APOCALIPSIS CAPITULO TRES

APOCALIPSIS 3:1-6

LA IGLESIA DE SARDIS

Hoy damos inicio al estudio del capítulo tres.  La iglesia de Sardis es la que en cabeza este capítulo.  Sardis es ubicada entre los años 1517 a 1800.  Es la iglesia que surge después de la reforma protestante.  Mientras Satanás trataba de borrar el verdadero cristianismo, el Señor preparaba al mundo para un gran despertar religioso. El nombre de Sardis significa “lo que queda”, un remanente.  Es la iglesia que permanece después de muchos años de lucha entre reformadores y la iglesia dominante.  Debemos recordar que antes de 1517, existía una sola iglesia organizada, llamada la iglesia católica, apostólica y romana, que enseñaba que fuera de ella no había salvación.

EL QUE TIENE LOS 7 ESPIRITUS DE DIOS (v. 1)“Los siete espíritus de Dios”.  Según Apocalipsis 1:4 y  4:5, son siete lámparas y de acuerdo Apocalipsis 5:6 y Zacarías 4:10, son los siete ojos de Dios que recorren la tierra.  Dios vigila y observa los acontecimientos y los cambios políticos sobre la tierra.   “Siete estrellas”.  Son los ángeles de las siete iglesias (Ap 1:20).  Jesús sigue cuidando a sus mensajeros que proclaman la verdad de su Palabra. “Que tienes nombre de que vives, pero estás muerto”.   Alguien una vez escribió: “no son muertos los que en dulce calma la paz disfrutan de la tumba fría, muertos son los que tienen muerta el alma y viven todavía”.

El problema de Sardis no parece ser doctrinal o de persecución religiosa.  A partir del año 1517, surge el gran movimiento de la reforma protestante en Europa.  El héroe de ella es Martín Lutero.  Quien traduce la Biblia del griego al alemán.  Su tema por excelencia y que encendió la chispa protestante fue la justificación por la fe (Ro 1:17).  En Inglaterra surge el movimiento Metodista, encabezado por Juan Wesley por el año de 1729.  Su tema preferido fue también la salvación por la fe. El presbiterianismo puede ser atribuido al reformador génoves, Calvino por el año de 1536. Los bautistas surgen también en el siglo XVI, proclamando la justificación por la fe, la autoridad de las Escrituras y el bautismo por inmersión. A partir del año 1517 podemos decir, que los mayores grupos protestante salieron a la luz pública.  Luteranos, anglicanos, presbiterianos, bautistas y metodistas. Precursores de la reforma son: Juan Wycleff por el año de 1380, Juan Hus 1415, Zunglio, etc.

 SÉ VIGILANTE Y REANIMA LO QUE QUEDA (v. 2-3) “Sé vigilante, y reanima lo que queda y está por morir”.  Dios amonesta a esta iglesia  a la vigilancia.  La reforma trajo como resultado libertad religiosa.  Se acaba la persecución papal, las iglesias protestantes crecen y se organizan.  Estas instituciones desarrollan y definen sus propios credos religiosos, crean sus propios manuales de doctrina y de ética, dando como resultado el abandono del estudio de las Escrituras. Muchas de estas iglesias quedan protegidas por el estado, adquiriendo así poder político y económico.  Sin embargo, por los siglos XVII y XVIII, surge en Europa el racionalismo y el impacto de grandes descubrimientos científicos, que pretender borrar a Dios.  A esto se puede añadir más tarde, la teoría de la evolución que viene con Darwin en el siglo XIX. Con el tiempo Sardis es una iglesia que vive del pasado.  De allí que el Señor está preocupado por esta situación y la amonesta a velar.  Es una amonestación semejante a la que encontramos en Mateo 24:42. “Si no velas vendré como ladrón”.  Por primera vez en las siete iglesias se habla sobre la segunda venida de Cristo.  Un mensaje no enfatizado en ninguna de las iglesias anteriores, pero sí en esta iglesia y en la de Filadelfia.  Jesús despertaría a la iglesia con esa noticia: vendré como ladrón (Ver Mt 24:42-51). Notemos que en Apocalipsis 3:11, el mensaje es: “Yo vengo pronto”.  Parte del mensaje de Sardis era, preparar el ambiente y el corazón de los adoradores para la proclamación de esta importante doctrina (Ap 1:7).

ANDARAN VESTIDAS DE BLANCO PORQUE SON DIGNAS (v. 4-6) “Andarán conmigo vestidas de blanco”.  El gran tema de la reforma, la justificación por la fe.  El hombre no es justo en sí mismo, es declarado justo por la sangre de Cristo.  El manto de color blanco representa la vida y la muerte de Cristo (Ap 7:9,13-14, 1:5).  Aparentemente muchos entendieron el mensaje de la justificación por la fe y no se mancharon con el mensaje de la justificación por las obras que Roma predicaba. “El que venza, será vestido de ropa blanca”.  La promesa es la vestidura blanca de la justicia de Cristo. “No borraré su nombre del libro de la vida y confesaré su nombre ante mi padre y ante sus ángeles”.  El libro de la vida registra los nombres de aquellos que aceptan la justicia de Cristo (Ap 20:15, 21:27, Dan 12:1).  Jesús es nuestro abogado delante del Padre, su defensa nos otorgará un lugar en el cielo (Mt 10:32). La justicia de Cristo es la garantía para la redención del pecador.

 

APOCALIPSIS 3:6-13

LA IGLESIA DE FILADELFIA

La iglesia de Filadelfia es la iglesia que sigue después de la reforma protestante.  Su período puede ser ubicado entre los años 1517 a 1900.  Su nombre significa “amor fraternal”.  Proviene de la palabra griega “fileo”. 

EL QUE TIENE LA LLAVE DE DAVID (v. 7) “Esto dice el Santo, el Verdadero”.  Jesús aplica estos títulos así mismo.  Son títulos que se aplican únicamente a Dios y son usados en algunas ocasiones, cuando Dios está en su templo (Is 6, Ap 4).  Cuando Dios jura algo, Él es veraz en cumplirlo (Ap 21:5, 19:9,11). “El que tiene la llave de David”.  En el mensaje a Filadelfia se emplea la expresión de abrir y cerrar.  En Isaías 22:22, aparece una expresión semejante, al entregársele una llave a un individuo para que entre y se encargue de Jerusalén.  Llave es símbolo de autoridad (Ap 1:18).  Jesús tiene las llaves del sepulcro y de la muerte.  Jesús es el único que puede desatar o abrir los sellos (Ap 5).  A la iglesia se le dieron las llaves para atar y desatar (Mt 16:19).  Jesús tiene la llave de David.  Él es de la Raíz de David (5:5).  Él tiene autoridad real.  El también es rey (1:5).  La autoridad de Jesús es suprema, porque cuando él abre ninguno puede cerrar y si cierra nadie puede abrir.  Todo depende de lo que él decida.  En el contexto de Apocalipsis, la revelación de la profecía es un acto voluntario de Dios.  Es una revelación, no es un libro cerrado.

HE ABIERTO DELANTE DE TI UNA PUERTA (v.8-9) “He abierto ante ti una puerta”.  En este caso en particular, Jesús determinó abrir una puerta que nadie puede cerrar.  La razón por la cual ésta puerta es abierta para los miembros de Filadelfia, es porque ellos han guardado su Palabra y no han negado su nombre. Aparentemente, Jesús tiene más luz para ser revelada a los miembros de ésta iglesia.  En Apocalipsis 4:1 Juan ve una puerta abierta en los cielos.  Al penetrar más allá de la puerta, Juan observa al Padre y luego al Hijo (Ap 4-5).  En Apocalipsis 11:19, el santuario de Dios queda abierto.  En Apocalipsis 3:12, por primera vez se usa la palabra santuario.  El libro de Hebreos describe la autoridad de Jesús como nuestro sumo Sacerdote (Heb 8:1, 10:19, 25).  La iglesia de Filadelfia recibe la verdad de la justificación a través de Jesús.  Esa revelación debía llegar al mundo y nadie la podía detener. “Yo te entrego de la sinagoga de Satanás”.  El período de Pérgamo, como en el de Tiatira, se menciona la “silla de Satanás” y a aquellos que conocen sus secretos.  En Filadelfia estos que se han profundizado en los secretos del mal, son desenmascarados.  Por siglos, Satanás oscureció la Palabra y la verdad del sacrificio de Cristo en nuestro favor, sustituyéndola con otros elementos de culto.

YO VENGO PRONTO (v. 10-13) “Yo también te guardaré de la hora de la prueba”.  Sin embargo, Satanás no iba a quedarse con los brazos cruzados ante esta puerta abierta.  La persecución vendría sobre todos aquellos que decidieran aceptar esta nueva luz, de Jesús en el verdadero santuario. “Yo vengo pronto”.  Es el mensaje central del libro (1:7).  La segunda venida de Cristo es la mayor revelación de su gloria y de su majestad.  La iglesia cristiana tenía también que predicar este mensaje al mundo.  La evangelización global debía comenzar a enfatizarse nuevamente (Mt 28:18-20).  Jesús no podía venir antes de 1798.   Movimientos misioneros nacen con el propósito de alcanzar a los no cristianos: William Carey va la India en 1793.  Robert Morrison a la China en 1807, Robert Moffat al Africa en 1817, David Livingtone al Africa en 1841.  El comienzo de las sociedades bíblicas en 1804 y la sociedad bíblica americana en 1816.  Todo esto ocurrió después del descubrimiento de América y la llegada de los peregrinos en 1620.  El gran moviviento milerita 1844. “Retén lo que tienes, para que ninguno tome tú corona”.  Jesús invita a sus hijos a retener lo que han recibido La corona la recibirán cuando él venga. “Escribiré su nombre en la ciudad de mi Dios”.  En la promesa hecha a estos miembros, se anuncia el descenso de la nueva Jerusalén.  Una vez más enfatiza la cercanía de Jesús a la tierra.  El nuevo nombre fue prometido también a los miembros de la iglesia de Esmirna (2:17). Dios nos ayude a participar de la evangelización.  Como también de la presentación de Jesús como el Cordero que quita el pecado del mundo.