) fuera del plan elaborado por el cielo no habría esperanza para nadie.

 

A TODO AQUEL QUE CREE.

¿Cómo recibe el hombre el don de la vida eterna, esa "dádiva de Dios?"(6:23). Por fe, es para el que cree. No es para el que obra: no se la puede ganar y merecer. Ha sido provista. Ni siquiera es para el que obedece, porque la obediencia misma es el resultados de creer, es el fruto de la fe. Es para quién pone su fe en los méritos sacrosantos del Señor Jesús y se olvida de sí mismo.

 

LA JUSTICIA DE DIOS.

La justicia de Dios revela lo que todo ser humano necesita y no puede conseguir, a menos que le sea dado. Es una justicia divina, es la justicia de Dios. El Evangelio revela la justicia de Dios, que es "acerca de su Hijo" (1:3). ¿Cómo proveyó Jesús esta justicia? Por medio de su obediencia perfecta a la ley de Dios durante cada día que estuvo aquí en la tierra, incluyendo el ultimo día, cuando entregó su vida.

 

POR FE Y PARA FE.

Esta expresión ha sido entendida de varias maneras diferente. Algunos la han interpretado como el avance de un grado de fe a otro, o como el equivalente de "solamente por fe." Unos ven que la expresión enfatiza el origen de la fe, que es Dios.

Otros la entienden como que está expresando que la justicia de Dios se puede recibir sólo por fe y traducirían la expresión "por fe de principio a fin."

 

MÁS EL JUSTO por la Fe Vivirá.

Pablo está citando Habacuc 2:4, donde el profeta había dicho que el justo sería preservado por su fidelidad. Pero es posible que aquí, aunque cita la palabra del profeta, las entiende teológicamente pero con un giro un poco diferente. El contexto es claro: la preocupación de Pablo en estos versículos no es cómo vive el justo, sino más bien como llega a ser un justo el pecador. Su énfasis es como el hombre, que es un pecador, puede beneficiarse con la justicia de Dios, cómo puede llegar a ser justo. Y es por fe solamente; por fe de principio a fin. Por lo tanto, " el justo por la fe, vivirá."

 

Página principal.

e-mail del autor del libro.