APOCALIPSIS CAPITULO 9:1-11

LA QUINTA TROMPETA

Con la trompeta número cuatro cerramos el capítulo ocho y abrimos el capítulo nueve, en donde se comenta la trompeta número cinco, que abarca los versículos del uno al once. Aunque el verso 13 está unido a la cuarta trompeta, en realidad es como un nexo para las siguientes, las cuales son anunciadas con tres ayes. Ya hemos dicho que la primera trompeta tiene que ver con la destrucción de Jerusalén y su templo en el año 70 D.C.  La segunda con la destrucción de Roma por el año 476 D.C.  La tercera con el origen del mal y la cuarta con el surgimiento y la caída del papado en el año 1798.

La quinta trompeta es introducida por el primer ay, anunciando que sus presagios no son buenos.  La tierra va a sufrir terriblemente cuando esta trompeta sea tocada,  especialmente sobre aquellos que han rechazado el evangelio puro y sin contaminación de Jesús.  Es un ay que va dirigido a los que han bebido de las aguas contaminadas por la caída de la gran estrella.

UN BREVE COMENTARIO SOBRE LOS TRES AYES (8:13) “Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo”.  Un ángel más se une para proclamar las siguientes trompetas. “Ay, ay, ay”.  Tres ayes introducen el sonido de las próximas trompetas.  En Apocalipsis 12:12” Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar!, Porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Un ay sé pronuncia "contra los moradores de la tierra", específicamente porque Satanás está enojado al saber que le queda poco tiempo. Su tiempo está por acabarse, los 1260 años pasaron.  Además Jesús lo derrotó en la cruz del calvario.

Estos tres ayes anuncian juicio y destrucción sobre los moradores de la tierra.  Si uniéramos Apocalipsis 12:12 y Apocalipsis 8:13, es muy probable que ese poco tiempo sea el momento en el cual serán tocadas las trompetas cinco y seis.  No olvidemos que el capítulo doce del Apocalipsis hace referencia al período de los 1260 años (Ap. 12:6) y la séptima trompeta es la consumación del plan de la salvación. La destrucción de Babilonia espiritual está anunciada por dos ayes (Ap. 18: 10,19). Los tres ayes son una unidad.  El segundo anuncia la sexta trompeta.  Satanás sabe que le queda poco tiempo.  Él tiene que aprovechar cada oportunidad para prepararse para la batalla final.  De allí que las últimas trompetas están enfatizadas con ayes.

UNA ESTRELLA CAE DEL CIELO A LA TIERRA (v. 1a) “Vi una estrella que cayó del cielo”.  Ya hicimos referencia a la estrella caída en la tercera trompeta (Ap. 8:10).  En el capítulo 9, “estrella” es una referencia a la caída de Satanás y describe los efectos de esa caída a través de los siglos (Is 14:12-14). Apocalipsis 8:11, al mencionar la palabra "ajenjo", está describiendo su carácter, su filosofía.  Ajenjo es un símbolo de sus herejías y de sus mentiras (Jn 8:44).  En el verso 11 se le llama el ángel del abismo.  Se le agregan otros dos nombres: Abadón y Apolión, que significan, destructor y exterminador.  Por esa razón, hay un ay que encabeza esta trompeta. Las trompetas tres y cuatro están sin duda relacionadas con las trompetas cinco y seis, agregando éstas últimas efectos terribles de la acción de esta gran estrella caída.

EL POZO DEL ABISMO (v. 1b) “Del pozo del abismo”.  En Génesis 1:2 la referencia "sobre la faz del abismo", tiene que ver con la descripción del estado de la tierra antes de la creación.  La tierra estaba desordenada y vacía.  Era un caos total, no estaba apta para ser habitada. Jeremías 4:23-27, habla de la condición de la tierra durante el milenio, sobre la cual no habrá rastro de vida.  Es decir, será retornar como ésta estaba antes de la creación (Gen 1:2). En Apocalipsis 20:2-3 dice que Satanás será arrojado al abismo.  La tierra dejará de estar vacía cuando los impíos vuelvan temporalmente a la vida después de los mil años (Ap. 20:7).  Apocalipsis 20:3-4, 7-10 informa que el abismo es una referencia a la tierra en donde esta no reúne las condiciones apropiadas para la vida humana, ni tampoco para las plantas ni los animales. Basados en Apocalipsis 9:1 podríamos decir, que la expresión "abismo" es usada para referirse a un período en el cual aunque hay seres vivientes, las condiciones del planeta tierra se tornarán cada vez peores por un aumento en las enfermedades, crisis de todo tipo, la influencia de los demonios será cada vez más prominente, hasta que la tierra sea convertida en un real abismo, en donde Satanás reine y las condiciones normales para la vida hayan casi desaparecido. En la quinta trompeta a Satanás se le da autoridad.  Apocalipsis describe a la bestia subiendo del abismo para perseguir y matar (Ap. 11:7).   Esta bestia que sube de abismo, es un poder que surge de la tierra de donde toma el poder para destruir y perseguir a los dos testigos.  Abismo es usado en el capítulo11 para referirse a la tierra en la cual Satanás mora (Ap. 13:11,1,8), "sube de la tierra", del "mar" y los habitantes de las naciones lo apoyan y lo siguen. La bestia ha de surgir de nuevo.  Y una vez más subirá del abismo (Ap. 17:8).  Cuando lo haga volverá a perseguir y a matar (Ap. 13).  Satanás es el ángel del abismo (Ap. 9:11). 

Y SE LE DIO LA LLAVE DEL POZO DEL ABISMO (v. 1c) “Abrió el pozo del abismo”.  El verso dos informa que la llave que se le dio le permitió abrir el pozo del abismo y al hacerlo comienzan acciones contra los moradores de la tierra, con excepción de los que están sellados (v. 4).  “Llave”.  La palabra llave es usada en el Nuevo Testamento para referirse a la autoridad que es concedida a la iglesia (Mt 16:19). En Apocalipsis 1:8 se habla de las llaves que  Jesús posee sobre la muerte y el sepulcro, basándose en la autoridad que recibió del Padre en ocasión del día de su resurrección. Las llaves que Satanás recibe en esta trompeta son opuestas totalmente a lo que Dios desea para la humanidad, él recibe autorización para arrojar sobre la tierra todo tipo de herejías y de pestilencias, porque sabe que su tiempo es corto.

SIGNIFICADO DE POZO Y DE HOYO(v. 2a) La palabra hoyo o pozo en el Antiguo Testamento es usada para referirse al sepulcro, a un lugar de muerte y de tinieblas (Is 38:14, 14:19, Sal 28:1, 88:3-12). Satanás es el hombre fuerte de la casa (Mt 12:29), "el dios de este siglo" (1Co 4:4), su política es destrucción y muerte, pero Jesús vino de arriba, no de abajo y rompió las prisiones de la muerte sobre las cuales Satanás tenía aprisionados a los hijos de la promesa  (Heb 2:14).  Pozo o hoyo, es un sinónimo de abismo, un lugar en el cual Satanás mora (Jd 6)

SUBIO UNA HUMAREDA COMO HUMO (v. 2b) Aquí se describe más detalladamente lo que está dentro del pozo y al mismo tiempo lo que sale de el.  La oscuridad es parcial en la cuarta trompeta (Ap 8:12), en la quinta trompeta esta oscuridad es total, describiendo los efectos del dominio que la bestia volverá a tener cuando suba del abismo (Ap 17:8). El verso dos dice que el sol se oscureció (ver comentario de Apocalipsis 8:12), aquí se  vuelve a anunciarse juicios y pestilencias sobre la tierra.  El aire también es oscurecido, siendo esta una referencia a la atmósfera, a todo lo que se respira y se huele, todo estará contaminado por el poder de Satanás. Satanás es descrito como el príncipe de los poderes del aire (Ef 2:2). Sólo la gracia y la justicia de Dios nos protegerá de esos momentos de angustia (Dan 12:1).

Y DEL HUMO SALIERON LANGOSTAS SOBRE LA TIERRA (v. 3a) “Langostas”.  La trompeta cinco introduce los elementos de juicio que serán empleados para la destrucción, estos instrumentos se les llama langostas, por esa razón, es importante tratar de entender este simbolismo. Las langostas fueron animales literales empleados en la plaga número ocho de Egipto (Ex 10:12-19), como una continuación de la plaga siete. El libro del Éxodo nos cuenta que estas langostas fueron traídas contra Egipto por medio de un fuerte viento (Ex 10:13), la cantidad era tan grande que oscureció la tierra (Ex 10:14-15), para luego consumir todos los árboles, las plantas y toda la vegetación del país.  Estas dejaron literalmente a este país sin flora.  En esta plaga las langostas fueron instrumentos en las manos de Dios para castigar a los egipcios. También la expresión langostas fue usada por los espías que fueron a reconocer la tierra de Canaán, para comparar en tamaño y en fuerza a sus habitantes con respecto a ellos (Num 13:13).  En Isaías 40:22 a los seres humanos se les compara con langostas. En Jueces 6:1-5 los soldados de Madián, enemigos de Israel, son comparados a las langostas que destruían y empobrecían a Israel, aquí se las describe como innumerables y ejercieron su dominio por espacio de siete años.  En Joel 1:1,6, 2:1-2, una vez más a los enemigos de Israel se les compara a langostas.

¿ QUE PUDIERAN SER LAS LANGOSTAS EN ESTA TROMPETA #5? En primer lugar, por las referencias del Antiguo Testamento, las langostas están relacionadas con animales literales que destruyen la vegetación, para lograrlo se agrupan por cantidades enormes. En segundo lugar, ellas fueron usadas como un símbolo de los enemigos del pueblo de Israel, para ilustrar la acción destructora de estas naciones en contra del pueblo de Dios. De manera que Juan al tomar este término de langosta, ha de haber tenido en mente este significado para referirse a los enemigos de Dios que desean destruir y matar a la iglesia previo a la segunda venida de Cristo.  Así que no debiéramos tomar esta expresión  literalmente. En la quinta trompeta pudieran representar a los enemigos de Dios, sólo que no pueden tocar a los que el Señor ha sellado, paradójicamente su acción es en contra de sus propios seguidores (Ap 9:4). Por el contexto del contenido de esta trompeta nos adelantamos a decir que las langostas son una referencia a ángeles caídos, a demonios que tienen como su rey a Satanás, el ángel del abismo.  Las langostas por naturaleza no tienen rey, pero en este caso, contra su naturaleza, tienen uno (Prov. 20:27, (Ap 9:11).  Estos demonios se pueden contar por millones (Ap 12:4; 5:11, 9:16).

SE LES DIO PODER COMO DE ESCORPIONES(v. 3b) “Escorpiones”.  Seguidamente Juan da algunas características de estos demonios y el papel que han de desempeñar en contra de sus propios seguidores. A estas langostas se les ha dado el poder no sólo de destruir como es su naturaleza, sino que su capacidad para hacerlo está súper aumentada.  Los escorpiones se caracterizan por su poder de picar, de inyectar su veneno adormecedor que afecta el sistema nervioso.  Esto es para enfatizar la ira de estos demonios, de allí el ay. Los escorpiones fueron animales venenosos que molestaron a los israelitas en su peregrinar por el desierto (Dt 8:15), como también lo fueron las serpientes venenosas. Roboan empleó la expresión escorpiones como referencia a su gobierno opresor (1Rey 12:11, 2Cro 10:11). Jesús promete proteger a sus discípulos en contra de los escorpiones, una expresión usada para los demonios.

LAS LANGOSTAS ERAN SEMEJANTES A CABALLOS(vv. 7-11) Seguidamente Juan al contemplar semejante visión hace uso de muchos símiles y metáforas para tratar que entendamos lo que él desea describir, por esa razón, él emplea mucho las palabras "como y "semejante". “Semejantes a caballos".  En Apocalipsis 6:3-8 los caballos son empleados como medio de transporte para causar destrucción y muerte contra la iglesia del Señor.  Aquí es en sentido contrario, su acción es en contra de los infieles, porque Dios ha decidido proteger a los suyos.  Estos son agentes que reciben órdenes de su rey (9:11).  "Sobre sus cabezas tenían como coronas  de oro".  La corona es símbolo de autoridad, o de victoria (Ap 4:10), en este caso, por el hecho que Dios les ha dado autoridad (Ap 9:3), tienen algo sobre sus cabezas que parecen coronas. "Sus caras como caras de hombre".  Apocalipsis 4:7  habla del tercer ser viviente que tiene cara como de hombre.  Juan las describe con fuertes alas (Ap 9:9).  ,Apocalipsis 4:8 habla de seres vivientes también con alas.  Los cuatro seres vivientes de Apocalipsis 4 son ángeles, de manera que por estos detalles, el capítulo nueve lo que está describiendo Juan son ángeles, pero caídos.  "Tenían cabello como cabello de mujer".  Sin lugar a dudas la expresión mujer no es una referencia a la iglesia pura, cuyos miembros están protegidos por verdaderos ángeles.  Esta pudiera ser una referencia para describir la acción de estos demonios cuyo blanco es destruir y matar.  En Apocalipsis representa las fuerzas demoníacas que serán utilizadas si fuera posible en contra de los hijos de Dios. "Dientes como dientes de León".  Una expresión muy conocida (2P 5:8, Joel 1:6).  Estos pasajes describen la acción devoradora y destructora.  Por eso el nombre del rey de estos demonios se llama Apolión y Abadón.  Esto describe el tipo de control que ejerce Satanás.  Juan observa que estos demonios están bien organizado por Satanás.  “El ruido de sus alas”.  El ruido que causan sus alas son como carros tirados por muchos caballos que corren para la guerra. Además están bién protegidos contra cualquier ataque con corazas como de hierro.  Por todos estos detalles, concluimos que las langostas son una referencia a demonios, a ángeles caídos, que decidieron seguir a su caudillo cuando éste se rebeló (Ap 12, 9"11).

SE LES DIJO QUE NO DAÑARAN LA HIERBA DE LA TIERRA(vv. 4-6)  “Que no dañasen a la hierba de la tierra”.  Su poder está limitado por Dios, su acción destructora no debe abarcar la hierba de la tierra, ninguna cosa verde, ni ningún árbol, sino sólo a los que no tienen el sello de Dios en sus frentes. Esto nos hace recordar las plagas de Egipto que no tocaron a los hijos de Dios en el pasado. Ya hemos entendido que hierva y árboles son una referencia a seres humanos (ver comentario sobre Apocalipsis 8:7).  De todas maneras el mismo contexto del verso 4 lo dice, los hombres sobre los cuáles estos demonios pueden ejercer su poder es sobre los no sellados.  Juan observa que estas langostas actúan contrario a su naturaleza, ellas deben  devorar la vegetación como árboles y plantas, pero aquí su blanco son seres humanos. Los versículos cinco y seis informan que el poder que ellos reciben no es para matar, sino para atormentar a los seguidores de estos demonios.  Su tormento es como la picadura de un escorpión como cuando hiere a un hombre.  En esos días cuando el tiempo llegue y Satanás ejerza más autoridad, "los hombres desearán morir, pero la muerte huirá de ellos". Lo que aquí se describe es la angustia, el terror, la ansiedad de aquellos que han decidido ser seguidores de Satanás en los últimos días, que por su pecaminosidad serán blancos de terribles enfermedades y azotes como consecuencia de sus propias decisiones. El verso 6 describe la desdicha y el vacío de aquellos hombres sin Dios y sin esperanza.

SI NO PARA ATORMENTARLOS POR CINCO MESES (vv. 5b, 10b) “Cinco meses”.  Es muy importante observar que la acción de estas langostas esta restringida no sólo en lo que pueden hacer, sino también en el tiempo que disponen para hacerlo. Los versos 5 y 10 hablan de un período de cinco meses.  Es uno de los pocos períodos de tiempo mencionados en el libro de Apocalipsis en el cual se le da a Satanás la llaves del abismo, para luego quitárselas (Ap 20:1-3).   Este período de cinco meses no esta fácil para determinar y por esa razón no podemos ser muy dogmáticos en nuestra conclusión. Algunos lo aplican al período que generalmente viven las langostas, que dicen ser cinco meses.  Sin embargo, como el lenguaje es simbólico y es aplicado a los demonios y a su tiempo que tienen para atormentar a los hombres que no tienen el sello de Dios, no debemos aplicarlo literalmente. Recientes estudios indican que dependiendo de la comida, las langostas pueden vivir de uno a dos meses.  En un laboratorio hasta un año.  Esto también hace que no pueda ser aplicado literalmente a langostas literales. Si tomáramos la aplicación profética, es decir día por año, eso equivaldría a 5X30= 150 días o años. Es interesante hacer notar que las aguas del diluvio permanecieron sobre la superficie de la tierra por espacio de 150 días causando destrucción y muerte a los hombres y a todo ser viviente (Gen 7:4).  De manera que las dos únicas referencias que tenemos sobre un período de 150 días, es en ocasión del diluvio y aquí en la trompeta cinco. Otro período de tiempo dado en el libro de Apocalipsis en el cual a Satanás se le permite obrar, son 1260 años que abarcan del año 538 al año 1798 DC.

EL SELLO DE DIOS EN SUS FRENTES (v. 4b) El verso cuatro da una información muy valiosa, habla que la acción de las langostas comienza cuando ya se ha sellado a los hijos de Dios, es decir, hay una separación entre los que tienen el sello de Dios y la marca de la bestia. Nosotros podemos encontrar en el Nuevo Testamento dos tipos de sellamiento: uno que se refiere a la obra del Espíritu Santo en el momento que la persona acepta a Jesús (Ef 1:13, 2Co 1:22).  Pablo agrega que el cristiano es sellado para disfrutar luego de la redención. El otro tipo de sellamiento que aparece especialmente en Apocalipsis 7, tiene que ver con la decisión de la corte celestial de sellar a aquellos que han de pasar por el tiempo de angustia (Dan 12:1, Ap 7:13-14). En conclusión diríamos que las langostas entran en acción cuando la herida de muerte sea completamente curada y Satanás ejerza un poder casi absoluto sobre la tierra por espacio de cinco meses. Sin embargo, en medio de una época en la cual nos tacará vivir rodeados por demonios, hay una hermosa promesa hacia el futuro que nos espera, la que nos asegura que los que han aceptado a Jesús no pueden ser atormentados por estas langostas. En Números 22:12 se nos dice que contra Israel "no hay agüero".  En Lucas 10:19 se nos es dado el poder de pisar sobre serpientes y escorpiones. Otros versículos con promesas similares lo son: (Sal 91, Mt 16:18, Ap 1:18, 1Co 15:55-56).  

APOCALIPSIS 9:13-21: LA SEXTA TROMPETA

Estudiemos el Apocalipsis

Home page

 

 

Suscríbete a estudiandoapocalipsis
Fortificado con mx.groups.yahoo.comYahoo! Grupos